Ante el comienzo del juicio contra el genocida Héctor Febres Imprimir
Escrito por Justicia Ya   
Lunes 22 de Octubre de 2007 00:00
Se trata del primer juicio oral y público por los hechos ocurrido durante la dictadura militar en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), campo de concentración que constituye un paradigma del genocidio perpetrado en la Argentina durante la última dictadura militar por el que pasaron más de 5000 compañeros. A 13 meses de la desaparición de nuestro compañero Julio López, comenzó el juicio contra el prefecto genocida Héctor Febres en el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 5 de la Capital Federal.

Se trata del primer juicio oral y público por los hechos ocurrido durante la dictadura militar en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), campo de concentración que constituye un paradigma del genocidio perpetrado en la Argentina durante la última dictadura militar por el que pasaron más de 5000 compañeros.

La jornada comenzó con una conferencia de prensa convocada por el espacio JUSTICIA YA!. Las declaraciones fueron contundentes:

"En la primera causa contra la Armada Argentina comparece un tipo de la Prefectura. Este juicio es una vergüenza. Hoy, después de 20 años de haber efectuado la denuncia, se trae a juicio a un represor perteneciente a la Prefectura. Luego de cuatro años de anuladas las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, éste es el primero que llega a juicio por la causa ESMA acusado de cuatro casos. El quinto caso, el del dirigente Raimundo Villaflor- que fue asesinado en la tortura en la ESMA- y del que Febres, entre otros, es responsable, ha sido expresamente retirado de esta elevación para que no tenga una condena por homicidio. Se lo acusa de haberme aplicado tormentos pero no de haberme privado ilegalmente de la libertad. O sea, yo estaba libre y aparentemente venía Febres atrás mío y me torturaba”, sostuvo Carlos Lordkipanidse, querellante e integrante de la Asociación de Ex Detenidos- Desaparecidos (AEDD).

"Estamos acá para que nadie se olvide de que en la Argentina hay un testigo desaparecido y en esas mismas condiciones estamos empezando un nuevo juicio", sostuvo la abogada Myriam Bregman en relación al secuestro de Jorge Julio López hace ya trece meses.

LA AUDIENCIA

La audiencia comenzó cerca de las 10 y media de la mañana, con la lectura del requerimiento de elevación a juicio de la fiscalía.

El extensísimo escrito detallaba las atrocidades cometidas por el prefecto represor de la ESMA, brindando un amplio y completo panorama del plan sistemático de exterminio implementado en ese campo de concentración, mostrando el nivel de complejidad de la estructura represiva –de la cual Febres formó parte-, y explicando los fundamentos jurídicos de la Fiscalía.

Sin embargo, a la hora de la lectura de la imputación, nuevamente –y a pesar de conocer este escrito casi de memoria- volvimos a reafirmar nuestro rechazo a este tipo de juicios:

“A HÉCTOR ANTONIO FEBRES, imputo la comisión del delito de tormentos, agravado por ser las víctimas perseguidos políticos, reiterado en cuatro oportunidades, en calidad de coautor, respecto de los hechos perpetrados contra Alfredo Julio MARGARI, Carlos Gregorio LORDKIPANIDSE, Carlos Alberto GARCÍA y Josefa PRADA DE OLIVERI.

Un genocida, por sólo cuatro casos de los cientos de víctimas por los que debería ser juzgado, y sólo por tormentos! NO SE LE IMPUTAN LAS PRIVACIONES ILEGALES DE LA LIBERTAD

Por otra parte, con profundo dolor volvimos a vivir la exclusión del caso del compañero Raimundo Aníbal VILLAFLOR, que formaba parte inicialmente de esta elevación a juicio, pero que el TOF 5 consideró desechable.

Debemos recordar que Febres iba a ser imputado y enjuiciado por “la comisión del delito de tormentos, doblemente agravado por ser la víctima perseguido político y por haber resultado su muerte, en calidad de coautor, respecto de los hechos perpetrados contra Raimundo Aníbal VILLAFLOR”.

JUSTICIA YA! EXIGE CÁRCEL COMÚN PARA EL GENOCIDA

Una vez recomenzada la audiencia por la tarde, se dio lectura al auto de elevación a juicio, y posteriormente a ello, la querella unificada de JUSTICIA YA! -representada en este juicio por los abogados: Liliana Noemí Mazea (FIDELA); Myriam Bregman y Luis Bonomi (CeProdh); Elea Peliche (Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos); Guadalupe Godoy, Pedro Dinani y Sabrina Dentone (Liga Argentina por los Derechos del Hombre); Jorge Eduardo Cárdenas Candiotti (Instituto de Relaciones Ecuménicas); Claudia Ferrero (APEL); Liliana Molinari y Alberto Palacios (CODESEDH); y Leonardo Oscar Sinistri (Abogados laboralistas de izquierda)- realizó un planteo al Tribunal respecto del lugar de detención del genocida:

“Nuestro planteo tiene que ver con el lugar de detención del imputado. Es de interés de esta querella que se revoquen las condiciones especiales de detención que el imputado tiene. Sabemos que está detenido en la Delegación Zona Delta del Tigre de la Prefectura Naval, en la Provincia de Buenos Aires. Entendemos que los delitos de lesa humanidad que han sido ampliamente detallados en la lectura del requerimiento fiscal y del auto de elevación a juicio no pueden permitir que el imputado goce de semejante privilegio. Asimismo queremos destacar que nos preocupa la gravedad de la situación que estamos viviendo desde la desaparición de Jorge Julio López desde el día de la audiencia de los alegatos en el juicio contra Miguel Osvaldo Etchecolatz, situación de la que este Tribunal no se puede abstraer.

Es por eso que entendemos que el hecho de que el imputado esté entre sus pares, sus compañeros de Fuerza y gozando de privilegios, no puede ser aceptado y solicitamos se le revoquen esos beneficios y que el imputado quede detenido en una dependencia común con custodia del servicio penitenciario federal.”

ORAL Y ¿PÚBLICO?

Es imprescindible destacar que este juicio se lleva adelante en condiciones que atentan contra su carácter de público. Las audiencias se desarrollan en una sala con condiciones que resultan expulsivas y restrictivas a la participación y acceso por parte del público.

A pesar del expreso pedido de JUSTICIA YA! de permitir la transmisión en vivo de las audiencias, el Tribunal Oral Federal Nº 5 PROHIBE el ingreso a la sala a los medios de comunicación con cámaras filmadoras o fotográficas, impidiendo la difusión televisiva de las mismas, y restringiendo el acceso de miles de argentinos que, desde todo el país podrían seguir este juicio tal como lo hicieron con los juicios a los genocidas Miguel Osvaldo Etchecolatz y Cristian Federico Von Wernich.

Por otra parte, JUSTICIA YA! denunció también que las únicas cámaras autorizadas a filmar el juicio -y que así lo hicieron durante la primera audiencia- son de la Policía Federal. A pesar de los insistentes reclamos por modificar esta situación, el TOF 5 sigue manteniendo las restricciones para el desarrollo público de este juicio.

PROXIMA AUDIENCIA

La próxima audiencia se realizará el día martes 23 de octubre a partir de las 10 de la mañana. Brindarán testimonio Carlos Alberto GARCÍA, Alfredo Julio MARGARI, Josefa PRADA DE OLIVERI, y Carlos Gregorio LORDKIPANIDSE.

Prensa JUSTICIA YA! en Buenos Aires.

Contactos:

Carlos Lordkipanidse (AEDD, querellante): 15 3208 9786

Luis Bonomi (CeProDH, abogado de la querella): 15 5057 7942

Liliana Mazea (Fidela, abogada de la querella):15 5816 9178

Pedro Dinani (LADH, abogado de la querella): 15 6588 1616