Inicio Argentina Fábricas ocupadas Manifiesto del Frente revolucionario de trabajadores de empresas ocupadas y en cogestión

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Manifiesto del Frente revolucionario de trabajadores de empresas ocupadas y en cogestión PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Frente de trabajadores de empresas ocupadas y en cogestión   
Domingo 05 de Marzo de 2006 00:00
El futuro de la Revolución bolivariana pasa por el socialismo a través de la expropiación de la industria básica venezolana y la banca, bajo el control de los trabajadores junto a las comunidades.

Construyamos Unidades de batalla electoral y por el socialismo para ganar la segunda batalla de Santa Inés al imperialismo y a la contrarrevolución.

El futuro de la Revolución bolivariana pasa por el socialismo a través de la expropiación de la industria básica venezolana y la banca, bajo el control de los trabajadores junto a las comunidades.

1) El Frente de empresas ocupadas y en cogestión declara como su principal objetivo la extensión del proceso de expropiación y nacionalización de la industria venezolana y la puesta bajo control de los trabajadores de la misma. Su propósito es desarrollar el proceso que comenzó en 2005 con la expropiación de Venepal por el presidente de la República y extenderlo al resto de la industria venezolana para llevar a la práctica el socialismo en la patria de Bolívar.

2) El Presidente Chávez señaló en julio de 2005 que en la nación había más de 800 empresas cerradas y 1100 infrautilizadas y que estaban sujetas a ser expropiadas por el gobierno bolivariano si los capitalistas no las ponían a producir. Aunque algunas de estas fábricas han sido expropiadas, la mayor parte siguen en manos de los capitalistas siendo improductivas. Un hombre solo no puede impulsar una revolución. El presidente Chávez necesita la ayuda de la clase trabajadora para llevar a cabo la tarea de terminar con el capitalismo en Venezuela.

3) Sólo la clase trabajadora en coordinación con las comunidades, los campesinos y los sectores populares pueden hacer funcionar el aparato productivo venezolano. La burguesía, los capitalistas han demostrado desde hace décadas su incapacidad para hacer avanzar a la sociedad venezolana. Bajo el capitalismo es imposible cualquier desarrollo. Bajo el capitalismo sólo le espera al pueblo venezolano miseria, pobreza y opresión imperialista.

4) Varios peligros amenazan la revolución bolivariana. Estos peligros son los mismos que amenazan el proceso de cogestión y control obrero en las empresas. Es el peligro del burocratismo, la corrupción y la ineficacia. La clase trabajadora, como el conjunto del pueblo, no es responsable de estos males. Le vienen impuestos y provienen del aparato estatal que sigue siendo en su mayor parte heredado de la IV republica.

5) La única manera de terminar con el burocratismo es, tal como ha dicho el presidente Chávez, dar poder al pueblo. En el caso de las empresas en cogestión y tomadas por los trabajadores es darle el poder a los trabajadores. Es por ello necesario que la dirección de todas estas empresas, incluida su junta directiva, sea elegida mayoritariamente por la asamblea de trabajadores.

6) Los intereses de los trabajadores de las empresas tomadas y en cogestión no son diferentes de los intereses del resto de la clase obrera y del pueblo venezolano. El movimiento obrero venezolano debe estar mejor organizado para poder avanzar al socialismo, socializando los medios de producción y poniéndolos bajo el control de los trabajadores y las comunidades, para que todos juntos planifiquemos la economía de la nación democráticamente. Por ello impulsamos este Frente de empresas bajo el control de los trabajadores. Para ello es fundamental que la clase obrera esté mejor organizada, por ello desde este frente hacemos un llamado a organizarnos para impulsar el sindicalismo revolucionario y de clase en el seno de la UNT y que la central se transforme en un instrumento de lucha y de transformación social que necesita la clase trabajadora y el pueblo venezolano.

7) Instamos a la próxima dirección de la UNT, que salga del próximo congreso, a lanzar una campaña nacional organizada por estados, para la toma y ocupación de empresas por parte de los trabajadores en las próximas semanas, como tarea prioritaria tras el congreso de la UNT. Es necesario llevar a la práctica la propuesta del Presidente Chávez y esta debe ser una tarea prioritaria de la clase trabajadora. Los trabajadores de las empresas que conforman este frente se pondrán en primera línea de la batalla por la toma y la expropiación de empresas en coordinación con la UNT.

8) Por su parte desde ahora mismo el Frente plantea un plan de acción para acometer la toma de empresas a los capitalistas y hacer superar colectivamente los obstáculos a la cogestión y al control obrero que desde la burocracia estatal impide que en las empresas en cogestión se implemente un auténtico control obrero. Para ello conforma un Comité provisional del Frente de Empresas formado por los propios trabajadores cuyo fin es coordinar las fuerzas, unificar y extender la lucha de todas la empresas expropiadas, en cogestión o tomadas por sus trabajadores para luchar de un modo común contra los capitalistas y los burócratas, es decir contra la contrarrevolución y el imperialismo.

9) El frente de empresas controladas por los trabajadores se pone a la orden y considera como su tarea fundamental la reelección del presidente Chávez. Toma con las dos manos su llamado para luchar en la Segunda batalla de Santa Inés para la reelección del presidente Chávez. En esa batalla contra el imperialismo y la oligarquía la fuerza de la clase trabajadora debe emplearse en terminar con el sostén interior de las conspiraciones golpistas del imperialismo norteamericano, arrebatarle al imperialismo y la oligarquía el músculo económico, los beneficios, el dinero que significa que la industria básica y la banca estén en manos privadas. El imperialismo es la política de los capitalistas monopolistas, tanto extranjeros como de sus testaferros nacionales, para el dominio de Venezuela con el fin de saquear sus riquezas.

10) Para ello considera que es fundamental que en todos los centro de trabajo del país en todas las empresas se organicen Unidades de batalla electoral para derrotar al imperialismo y la reacción. Solo organizados como en la batalla de Santa Inés conseguiremos la mayoría necesaria para que el presidente Chávez sea reelegido con una mayoría aplastante. Al mismo tiempo estimamos que estas Unidades de Batalla no deben quedarse únicamente en el terreno electoral, deben servir para implementar el socialismo en Venezuela. Por ello al mismo tiempo que luchamos y nos organizamos para garantizar la reelección del Presidente es necesario organizarnos para frenar el sabotaje económico a la revolución y luchar por el socialismo. La única manera de frenar el sabotaje económico es que los trabajadores junto a las comunidades tomen bajo su control el aparato productivo del país como único medio de resolver nosotros mismo nuestros problemas. Por eso este Frente hace un llamamiento a formar, en todas las empresas, Unidades de batalla electoral y por el Socialismo, estas unidades deben conformarse sobre la base de delegados elegibles y revocables por los trabajadores y las comunidades y deben coordinarse en toda Venezuela. Como primer paso este Frente de empresas bajo control obrero se conforma también como Unidad de batalla electoral y por el Socialismo.

11) El frente se debe organizar democráticamente. Por ello se reunirá periódicamente cada mes con delegados elegidos por cada empresa. Estos delegados serán elegidos en asamblea de trabajadores en cada empresa y serán revocables en cualquier momento por la misma. El mismo elegirá el comité provisional del Frente que contará con representantes de todas las empresas para llevar a cabo la coordinación de la lucha y las tareas del frente. Este comité será revocable en cualquier momento por la asamblea de delegados.

12) Este frente hace un llamamiento a la participación de todos los trabajadores en el mismo y esta abierto a la participación de todos los sectores revolucionarios y bolivarianos de la clase trabajadora venezolana.