Inicio Argentina Derechos Humanos y Represión No a la represión de las protesta social. Libertad a los detenidos del FAR

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
No a la represión de las protesta social. Libertad a los detenidos del FAR PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por El Militante   
Lunes 01 de Junio de 2009 09:44
La clase dominante se prepara para un auge de la lucha de clases en nuestro país y está adiestrando su aparato represivo ante el recrudecimiento de la protesta social. Lo que pretenden es disciplinar a la clase obrera y demás sectores populares. Y en esto participan desde el gobierno nacional kirchnerista hasta la derecha de Macri en Capital.

La clase dominante se prepara para un auge de la lucha de clases en nuestro país y está adiestrando su aparato represivo ante el recrudecimiento de la protesta social. Lo que pretenden es disciplinar a la clase obrera y demás sectores populares. Y en esto participan desde el gobierno nacional kirchnerista hasta la derecha de Macri en Capital.

El 17 de mayo, una veintena de militantes del Frente Acción Revolucionaria que pretendía repartir volantes y mostrar pancartas de repudio al festejo del 61º aniversario de la creación del Estado de Israel, en un acto organizado por la Embajada de este país, recibieron una golpiza brutal por miembros de la seguridad de la embajada y la policía, y varios fueron detenidos, bajo la acusación de "antisemitas". Más tarde, la policía asaltó locales y comedores del grupo piquetero Movimiento Teresa Rodríguez, integrante del FAR, en Florencia Varela y Córdoba, deteniendo a personas enfermas y mayores sin vinculación con los hechos. Y de paso, la policía "plantó" algunas armas para criminalizarlos.

Aunque no compartimos las acciones individuales aisladas, que son fácilmente manipulables por la policía para criminalizar la protesta social, sino que defendemos la efectividad de las acciones de masas, nos solidarizamos con estos compañeros y exigimos su liberación inmediata e incondicional, y rechazamos la sucia campaña de mentiras y calumnias vertidas contra ellos por los gobiernos nacional y de la Capital, y por los medios burgueses.

El 18 de mayo, fue arrasada por orden del Gobierno de Macri una huerta popular, junto a las vías de TBA en Caballito, la Huerta Orgazmika. Al día siguiente, una protesta de los vecinos fue brutalmente reprimida y terminó con el asalto policial al Centro Cultural La Sala, con un saldo de 22 detenidos y 5 heridos.

El 20 de Mayo, en la ciudad de La Plata, trabajadores de ATE que reclamaban frente al Ministerio de Educación fueron reprimidos con gases y balas de goma, dejando 15 heridos. También, los trabajadores de SIDERAR en el edificio Catalinas de Techint, fueron brutalmente reprimidos cuando reclamaban el pago del premio que corresponde tras una ganancia extraordinaria de 1.300 millones de pesos en 2008. 

Un caso particularmente sangrante se dio en la población de Corcovado, en la provincia de Chubut, a fines de marzo pero que recién transcendió el mes de mayo, y fue la ocupación de esta población por la Gendarmería, para reprimir una protesta vecinal que dejó dos muertos, torturas, violaciones y un desaparecido.

El magnífico acto de protesta contra la política represiva de Macri el jueves 21 de mayo con 3.000 personas en el Obelisco, indica el camino a seguir para responder a esta oleada represiva.

Los sindicatos y las organizaciones populares y de izquierda deben dar una respuesta, organizando una campaña nacional contundente y de masas contra esta escalada represiva.