Inicio Argentina Derechos Humanos y Represión Condena a perpetua al genocida Menéndez

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Condena a perpetua al genocida Menéndez PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Colectivo Indymedia Córdoba   
Viernes 25 de Julio de 2008 06:37
Los genocidas se van a la cárcel de Bouwer 

Son casi las cinco de la tarde, la sala estalla de gente. Los únicos asientos vacíos son los de los genocidas, que por primera vez enfrentarán a la audiencia con su ingreso, ya que siempre esperaron de espaldas. Antes de escuchar el veredicto, ingresarán a la sala y deberán mirar a las caras de las madres cuyos hijos mataron, a los hijos cuyos madres y padres desaparecieron y a todos los familiares que vinieron a exigir justica. Entre algunas caras luchadoras vemos a ciertos oportunistas que en su momento compartieron palcos y se abrazaron con responsables y cómplices del genocidio, y que son hoy las autoridades que mantienen el sistema excluyente al que la dictadura allanó el camino para imponerse.

 

Los genocidas se van a la cárcel de Bouwer  

Son casi las cinco de la tarde, la sala estalla de gente. Los únicos asientos vacíos son los de los genocidas, que por primera vez enfrentarán a la audiencia con su ingreso, ya que siempre esperaron de espaldas. Antes de escuchar el veredicto, ingresarán a la sala y deberán mirar a las caras de las madres cuyos hijos mataron, a los hijos cuyos madres y padres desaparecieron y a todos los familiares que vinieron a exigir justica. Entre algunas caras luchadoras vemos a ciertos oportunistas que en su momento compartieron palcos y se abrazaron con responsables y cómplices del genocidio, y que son hoy las autoridades que mantienen el sistema excluyente al que la dictadura allanó el camino para imponerse. El sistema de la Tolerancia Cero de Schiaretti y su aliado y antecesor De la Sota, el sistema de la oligarquía sojera terrateniente que desaloja y condena a las familias campesinas, el sistema que persiguió, torturó y mató a quienes peleaban por el boleto estudiantil en la década de los 70, ese boleto que hoy no existe y que además aumenta con represión Giacomino y los concejales que se hacen llamar democráticos.

En la sala de audiencia los oportunistas ocupan el lugar de las luchadoras, mientras otras salas de tribunales se llenan de abuelas y madres de todo el país que vinieron a escuchar el fallo. Por lo que quienes estábamos en la sala de prensa tuvimos el privilegio de estar sentados en compañía de tales ejemplos de lucha.

Menéndez y Hermes Rodríguez son los primeros en acomodarse en el banquillo, de fondo se escucha en la calle el grito ¡asesinos!, es la exclamación de una sociedad presente que esta vez viene a exigir lo que tardo 32 años en llegar. Justicia.

El tribunal resolvió por unanimidad no hacer lugar al planteo de inconstitucionalidad de las penas ni a los planteos de nulidad expuesto tanto por la defensa oficial como la defensa técnica de Jorge Ezequiel Acosta.

La declaración del Juez de a poco iba tensionando el aire y el silencio entre palabra y palabra se extendía hasta el momento en que fue pronunciando el nombre de cada uno de los asesinos, sus cargos y penas:

Luciano Benjamín Menéndez - coautor mediato, penalmente responsable por privación ilegítima de la libertad, agravado por el uso de violencia y homicidio agravado por alevosía - prisión perpetua e inhabilitación absoluta, revocando la prisión domiciliaria y ordenando la inmediata detención en una unidad carcelaria del servicio penitenciario (Penal de Bouwer)

Hermes Oscar Rodríguez - coautor mediato, penalmente responsable por privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos, agravado por la condición de perseguido político de la víctima - Pena de 22 años de prisión. Se revoca la prisión domiciliaria y se ordena la inmediata detención y alojamiento en una cárcel común de Córdoba. (Penal de Bouwer)

Jorge Ezequiel Acosta - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos. - Pena de 22 años de prisión. Se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bouwer.

Luís Alberto Manzanelli - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos, y coautor de homicidio calificado por alevosía. - Prisión Perpetua. Se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bouwer.

Carlos Alberto Vega - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos. - 18 años de prisión. Se revoca la prisión domiciliaria y se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bower de Córdoba.

Carlos Alberto Díaz - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos, y coautor de homicidio calificado por alevosía. - Prisión Perpetua. . Se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bower de Córdoba. -

Oreste Valentín Padován - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos, y coautor de homicidio calificado por alevosía. - Prisión Perpetua. Se revoca la excarcelación y se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bower de Córdoba.

Ricardo Alberto Ramón Lardone - Coautor penalmente responsable por dominio de la acción de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos, y coautor de homicidio calificado por alevosía. - Prisión Perpetua. Se revoca la excarcelación y se ordena la inmediata detención y alojamiento en la cárcel de Bower de Córdoba.

Luego de la lectura, los abrazos, los festejos, las lágrimas y la convicción de que este es sólo un primer paso en el camino hacia la Justicia, ya que se espera antes de fin de año el inicio del juicio de los Penal San Martín los genocidas fueron trasladados a la cárcel de Bouwer, donde cumplirán desde hoy mismo su condena. Sólo un paso en el camino hacia la justicia, dijimos, porque sabemos que esta meta llegará no sólo con todos los genocidas y sus cómplices cumpliendo condenas, sino también cuando en la lucha conquistemos aquella sociedad por la que peleaban nuestros compañeros. Una sociedad en la que los Derechos Humanos sean respetados de manera integral y efectiva.