Por una Ley Nacional de expropiación de fábricas recuperadas Imprimir
Escrito por El Militante   
Sábado 18 de Diciembre de 2004 00:00
Los obreros de Zanón llevan 3 años de una lucha ejemplar exigiendo la estatización de la fábrica, bajo el control de los trabajadores, que ocuparon y pusieron a producir tras la decisión de los antiguos dueños de cerrarla. En este tiempo, multiplicaron la producción de productos cerámicos, los trabajadores ocupados pasaron de 260 a 450 y reciben un salario igual para todos y superior al fijado por el convenio.

Entrevistamos a Raul Godoy, de Zanón

Los obreros de Zanón llevan 3 años de una lucha ejemplar exigiendo la estatización de la fábrica, bajo el control de los trabajadores, que ocuparon y pusieron a producir tras la decisión de los antiguos dueños de cerrarla. En este tiempo, multiplicaron la producción de productos cerámicos, los trabajadores ocupados pasaron de 260 a 450 y reciben un salario igual para todos y superior al fijado por el convenio.

Junto al sindicato ceramista de Neuquén organizaron un acampe de 8 días frente al Congreso de la nación (desde el 19 al 27 de noviembre) con el objetivo de exigir una Ley Nacional de expropiación de fábricas recuperadas bajo el control de los trabajadores, el reconocimiento de la cooperativa Fasinpat (fábrica sin patrones), formada por los propios obreros de Zanón, para que transitoriamente asuma la gestión y administración de la fábrica hasta que se haga efectiva la estatización de la misma bajo control obrero. Publicamos aquí un extracto de una entrevista que hicimos al compañero Raúl Godoy y que podés leer completa en nuestra página web.

El Militante.-¿Después de tres años de toma de fábrica qué balance hacen ustedes de la lucha que están llevando a cabo?

Raul Godoy -Mirá, que la solución definitiva a los problemas la tienen los trabajadores. Que con organización y con lucha los trabajadores de forma independiente podemos llevar esto adelante hasta el final. Este es el primer balance que puedo hacer. Después, que la pelea es dura, es grande, que no depende sólo de los obreros de Zanón sino que depende del conjunto de los trabajadores y, bueno, también del pueblo que ha venido apoyando, y que gracias a eso está Zanón de pie. Por la decisión firme de los compañeros, de los obreros de Zanón, pero con el apoyo enorme de los distintos movimientos de desocupados, de los compañeros de lucha, del conjunto de la comunidad.

Hoy iniciamos una etapa distinta que es nacionalizar nuestro conflicto de una manera mucho más fuerte. Hemos participado en muchas movilizaciones y movidas acá nacionalmente, pero ahora nos parece que tenemos que ir a fondo porque allá, con el Gobierno de Neuquén, ya tenemos clara cuál es la solución que proponen, que es la represión y el desalojo. Por eso ahora estamos exigiendo también a la Cámara de Diputados y al gobierno nacional una respuesta concreta, estamos planteando el tema de la expropiación definitiva de esta fábrica por ley y también tomando el reclamo de compañeros de otras fábricas la expropiación definitiva de todas estas fábricas tomadas por sus trabajadores y su puesta en funcionamiento al servicio de la comunidad. Ese es nuestro proyecto, esa es la propuesta que estamos haciendo hoy y, bueno, es la pelea que abrimos hoy acá en Buenos Aires de forma más fuerte.