Inicio América Latina Centroamérica FMLN: ¡Necesitamos un programa político revolucionario para solventar la inseguridad!

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
FMLN: ¡Necesitamos un programa político revolucionario para solventar la inseguridad! PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Juan de la Cruz   
Lunes 15 de Diciembre de 2014 01:35
El aumento de la criminalidad desde hace varios años refleja la pudrición de una sociedad en decadencia que necesita ser transformada de raíz, la implementación de políticas que establecieran las condiciones para el "libre mercado" ha llevado a un callejón sin salida la vida y el futuro de los trabajadores en general. En última instancia decía Marx que la vialidad de un sistema se basa en su capacidad de desarrollar las fuerzas productivas (desarrollar la industria para crear empleos, desarrollar las instituciones para velar por la integridad humana y mantener los trabajos ya existentes) ¡es claro que actualmente pasa todo lo contrario! Bajo las ideas de "democracia" y "prosperidad" los gobiernos pasados desarrollaron una serie de medidas -capitalistas- que lo único que han hecho es incrementar la acumulación de las riquezas de una minoritaria clase, mientras que se excluye a la clase trabajadora de toda la riqueza producida en las fábricas, talleres, bancos y en todas las áreas del comercio.
 
Las medidas implementadas por los últimos gobiernos no han solventado la actual crisis social que vive el país, en donde la vida prácticamente no vale nada, debido a que la puedes perder en cualquier momento. Los intelectuales burgueses ven el problema de la criminalidad como un elemento aislado de todos los fenómenos de la sociedad, es por ello que las medidas que se implementan nunca van más allá del asunto, por eso sobre todo ha sido en los últimos años –y lo seguirá siendo de continuar así- imposible eliminar los índices de criminalidad y delincuencia, es obvio que el Fmln ha optado por escuchar y aplicar todo tipo de propuestas para eliminar este fenómeno pero sin conseguir mayores resultados. Las medidas como: mayor inversión a las actividades culturales y espacios deportivos son progresistas pero también tienen sus límites y principalmente estas medidas se caracterizan por ser muy reducidas y no llegan directamente a los barrios más populosos de los municipios ni mucho menos a las áreas alejadas de las urbes.
 
El paso de programas que incluyen una mayor inversión social, tratando de prevenir la delincuencia son un paso adelante, contrario de lo que antes se tenía con las leyes mano dura y súper mano dura que lo único que hicieron fue acrecentar la crisis.
 
 
Los límites de las medidas paliativas en la lucha contra el crimen
Los últimos dos gobiernos han dado la lucha por solventar este fenómeno y claramente hemos visto un cambio de enfoque al problema, el «quid» de la cuestión está en que ha sido insuficiente para solucionar por completo este problema debido a que este no es algo que se pueda resolver con la militarización, refuerzo policial, ni solamente invirtiendo en áreas culturales y deportivas para los jóvenes. La delincuencia solo es el reflejo de la podredumbre y la decadencia del sistema, la solución claramente no está en medidas como estas, las raíces del problema son profundas y están interconectadas con todos los aspectos sociales. Las raíces de estos problemas son políticas y económicas y tienen que ver con las condiciones materiales en las que está la mayoría de la población.
 
Un reciente informe del Instituto Nacional de la juventud revela que hay un creciente 1.8 millones de jóvenes entre 15 y 29 años de los cuales un 20% no estudia ni trabaja[1] también la OIT exponía una preocupación en 2012 expresando que más de la mitad de juventud salvadoreña no tenía empleo, la tasa de desempleo era de 13.3% y una de cada tres era subempleado[2] las condiciones no han mejorado, tan solo un años después la OIT planteo cifras generales más alarmantes, el informe publicado en Ginebra planteaba en 2013 “El desempleo juvenil seguirá en aumento durante los próximos años: en 2013 alcanzará una media en todo el mundo del 12.6 %, frente al 12. 4% de 2012, informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT)“[3]  esto es bastante alarmante y nos muestra que no solo en el país hay una crisis estructural sino a nivel mundial. La crisis de la económia afecta directamente a la juventud, que ante la imposibilidad de acceder a un trabajo digno o aspirar a la educación superior, sus sueños se ven truncados, esta situación está llevando claramente a la juventud a un callejón sin salida, donde tienes que elegir entre la miseria, la migración o la delincuencia para sobrevivir.
 
Recientemente fuimos testigos de todo un drama con miles de niños centroamericanos que habían sido detenidos en las cárceles para emigrantes de Estados Unidos por intentar establecerse como ilegales. Los padres que se van del país buscando un “mejor futuro” en el deseo de mantener la familia unida dejan que los “coyotes” se encarguen de pasar ilegalmente y bajo condiciones infrahumanas a sus hijos  a los Estados Unidos.
 
Un informe del Dialogo Interamericano publicado en los meses de agosto de este año reveló que en los países de Centroamérica donde más se expresa la criminalidad también a la par de ello hay un aumento rápido de la migración, según el informe de la organización con sede en Washington determinó que aquellos municipios donde más emigración hay, basándose en la cantidad de remesas que reciben, son aquellos poblados con mayores niveles de homicidios. Por ejemplo, en los municipios de donde provienen los migrantes de Guatemala sucedieron el 99.8 % de todos los homicidios en el país durante 2013. Además, en estas localidades vive el 99.4 % de la población del país. En el caso de El Salvador, los municipios con migrantes registraron el 81.6 % de los homicidios del año pasado y son donde vive el 79.2 % de la población. Los migrantes hondureños, por otro lado, provienen de los municipios donde ocurrieron el 89.8 % de los homicidios de 2013 y donde reside el 82 % de la población del país.
Es muy claro que la situación de criminalidad es asfixiante y que la delincuencia y la pobreza son los males endémicos del capitalismo. 
 
Hasta ahora, no hay una política clara para solventar esta situación y menos habrá una forma desviándonos del verdadero problema que es la crisis del modelo capitalista de “libre mercado”, es claro que la industria salvadoreña está sumergida en la decadencia, el alto desempleo no es un síntoma pasajero, la industria es incapaz de absorber toda la fuerza laboral existente, debido a que lo que necesitan es aumentar el trabajo de los que ahora lo poseen, extendiendo las jornadas laborales y flexibilizando los turnos para sacar la mejor ganancia de los trabajadores explotados. Es la única forma de salir de su crisis orgánica.
 
Esta situación destruye rápidamente la familia y condena a miles de niños a un futuro miserable. El Diario de Hoy muestra claramente en uno de sus artículos como se desarrolla la vida de los niños cuando sus padres trabajan “En mejores condiciones están los infantes que tienen a sus dos padres, pero las finanzas en varios de estos hogares no cuadran y los dos deben salir a trabajar, mientras los pequeños quedan en manos de una servidumbre, un pariente de avanzada edad o igual edad o, en el peor de los casos, solos. Lo mismo sucede con las madres solteras. Una buena porción de la infancia salvadoreña pasa entre ocho y 16 horas diarias –solos- en sus hogares, mientras sus padres trabajan en una maquila u oficina. Además de la soledad, que es la peor consejera, la niñez salvadoreña debe subsistir en condiciones precarias con 25 centavos al día, y en algunos casos sin esos pocos centavos”. Aquí podemos ver claramente como el sistema mismo crea las condiciones materiales para el crecimiento de los grupos pandilleriles.
 
 
La educación y la falta de oportunidades para la juventud
 
La deserción escolar en educación básica ha ido en aumento. De acuerdo con las estadísticas del MINED, en 2013 dejaron la escuela 73,948 alumnos de educación básica, lo que significa un 6.1 % de deserción. Cientos de jóvenes están dejando las escuelas por amenazas de pandilleros o simplemente porque prefieren meterse a estos grupos que ser rechazados por el mismo sistema. Los jóvenes en nuestro país están siendo rechazados en la industria, en las universidades y en todos los ámbitos sociales, esto está haciendo crecer una capa de jóvenes que por dinero no teme delinquir matar o violar.
 
La incorporación de elementos policiales no ha resuelto el problema de la inseguridad en las áreas de educación, sigue filtrándose droga y armas blancas dentro de las instituciones, se sigue amenazando a los alumnos y sufriendo acosos por parte de estos grupos. 
 
Es claro que no está habiendo una inversión que pueda garantizar la seguridad y la educación de los jóvenes. El masivo rechazo de los estudiantes que aspiran a profesionalizarse es un ejemplo claro, un sector de la empresa privada se está lucrando de la educación, actualmente hay más de 30 universidades privadas y tan solo una universidad pública con un presupuesto limitado, esta única universidad pública es incapaz de absorber a los más de 90,000 bachilleres que se gradúan año con año, su capacidad de absorción es nada mas de menos del 30%, cómicamente una de las grandes medidas que propuso el representante de la OIT en El Salvador en 2013 fue “Ferreira (funcionario de la OIT) recomendó retener a los jóvenes en el sistema educativo si aún no han desarrollado sus capacidades para ingresar al mercado de trabajo.”  Esto es muy gracioso muestra como estas instituciones son incapaces de proponer verdaderas medidas que solucionen los problemas de raíz.
 
El crecimiento de las maras y la tregua entre pandillas
 
Informes del Ministerio de Seguridad Publica en 2012 revelaban que más de 470,264 casi medio millón de personas habían tenido algún vínculo con pandillas en ese año además  las autoridades tenían un registro de 29,325 miembros de pandillas en lista hasta mayo de 2013, con un incremento increíble de 134.3% partiendo del año 2008[4]podemos ver como, también el aumento de los grupos pandilleriles ha ido a la par de la caída de los niveles de vida y el desempleo generado por la crisis del capitalismo.
 
La supuesta tregua entre pandillas impulsada por el gobierno de Mauricio Funes (2009-2014) no acabo con la delincuencia, si bien es cierto las estadísticas delincuenciales se redujeron considerablemente eso no significaba que las familias obreras tuvieran paz, debido a que los pandilleros dejaron de matarse entre bandos contrarios pero seguían, extorsionando, robando y matando civiles en las calles. Además esta famosa tregua se prestó para todo tipo de cuestiones desde corrupción por altos mandos del Estado hasta ataques de la derecha contra el gobierno del FMLN, que a pesar de que no era un gobierno principalmente del FMLN -sino un gobierno en unidad con sectores “progresistas”- no nos pareció correcto que se haya prestado para este tipo de negociaciones que no traen ningún beneficio y que lo único que hizo fue que las pandillas tuvieran más poder, en el sentido de que eso desarrolló un mayor despliegue e influencia en más sectores de la sociedad.
 
Creemos que el único pacto que se debió haber hecho y que se debe de hacer es el pacto con los trabajadores para combatir a estos elementos lumpenizados, es la única forma de acabar con esta lacra que aqueja al país y a las familias obreras.
 
La delincuencia y las propuestas de la empresa privada
 
Recientemente la ANEP (Asociación de la Empresa Privada de El Salvador) anunció con bombo y platillo la contratación del ex-alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, con el objetivo de hacer un análisis de la situación de criminalidad y así proponer al gobierno que aplique sus propuestas, pero el método de este intelectual se basa en el reforzamiento de las fuerzas represivas.
La solución a la inseguridad no se va dar, desarrollando y fortaleciendo el aparato represor-policial, las medidas de este empresario resumidas en su frase “tolerancia cero” llevaron a la ciudad de Nueva York a un estado de acoso policial exagerado por todas las calles y parques, donde lo que importaba en si eran los delitos menores (drogadicción, no respetar los semáforos en rojo etc..) basándose en que combatiendo los delitos menores el Estado y la policía hará sentir su autoridad sobre la población y por consiguiente  ya nadie cometerá crímenes.
Este método tiene la característica de evadir los problemas de fondo que sabemos que son los que en verdad generan la delincuencia. Mientras se implementó su programa, las cárceles de la ciudad de Nueva York se abarrotaron, los indigentes y limpiadores de parabrisas fueron encarcelados junto con los drogadictos no peligrosos y las prostitutas; convirtieron las zonas recreativas en verdaderos campos de batalla, esto conllevo a ignorar los verdaderos problemas como las mafias de la droga, el crimen organizado y la misma desigualdad social.
 
Por este abuso de poder también la ciudad fue testigo de la tortura de un ciudadano afroamericano que fue arrestado y posteriormente torturado metiéndole un mango del destapador de baños por el recto, lo cual le destrozó los intestinos o el caso de otro ciudadano de piel oscura que fue estrangulado y asfixiado hasta la muerte y grabado por una cámara de video  cuando le repetía a la policía: “No puedo respirar”. ¡Esto solo por vender cigarrillos sueltos![5] algo que para Giuliani es un crimen que debe ser combatido con toda la fuerza represiva. Esto ahora mismo ha desencadenado una ola de protestas masivas en la ciudad, bajo el lema «I can’t breath» (no puedo respirar).
 
¿Es esto lo que quiere los señores admirables y respetuosos empresarios para nuestras ciudades? Claro, todo sea bajo la premisa ¡mantener el orden y nuestras ganancias! Algunas de estas medidas en primer momento pueden ser bienvenidas por los trabajadores en la misma angustia de resolver de una vez por toda la delincuencia que aqueja principalmente a los trabajadores y pequeños empresarios, pero sabemos que esto no solventará nada al contrario, eso aumentara el desorden.
 
Detrás de esta campaña que se avecina -el fortalecimiento de aparatos de represión (policía y ejército) y leyes más duras- no podríamos descartar  que la burguesía se esté preparando para lo que se pueda desarrollar en el futuro, los intelectuales de la burguesía no son tontos, están viendo claramente como Peña Nieto en México está siendo pillado por sorpresa por el movimiento de lucha y se ha visto imposibilitado para utilizar la represión del Estado abiertamente. Con leyes más duras en un proceso de luchas seremos los trabajadores, los más afectados, ¡será mucho más fácil criminalizar la protesta y cualquier intento de marchar en dirección a un cambio radical!
 
Los medios de comunicación no han tardado en alabar la llegada del exalcalde de Nueva York un plumífero de la burguesía decía en una nota el 4 de diciembre en el matutino EL Diario de Hoy“Guiliani llenará el vacío técnico-científico que, hasta el momento, prevalece en el CNSCC. Además, revestirá las propuestas del sector privado con una coraza de profesionalismo y objetividad, librándolas de las nocivas influencias políticas-ideológicas. Consecuentemente, proveerá una buena hoja de ruta para abordar el grave problema delictual de El Salvador y, por lo tanto, sólo restará exigir su adopción y cumplimiento a las autoridades."[6] Este escritor que al final firma como criminólogo en su visión retorcida de las cosas, alaba las propuestas de Giuliani hasta el punto de idolatrarlo, es normal que estos periodicos cualquiera con el menor sentido de inteligencias escriban lo que les de la gana en fin sea respaldar las "grandes ideas" de la clase dominante, con solo ver que escribe "Guiliani" en vez de "Giuliani", nosotros podemos notar que tipo de intelectual es, su objetivo no es aclarar sino confundir.
 
La campaña para que los concejos de este tipo sean aplicados por el Ministerio de Seguridad Pública se intensificara en los medios de comunicación, el FMLN debe de tener una postura firme y clara ante tales propuestas que no solucionan en si los problemas fundamentales.
 
Crimen organizado y el libre mercado
 
La delincuencia organizada o crimen organizado es un fenómeno mucho más desarrollado que los llamados grupos criminales o pandillas, en el sentido que los primeros son toda una estructura vinculada a una red de influencias entre la corrupción del Estado, la policía y el sistema judicial, estos inclusos tienen influencias políticas debido a su gran poder económico que en determinados momentos pueden o llegan a tener. Están también íntimamente ligados a los grandes bancos, a través del lavado de dinero, sino como se podría procesar las grandes cantidades de dinero que por sus manos circula. El Bank of America, Wells Fargo y HSBC han sido todos multados por su participación en esta actividad delictiva –tan solo en el caso de HSBC ha sido de $ 1.900 millones–.
 
Bajo la economía de “libre mercado” estos grupos ligados la mayoría de veces a las drogas, a la trata de personas, prostitución, tráfico de órganos y otros, son solamente una de las tantas empresas capitalistas más, bajo el supuesto de “ilegales” pero que las estructuras del Estado saben perfectamente ¿cómo, cuándo, y dónde operan? esto es también parte de la lógica del libre mercado, ¿por qué habría de enfocarse un Estado en eliminar dichas actividades si estas también son actividades de “libre mercado”? todas estas actividades están enfocadas en obtener ganancias, y los que están involucrados en este tipo de actividades son en su mayoría, empresarios y políticos "respetables".
 
Ejemplo de estos han sido: el desmantelamiento de la red de trata de personas en meses anteriores donde sólo se han detenido a las jerarquías más bajas y donde ocurrió un total bloqueo ante la posibilidad de revelar nombres de políticos y empresarios implicados[7], también la detención del ex diputado Horacio Ríos del PCN y otros altos funcionarios en el denominado cártel de Texis[8], los casos de los 3 diputados  calcinados del partido Arena en el 2007 que claramente estaban vinculados al crimen organizado[9]  
 
Esto demuestra 3 conclusiones
1. El crimen organizado funciona como una empresa capitalista en el sentido que tiene matones a sueldo y que en la misma lógica competitiva puede matar y atropellar con la vida de quien sea, véase el caso de los tres diputados. Así mismo operan las transnacionales y los países capitalistas de primer mundo, en su lucha contra las demás empresas y controlar los monopolios, tienen a su disposición muchas más armas terribles de destrucción, por las que el contribuyente estadounidense gasta cerca de 800 mil millones de dólares al año.
2. El Estado está para servir a estos grupos “ilegales” según el poder económico y la influencia política estará a favor o en contra.
3. Bajo el capitalismo es imposible acabar con estos males debido a que el capitalismo se basa necesariamente en la delincuencia y en la corrupción, la propia justicia es parte de la economía de “libre mercado” debido a que los policías, los militares, los jueces y los políticos entran en todo este juego de corrupción por dinero y poder vendiéndose al mejor postor. Es por ello que las medidas de la burguesía nunca llegaran hasta el fondo del problema de la seguridad, debido a que esto implicaría un cambio radical de la sociedad donde el factor de la delincuencia común y organizada también dejaría de ser uno de los instrumentos de dominación por parte de los grupos políticos y poderosos.
 
De la barbarie a las medidas concretas ¿Cómo creemos qué se debe combatir la delincuencia?
 
La delincuencia que está íntimamente ligada a las pandillas, al crimen organizado y que está extendida hasta los rincones más alejados de la ciudad debe combatirse con medidas revolucionarias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió un listado en el que el país aparece como el segundo con más homicidios a escala mundial, al registrar 69.2 muertes violentas por cada 100 mil habitantes. La Policía registra 2 mil 805 homicidios desde el 1 de enero hasta el 25 de septiembre de este año, las cifras de Unicef detallan que en El Salvador mueren 27 menores o adolescentes por cada 100 mil habitantes, la mayor tasa a nivel mundial. Los niveles de barbarie incrementan mientras se profundiza la descomposición.
 
Estudios sobre las situación de la mujer muestran una realidad muy cruda en su posición,  según datos de las ONG en pro de los derechos de las mujeres  refleja que de enero a junio del 2014 se cometieron 4 violaciones sexuales por día y la gran mayoría de ellas han sido a menores de edad, Medicina Legal, reportó en el primer trimestre de 2014, 30 embarazos en casos de violaciones y ocho en casos de estupro, pero esto es irreal ya que hay miles de casos que no son denunciados estas cifras no muestran la verdadera realidad de las violaciones contra la mujer, en el caso de los feminicidio solo hasta septiembre se habían contabilizado ya 216 casos lo cual muestra un aumento con respecto al año anterior sin contar los hechos que se han dado en octubre y noviembre por falta de datos publicos.
 
El panorama es muy crudo para la juventud, a la burguesía le es totalmente indiferente todo el dolor y sufrimiento que su sistema excluyente genera en la sociedad, la compra de jueces, de policías y políticos nos muestra que bajo el capitalismo todo puede ser comprado. La policía y el ejército junto con la mayoría de las instituciones están desprestigiadas, corroídas por la corrupción, como decía Marx en última instancia el Estado y todo su aparataje se resumen en un cuerpo de hombres armados, para defender la propiedad privada, sus leyes, su democracia y las ganancias de los capitalistas.
 
Ante esto el FMLN que está en el ejecutivo, pero que no tiene el poder real del aparato estatal, debe de romper implícitamente con todas las medidas que no solucionan de fondo los problemas de los trabajadores, hoy por hoy, hay que decirlo la dirigencia del FMLN ha querido reformar incesantemente el Estado capitalista y ha sido en vano, es claro este sistema no se podrá ni se puede hacer más humano, es un sistema caduco de una clase que ya no juega un papel determinante en la sociedad. Mientras más intenten insatisfactoriamente hacer esto más pudrición y degeneración se desarrollará en la sociedad.
 
El papel del FMLN y el llamado a formar los comités de autodefensa
 
El FMLN debe de hacer un llamado serio y explicar porque los principales problemas de la sociedad no han sido superados, debe de regresar a sus bases para desarrollar medidas revolucionarias que solucionen el problema, debemos de dar el paso a formar asambleas democráticas en cada barrio, colonia, escuelas, y fabricas que elijan comités de autodefensas que puedan patrullar las principales calles donde se expresa la violencia, de esta manera se podrá combatir a estos grupos lumpenizados, comprendiendo que estos grupos están altamente armados, se debe promover una ley que permita la libre portación de armas en el seno de las organizaciones comunitarias, de lo contrario estos grupos de autodefensas estarán condenados a perecer. El carácter fundamental de estos grupos debe de ser ampliamente democráticos, basándonos en las decisiones de la mayoría para evitar futuras degeneraciones, extendiéndose a nivel local, regional y nacional haciendo el llamado a los elementos de la policía y el ejército a sumarse a este esfuerzo siempre y cuando sus actos sean supeditados a la democracia de las asambleas.
 
No es lo mismo que una organización pequeña haga el llamado a hacer estas medidas a que las haga el FMLN en el gobierno, el partido debería utilizar las instancias del Estado que estén a su disposición para empoderar a las comunidades y dotarlas con los recurso que sean necesario en esta lucha por nuestras vidas.
 
La seguridad privada y los grupos de autodefensas
 
La política de autodefensa y de una posible policía comunitaria emanada del pueblo no será una propuesta que agradara a la burguesía y tan poco lo será para los reformistas de  derecha e izquierda “Los reformistas inculcan sistemáticamente a los obreros la idea de que la sacrosanta democracia está más segura allí donde la burguesía se halla armada hasta los dientes y los obreros desarmados.” (León Trotsky, El programa de transición)
 
Esto implicará una lucha dura contra la burguesía y los partidos de la derecha y elementos reformistas de la izquierda, pero nosotros preguntamos ¿¡Por qué a los pequeños medianos y grandes empresarios se les permite tener seguridad privada armados muchas veces hasta los dientes!? ¿¡Por qué los millonarios deben de tener 10 o 20 guaruras muchos de ellos sicarios profesionales!? ¿¡Y por qué no, nosotros los trabajadores, la juventud los campesinos y estudiantes que sufrimos los verdaderos embates de los asesinatos, violaciones secuestros y acoso criminal!? ¿¡Por qué el Estado permite la constante operación de empresas legales e ilegales de seguridad privada!?
 
Una entrevista realizada a un comisionado de la Policía Nacional Civil revelaba que hay 274 –empresas de seguridad privada-, pero de estas solo 150 o 160 se reportan como legales dichas empresas con 21 mil 959 personas que trabajan de vigilantes, es decir más que la policía y tienen 16 mil 666 armas. Sí la burguesía tiene todas estas condiciones para defender sus riquezas y ganancias, porque no debemos nosotros luchar por nuestras vidas y por la constante trasformación de la actual sociedad que solo beneficia a los burgueses.
 
El FMLN tiene tras de si a la inmensa mayoría explotada que con propuestas revolucionarias ira ganando en el camino, el FMLN es el partido de las masas y el partido más grande actualmente, además en el seno del FMLN están los que mueven la economía en las ramas de la producción sólo a través de la defensa de nuestras vidas y el constante procesos organizativo en las comunidades, barrios, ciudades, en las fábricas, en las escuelas podremos ir  ganando el poder para transformar esta sociedad. ¡No hay porqué temer!
 
Plan de inversión para generar empleos
 
Todas estas medidas deben de ser acompañadas por un plan de inversión estatal en obras públicas, los trabajadores necesitamos hospitales, escuelas, universidades, Carreteras, electrificación, servicios de agua potable en todo el país, centros culturales y deportivos y un plan general de vivienda digna y accesible para la mayoría. De esta manera el Estado como tal puede garantizar trabajo a los desempleados y garantizar un salario digno para vivir.
¿De dónde sacar los recursos? En primer lugar debemos plantearnos el no pago de la deuda externa, que si sabemos que se puede hacer y ya lo hemos explicado en otros artículos verwww.bloquepopularjuvenil.org/node/855 , la nacionalización de las instituciones del Estado que fueron privatizadas en el pasado: la energía eléctrica, las pensiones, el sector de las comunicaciones, la banca, los ingenios del azúcar, etc. Solo la deuda generada por las pensiones es más de 400 millones de dólares anuales que el Estado paga a la empresa privada que la administra y eso es solo las pensiones y ahora si revisáramos las ganancias de la banca, y los demás rubros, ¡qué no se pudiera hacer! 
 
Esto también debe implicar un plan de expropiación y nacionalización progresiva de las empresas que no cumplan los requisitos para producir que tendrían que ser en base a la reducción de la jornada laboral de 44 a 30 horas semanales y el aumento paulatino del salario mínimo desde $350, la congelación de los precios de la canasta básica en proporción con el salario mínimo para evitar la inflación la expropiación de las tierras en manos de los terratenientes como los cafetaleros y poner a producir todo este parque en función de la producción de alimentos agropecuarios. La confiscación de todos los bienes de los implicados en los casos de corrupción en el pasado reciente. La desmantelación y confiscación de los bienes de los grupos de crimen organizado, pandilleriles y que estos se ponga en función de programas sociales para los trabajadores. 
 
Este es el camino para ir acabando con el capitalismo, si la dirección del FMLN continua con su política reformista inevitablemente nos dejara a merced de la burguesía que amenaza con acabar con la humanidad.  Las palabras proféticas de una gran revolucionaria alemana, Rosa Luxemburgo, hoy resuenan con toda su fuerza: ¡socialismo o barbarie!
 


[1http://www.laprensagrafica.com/2014/12/01/alta-desercion-de-estudiantes-en-los-ultimos-aos-mined?utm_source=Bolet%C3%ADn+
[2http://www.laprensagrafica.com/economia/nacional/256126-tasa-de-desempleo-juvenil-es-de-133
[4] El Salvador: Estudio Institucional y de Gasto Público en Seguridad y Justicia 2012
[5http://www.abc.es/internacional/20141205/abci-eeuu-ultimas-palabras-negro-muerto-policia-eric-garner-no-puedo-respirar-201412042045.html
[6http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_opinion.asp?idCat=50839&idArt=9295094
[7http://www.contrapunto.com.sv/sociedad/derechos-humanos/sis-manejaria-informacion-sobre-involucrados-en-red-de-trata
[8http://www.elfaro.net/es/201309/noticias/13298/
[9http://archivo.elfaro.net/secciones/Noticias/20070219/noticias7_20070219.asp