Inicio América Latina Perú Perú después de las Jornadas de lucha del mes de julio

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Perú después de las Jornadas de lucha del mes de julio PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por PERU MILITANTE   
Jueves 09 de Agosto de 2007 00:00
Este año 2007, va a quedar grabado en la mente de los trabajadores y del pueblo peruano en su conjunto. Desde las grandes jornadas de lucha contra la dictadura de Fujimori, en el año 2000, no se había producido una explosión social como la vivida enestos últimos meses, especialmente en el mes de julio, teniendo como punto central el día 11 de ese mes.

¿Qué debe hacer nuestro Pueblo?

Este año 2007, va a quedar grabado en la mente de los trabajadores y del pueblo peruano en su conjunto. Desde las grandes jornadas de lucha contra la dictadura de Fujimori, en el año 2000, no se había producido una explosión social como la vivida en estos últimos meses, especialmente en el mes de julio, teniendo como punto central el día 11 de ese mes.

Desde los primeros meses de este segundo gobierno de Alan García Pérez (AGP), las masas no le han dado tregua y muy por el contrario antes de cumplir los 12 primeros meses en el gobierno, ya hay varios sectores de trabajadores que han comenzado a pedir su renuncia.

La suba de los precios en los artículos de primera necesidad, le ha hecho recordar al pueblo el primer gobierno de García (1985-90), el cual provocó una de las más grandes crisis económicas que ha tenido nuestro país. Los votos prestados que le dio la derecha para que ganara las elecciones AGP, en estos momentos no le están sirviendo de nada.

Sin embargo, como todo un experto enemigo de clase, AGP ha logrado detener y calmar momentáneamente las protestas a nivel nacional. El gobierno ha conseguido que algunas luchas importantes, como la Huelga del SUTEP, se suspendan o finalicen (aunque sea momentáneamente). En otros casos ha tenido que dar ciertas concesiones a las demandas de los pueblos, como en Andahuaylas y Arequipa, provocando en la práctica, un descenso en la combatividad de las masas. A pesar de todo esto el gobierno es conciente de que las protestas y movilizaciones, no tardarán en comenzar de nuevo, por eso es que no ha “bajado la guardia” con sus logros obtenidos y muy por el contrario se está preparando para imponer de manera contundente, sus medidas económicas contra al pueblo.

El gobierno sabe muy bien que estas “escapatorias” que ha logrado, son transitorias y por lo tanto prepara motores para enfrentar decididamente esta nueva etapa radical del movimiento popular. Podemos afirmar que estos “triunfos” del gobierno son sólo una batalla interrumpida, un proceso pendiente. Incluso podríamos dar una caracterización de balance a las jornadas de julio, en la cual determinaríamos que se ha producido un “empate” entre las clases sociales en contienda, lo cual ha llevado al pueblo a “dar” una tregua al gobierno.

Lo que tenemos que señalar cabalmente, es que estas Jornadas de Lucha, con su epicentro en el 11 de Julio, ha mostrado las debilidades de este gobierno y del propio estado peruano.

La unidad en las jornadas de lucha, de todos los sectores de clase trabajadora contra este gobierno capitalista-neoliberal, ha demostrado en la práctica que este estado capitalista no es invencible ni mucho menos todopoderoso como aparenta ser. A través de sus combates en las calles, el Pueblo unido y organizado, ha descubierto la gran fuerza que posee, comprendiendo con esta experiencia vivida, que si el pueblo decide de una vez por todas derrocar al gobierno de García Pérez, lo puede hacer, así como también puede derribar los planes que quiere ejecutar en contra nuestra el propio imperialismo norteamericano.

EL RÉGIMEN BURGUÉS ESTÁ ASUSTADO

A pesar de las indecisiones y la falta de claridad política de las direcciones sindicales (evidenciando la política de sus respectivas organizaciones de izquierda), el sistema político capitalista en nuestro país está asustado.

Es indudable que muchos de los dirigentes que hoy ocupan cargos claves en las organizaciones de los trabajadores, se han adaptado al sistema y están muy cómodos viviendo así, es por eso que no hacen ningún esfuerzo por tratar de reconquistar los derechos perdidos de los trabajadores. No profundizaremos en este documento sobre dicho tema, pero sí dejamos en claro que durante los últimos gobiernos en nuestro país, ha existido más de un dirigente sindical que ha corrido apurado para darle “respiración boca a boca” al gobierno de turno, cuando este ha estado “expirando” ante el avance de nuestro pueblo. Si no fuera por la “pasividad” de las actuales direcciones gremiales, las acciones de las masas ya hubieran derrotado al gobierno.

La derecha, asumiendo su propia posición de clase, analiza muy preocupadamente estos hechos y manifiesta resueltamente que se tiene que hacer algo. Por ejemplo, la editorial del diario conservador y de derecha El Comercio del día 22 de julio (así como el de la mayoría de periódicos limeños), hacen eje en la necesidad de imponer el orden y el respeto al principio burgués de la autoridad gubernamental.

Pedro Pablo Kucshynsky, agente del imperialismo norteamericano y ex Ministro de Economía de Toledo declara: “…Finalmente, debemos fortalecer nuestro sistema de inteligencia que quedó desarticulado después de los graves excesos al final del gobierno de Fujimori. El vicepresidente Giampietri conoce muy bien a sus ex colegas de inteligencia naval, la mayoría de los cuales están en el retiro pero podrían hacer un aporte valioso dentro de un sistema de inteligencia reconstruido. Hace varios años que el Perú es un colador: el agitador que quiere, entra y sale a su voluntad, trae el dinero que quiere por diversos medios -incluyendo valijas diplomáticas- y a menudo está amparado por la ley. Es hora de que las cosas cambien…”. Esto naturalmente es una señal de que la derecha, como clase social dominante, no se quedará con los brazos cruzados viendo como el pueblo avanza cada vez en sus jornadas de luchas.

LA CGTP

En este marco, si la CGTP y el SUTEP, hubieran convocado a las masas del 11 de Julio a organizar el Paro Nacional, el gobierno no hubiera salido envalentonado enjuiciando a todos los que han manifestado su rechazo a este gobierno en las jornadas de los últimos meses.

¿Con los 30 o 50 mil trabajadores y jóvenes presentes en la jornada y mitin del 11 de Julio, no se pudo organizar el Paro Nacional contra el régimen pro-imperialista de García Pérez? Claro que si! Las masas en ese instante agitaban por el Paro nacional para derrotar al gobierno aprista. Las masas solo necesitaban escuchar la decisión de los dirigentes para llevar a cabo las tareas de organizar un Paro Combativo y, si había condiciones, hasta una Huelga Nacional indefinida.

Algunos dirigentes sindicales, reiteradamente expresan que no hay condiciones para el Paro. Afirman que las masas no están organizadas ni preparadas. Nosotros consideramos que quienes no tienen condiciones ni están preparados para el Paro son ellos. Dice un dicho muy conocido “No hay peor ciego, que aquel que no quiere ver” y esto es muy cierto. Una mirada a la situación política nacional actual, comprueba que desde hace meses el factor social que caracteriza a nuestro país, no es el “orden” burgués, sino la inestabilidad política de este gobierno y, por consecuencia también, del sistema capitalista-neoliberal. Sin embargo, a pesar que no se ha realizado aún el Paro Nacional, estas nuevas Jornadas de Lucha (contra la suba del combustible, por atención al agro, por la educación pública y contra el neoliberalismo), han debilitado políticamente al gobierno, es por eso que ahora comienzan a mostrar su intolerancia y prepotencia.

Por un lado, se ha logrado en parte doblegar su política neoliberal al obtener la promesa de dirigir el dinero del Fondo de Compensación para rebajar los precios de los combustibles, trigo y fertilizantes. Igualmente, las movilizaciones de las masas también han obligado al gobierno a que establezca Comités de Alto nivel y que estos viajen a atender los reclamos de los pueblos demostrando la gran fuerza de las masas cuando están movilizadas. Se dice que el “Movimiento Popular es Movimiento, siempre y cuando no esté detenido”, una imponente verdad.

LA HUELGA DEL SUTEP

En el caso del SUTEP, la división implícita de las dos tendencias al interior del gremio magisterial hizo imposible una consistente unidad en la lucha, lo cual posibilitó que se quebrara la huelga. En la practica esto a favorecido políticamente al régimen aprista. La aprobación de la Ley de Carrera Pública Magisterial es una demostración de que actualmente el SUTEP, como gremio dividido, no representa una amenaza para el gobierno, lo cual lo envalentona para seguir en el camino de la Municipalización de la Educación.

En esta última Huelga, el papel jugado por ambas tendencias han sido marcadamente diferenciado. No ha sido lo mismo el Comité Ejecutivo Nacional del SUTEP, dirigido por Patria Roja (PR), que el “radical” Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución (CONARE) que preside Roberth Huaynalaya.

El CEN-SUTEP, dirigido por PR ha demostrado una vez más su inconsecuencia en la pelea contra el gobierno que ellos dicen “combatir”, además de eso también mostraron su torpeza política al no reconocer la Huelga Nacional del Magisterio iniciada por el CONARE el 18 de junio. Fue por presión de las bases, que convocaron a la Huelga para el 05 de julio y 15 días después la levantan sin consultar con el total de las bases del país, especialmente con las delegaciones de provincias que estaban en Lima desde el 18 de junio.

El CONARE, ganándole la iniciativa al CEN-SUTEP, comenzó la huelga el 18 de junio en cerca de 12 regiones y con el apoyo masivo de las bases Magisteriales de las provincias. La gran debilidad del CONARE fue la ciudad de Lima, en la cual de los aproximadamente 2000 maestros que lo acompañaban, el 90% eran de las provincias de: Ayacucho, Huancayo, Huancavelica, Satipo, etc., bases Magisteriales muy combativas y resueltas para la acción, pero justamente, por no contar con un gran apoyo del Magisterio en Lima, ese fue su “Talón de Aquiles”, por lo cual no pudieron continuar con la Huelga, cuando el CEN-SUTEP la levantó burocráticamente.

LA UNIDAD DEL SUTEP

Es un asunto casi frecuente en las organizaciones sindicales y políticas del país, el hecho de que cuando surgen tendencias al interior de estas, unos piden la “Unidad orgánica” mientras que los otros piden “la Unidad en la Lucha”, pero en la práctica, casi siempre, ninguna de las tendencias impulsa la unidad real. Esto se entiende solamente por el hecho de que ambas partes creen tener la potestad de ser los verdaderos defensores o representantes de su organización.

En el caso actual del SUTEP, las dos tendencias existentes pregonaban la unidad solamente en declaraciones a la prensa burguesa, es decir Unidad para la foto y la tribuna. Mientras el CEN excluía y desconocía públicamente al CONARE como representantes de varios sectores al interior del SUTEP, los del CONARE, siempre ahondaron más en su DESLINDE, que en la convergencia con el CEN. El hecho de que, por la presión de las bases, se hayan sentado en una misma mesa o marchado paralelamente en las calles, no significa que forjaron la unidad. De esta división política es que se ha valido la reacción para salir a la ofensiva y aprobar al “caballazo” la Ley de Carrera Pública Magisterial.

Como decimos en nuestro documento sobre la Situación Política en Perú “… ¿Cómo fue posible la aprobación, al caballazo, de LCPM? Indudablemente que la falta oportuna de unidad, al interior del SUTEP, fue la mejor ayuda que podían darle al gobierno Fuji-Alanista. Aunque en las últimas luchas, obligadamente se ha estado marchando unitariamente, esta forzada unidad llegó demasiado tarde…” (17-07-07). Esto lo manifestábamos también verbalmente en las movilizaciones, marchas y concentraciones en las que hemos participado junto a los maestros.

No obstante, como dijimos también en otro documento anterior, “…la única manera de concretizar una unidad real es convocando a una huelga de los dos grupos y se constituya un solo Comité Nacional Unificado de Huelga del SUTEP…” (08-Julio-2007).

LUCHA IDEOLÒGICA

Durante las Jornadas de Julio, el sistema político se vio incapaz de responder eficazmente a las explosiones sociales. Primero dijeron que es el chavismo. Luego, que son grupos radicales. El 12 de julio declararon que es la vieja izquierda marxista retrógrada y los comunistas. El premier “Picapiedra” Del Castillo, fue enfático en señalar que estos últimos son los que nunca deslindaron con Sendero Luminoso y que ahora están de nuevo con los mismos personajes radicales (en alusión al compañero Huaynalaya).

¿Qué refleja el gobierno con esto? ¿A qué responden todos estos calificativos? ¿Hay un Estado burgués fuerte? Claro que no. Es todo lo contrario. Es muy conocido que cuando “las reglas del juego democrático” no le funcionan a los gobiernos burgueses-capitalistas, y por lo tanto no pueden aplacar las luchas, Paros, Huelgas, etc., estos recurren a la represión. Pero cuando ven que ni la represión puede parar el auge del movimiento de masas, pues cambian de táctica y tratan de destruir ideológicamente a sus principales dirigentes.

Es por esta razón, que el gobierno aprista, obedeciendo los dictámenes de la derecha y el imperialismo, llevó a los dirigentes sindicales al campo de la lucha ideológica. Lamentablemente, ninguno de los dirigentes sindicales o de la izquierda, estuvo a la altura de las circunstancias para pronunciarse claramente.

Hasta el propio compañero Roberth Huaynalaya, cuando le realizaron una entrevista televisiva en el programa de Prensa Libre de la fujimorista asolapada Rosa Maria Palacios, no supo responder cuando esta le increpaba sus “simpatías pro-sendero” y de azuzar a las masas para generar bloqueos y el caos en el país. El compañero Huaynalya estuvo a la defensiva y no pudo explicar el origen del caos. Es decir; cuando era necesario y había la oportunidad de poner en practica la “combatividad y consecuencia” pregonados, simplemente no se hizo y se dejó pasar. Se podrán dar muchos argumentos para ocultar este error, pero lo real es que no se supo aprovechar esta ocasión valiosísima. La derecha, por intermedio de su periodista y abogada de narcotraficantes, salió fortalecida ideológicamente ante las masas. Esto lo decimos con mucha honestidad, sin titubeos ni vacilaciones, porque consideramos que el CONARE está jugando en estos momentos un rol significativo al igual que lo hizo el COMUL (*) en la década de los 70s. Es por eso que también afirmamos que es totalmente equivocado, para la lucha magisterial, el hacer afirmaciones triunfalistas. Esto último lo decimos por lo que se manifiesta en el volante del CONARE-Sute-Lima (**), cuando dicen que: “...los objetivos se han cumplido exitosamente ”, y mas adelante, refiriéndose a la Ley de Carrera Pública Magisterial, dicen: “Aunque finalmente lo hayan promulgado. Sin embargo nuestra resistencia heroica, en proceso de salida del repliegue del movimiento popular, no ha sido vana pues hemos logrado que todo el pueblo y la opinión publica rechace este engendro promulgado por ilegal e inconstitucional, con lo cual logramos hacerla abortar. ESTA LEY HA NACIDO MUERTA. No podrán implementarla fácilmente... más adelante en sintonía con el movimiento popular lograremos derogarla”. Estas afirmaciones, aunque traten de estimular y elevar el optimismo a los maestros, lo que conseguirá realmente es confundir y desorientar aquellos que hoy en día están luchando para que su gremio recupere las tradiciones de lucha consecuente.

El decir que:“...hemos logrado que todo el pueblo y la opinión pública rechace este engendro...”, es afirmar hechos que no se corresponden con la realidad. Si fuera cierto esto, entonces cómo se entiende que a pesar que “Todo el pueblo y la opinión pública” han rechazado esa Ley contra el magisterio y contra la gratuidad de la Educación, el gobierno lo haya aprobado tan rápida y fácilmente. Nosotros afirmamos que, justamente, una de las cosas por las cuales el Movimiento Magisterial no ha logrado obtener todavía un gran triunfo, es por que este gobierno aprista, anticipándose oportunamente al gremio magisterial, ha difundido muy bien sus engaños utilizando los medios de comunicación para influir en la opinión pública, logrando que la gran mayoría de la población en el país “Apoye” tergiversadamente la Ley de Carrera Pública Magisterial, la cual solamente lo perciben como: “LOS MAESTROS DEL SUTEP NO QUIEREN DAR EXAMEN”. Es por eso que el gobierno ha logrado que una buena parte de la opinión pública no apoya al magisterio en sus luchas. No asumir esta realidad es tratar de auto-engañarse, haciéndole un gran favor a este gobierno y al sistema en su conjunto. En razón de eso, es muy importante que se ejecute lo que se planteó en la Asamblea Nacional del CONARE del 20 de julio, es decir; que se organicen urgentemente los Comités en Defensa de la Educación Pública, donde se unan los maestros con los padres de familia y la población en su conjunto. Así de esa manera será posible que se haga realidad aquello de: “No podrán implementarla fácilmente...más adelante en sintonía con el movimiento popular lograremos derogarla”.

EL CAOS ES CULPA DE LA DERECHA Y DEL IMPERIALISMO

Lo que hay que decir claramente es que el caos que vive el Perú es responsabilidad exclusivamente de la oligarquía y el imperialismo. La discapacidad política de García Pérez y de la derecha, reflejan el callejón sin salida del capitalismo en Perú. Su dificultad para resolver las necesidades más elementales de la población como trabajo, viviendas dignas, educación, etc., son producto de su sistema decadente, que sólo beneficia a una minoría parásita, afectando facinerosamente a la mayoría trabajadora. Los capitalistas han arruinado el Perú y reducido a este país, potencialmente próspero, a la mendicidad. No es posible ningún progreso mientras la riqueza de la nación permanezca en manos de estos bandidos.

Entonces, la huelga y hasta el bloqueo de carreteras no es la causa del caos, sino un instrumento para superar y derrotar el caos capitalista. Estos métodos de lucha (a diferencia de las acciones armadas aisladas), tienen el objetivo de instituir en la sociedad UN NUEVO ORDEN. Es evidente que el nuevo orden social exigido por las masas sólo se puede conseguir a través de una ruptura radical y completa con el viejo régimen. Para llevar adelante esta ruptura es necesario organizar el Paro Nacional y la Huelga General indefinida.

¿POR QUÉ EL PARO O LA HUELGA y NO OTRAS “ACCIONES”?

Porque el Paro Nacional y la Huelga de Masas, permiten en la práctica unificar a todo el movimiento de los trabajadores, incluso a los obreros “independientes”. Este método influye para que los demás obreros no organizados comiencen a sindicalizarse y, sobre todo, a politizarse. El Paro Nacional (a diferencia de las acciones realizadas por organizaciones clandestinas insurgentes), fortalece la organización y la moral de los trabajadores, atrayendo como consecuencia a todo el Pueblo en su conjunto.

Cuando los trabajadores realizan un Paro o una Huelga para luchar por sus derechos, les da más confianza en su fuerza como clase social, demostrando contundentemente que es la clase obrera, los trabajadores y el pueblo pobre, el motor de la economía en el país, sin los cuales nada podría funcionar.

¿CÓMO REALIZAR UNA HUELGA EXITOSA?

Para realizar esta tarea, la clase obrera debe estar organizada. Debe implicar a cada capa de la clase, no sólo al proletariado industrial, textil, los mineros, los maestros, etc., sino también a los trabajadores de saco y corbata, los empleados de bancos, los funcionarios de las instituciones públicas y privadas. Así mismo, el llamamiento al Paro debe sacar a la lucha a las capas hasta ahora no organizadas sindicalmente: los desocupados, los pobres urbanos, las amas de casa, los vendedores ambulantes, los pequeños comerciantes, etc.

Para esta tarea titánica las estructuras tradicionales de la CGTP son insuficientes. Es necesario crear nuevas formas organizativas como los Comandos Unitarios de Lucha o las Asambleas Populares como en Ucayali, Cajamarca, -que sean lo suficientemente amplios y flexibles para atraer a las más amplias masas al movimiento popular. ¡Eso es lo que se debe hacer!

El nuevo orden social sólo se puede construir desde abajo. Su primera tarea es luchar contra el poder existente, enfrentarse a él luchando, derrotarlo y desarmarlo. Ese es el objetivo central, la tarea actual.

Para evitar los problemas surgidos en nuestra historia pasada, las Asambleas Populares deben organizarse y unirse a nivel local, distrital, regional y nacional. Su función inicial será la de organizar a las masas. Sus tareas más urgentes deben estar determinadas por las reivindicaciones inmediatas del movimiento popular: organizar y centralizar la lucha de las masas, como marchas, movilizaciones, manifestaciones, Paros, Huelgas, etc. Deben organizar unidades de autodefensa para mantener el orden y protegerse frente a las agresiones represivas del estado. Deben organizar la distribución de suministros a la población e impedir la especulación y el lucro. Deben controlar los precios y garantizar el funcionamiento de todos los servicios públicos.

PERSPECTIVAS

Como decimos en nuestro documento del 12 de julio, “…esta es la primera batalla contra la administración García…”. Estas Jornadas sólo son una pequeña muestra de la fuerza de las masas y sus métodos tradicionales de lucha como el Paro, las movilizaciones, Huelga indefinida, etc.

Pero nada de esto podrá resolver las demandas centrales de las masas como la no ejecución del TLC, privatización de la educación, un aumento de salarios significativo (2000 soles), estabilidad laboral, etc.

Hemos vivido unas jornadas de combate inspiradoras. En estas luchas de nuestro pueblo, las fuerzas, los métodos y las ideas de las organizaciones políticas se ponen a prueba. Nosotros, asumiendo las tradiciones de los maestros marxistas, a comienzos de año elaboramos un documento que titulamos: Perspectivas Políticas para el Perú (24-02-2007), el cual pueden leerlo visitando nuestra pagina web: http://peru.elmilitante.org, así podrán comprobar nuestros aciertos en el análisis político.

Modestamente, manifestamos nuestra opinión debido a que tenemos la autoridad ganada en la propia lucha, acompañando y compartiendo junto a los sectores de trabajadores que han estado en la primera línea de combate. Nuestra intervención en todas estas luchas, siempre la hemos hecho con honestidad y mucha lealtad hacia la clase trabajadora, aprendiendo de su gran coraje, de su entrega en la lucha. Por nuestra parte, nosotros hemos compartido con los sectores en lucha nuestras perspectivas, las ideas que defendemos, los métodos que practicamos y la política con la cual nos identificamos.

A diferencia de los levantamientos de masas en otros países, como Ecuador o incluso en Bolivia, donde los mineros intervinieron al final, en Perú, la joven clase obrera ha comenzado a recuperar las grandes tradiciones de lucha y ha comenzado a dar los primeros pasos para cumplir su rol que la historia le ha encomendado. Sin duda será un factor importante en los futuros levantamientos que se aproximan.

¡Que la CGTP convoque al Paro Nacional contra la represiòn y por Estabilidad Laboral!
¡Vivan las luchas de la Clase Obrera y de todo el Pueblo Peruano!
¡Vivan las Asambleas populares y los Comités Unitarios de Lucha!
¡Vivan los Comités en Defensa de la Educación Pública!
¡Luchemos por un Gobierno del Pueblo Pobre y Trabajador!

PERU MILITANTE
SECCIÓN DE LA CORRIENTE MARXISTA INTERNACIONAL

(*) Comité Magisterial de Unificación y Lucha, organismo creado el 31 de octubre de 1970 para luchar por la RECONSTITUCIÓN del magisterio. En los años 60s existía la Federación Nacional de Educadores del Perú (FENEP), la cual estaba totalmente burocratizada y dirigida por el PCP-Unidad. El COMUL, se creo justamente para RECONSTITUIR y REORIENTAR la organización Magisterial, por lo cual, luego de grandes esfuerzos y sacrificios ,se logró, en el Congreso de Unificación del Magisterio llevado a cabo en la ciudad del Cuzco, los días 02 al 06 de julio del año 1972, fundar el SUTEP.

(**) Volante sin fecha de edición, titulado: SUTEP en campaña por la Demanda de Acción de Inconstitucionalidad de la Ley de Carrera Pública Magisterial. Elaborado por el COMITÉ METROPOLITANO DE REORIENTACIÓN Y RECONSTITUCIÓN DEL SUTE - LIMA.