Protestas en Honduras: Los vientos revolucionarios entran a Centroamérica Imprimir
Escrito por Ricardo Ayala   
Lunes 26 de Mayo de 2008 00:00
El 1º de Mayo fue uno de los más combativos en años, 100.000 trabajadores se movilizaron. Unos días antes había sido asesinada una dirigente sindical de derecha, Altagracia Fuentes secretaria general de la Confederación de Trabajadores de Honduras, no esta claro los móviles del asesinato y el movimiento se pronunció por esclarecer este hecho pero no fue la única consigna. Los trabajadores levantaron las demandas de lucha contra el alto costo de la vida, contra las privatizaciones, contra la corrupcióupción y se mostró un claro apoyo a la lucha de los fiscales.
"La ideología marxista es concreta, es decir que comprende todos los factores decisivos importantes de una cuestión determinada, no sólo en sus relaciones recíprocas, sino también en su desarrollo. No diluye la situación del momento presente en la perspectiva general; sino que mediante la perspectiva general, hace posible el análisis de la situación presente con todas sus particularidades. Precisamente, es con este análisis concreto como comienza la política. La manera de pensar oportunista, así como la sectaria, tienen un rasgo en común: que extraen de la complejidad de las circunstancias y de las fuerzas en presencia, uno o dos factores que les parecen los más importantes -y que a veces lo son realmente-, los aíslan de la realidad compleja y les atribuyen una fuerza sin límites ni restricciones".

León Trotsky, (La Revolución Española, Fundación Federico Engels pagina 145, ver en www.engels.org).

Un grupo de fiscales mantuvieron durante 38 días una huelga de hambre protestando contra la corrupción, éste era en un inicio un movimiento aislado pero fue ganando gran simpatía entre la población, se empezaron a colocar mantas en apoyo, después más casas de acampar, las diferentes organizaciones se sumaron a esta lucha, se empezaron a realizar manifestaciones de apoyo al grado de que el pasado 14 de mayo se realizaron protestas en 33 puntos distintos del país, con miles de personas en las calles, en el que se denominó el segundo Paro Cívico Nacional. Diversas organizaciones se aglutinaron en torno a la huelga de hambre de los fiscales, manifestando su apoyo, aquí veíamos desde los grupos denominados marxistas hasta representantes de las Iglesias Evangélicas. En un lapso de tiempo corto, cuando apenas habíamos vivido un Paro Cívico Nacional el pasado 17 de abril, nuevamente las masas salieron a las calles.

El 1º de mayo fue uno de los más combativos en años, 100.000 trabajadores se movilizaron. Unos días antes había sido asesinada una dirigente sindical de derecha, Altagracia Fuentes secretaria general de la Confederación de Trabajadores de Honduras, no esta claro los móviles del asesinato y el movimiento se pronunció por esclarecer este hecho pero no fue la única consigna. Los trabajadores levantaron las demandas de lucha contra el alto costo de la vida, contra las privatizaciones, contra la corrupción y se mostró un claro apoyo a la lucha de los fiscales. Nuevamente las principales ciudades como San Pedro Sula y Tegucigalpa fueron los escenarios de mayor concentración en las protestas.

La siguiente nota que relata la marcha del 1º de mayo en la ciudad de Progreso nos da una muestra del ambiente de lucha en Honduras: "Anunciaron que la crisis que cada día se agudiza ha comenzado a unificar al pueblo para recuperar su tradición de lucha heredada de la gran huelga de 1954, pues el pasado 17 de abril miles de personas de diferentes estratos sociales paralizaron el país y resistieron a la represión del gobierno, cuando por primera vez el movimiento popular organizado se puso de acuerdo en las exigencias de 12 puntos y en una jornada de lucha unitaria nacional mostraron el camino para derrotar la política de los gobiernos neoliberales".

"Es importante destacar que en esta ciudad por primera vez en una marcha del Primero de Mayo, hubo representación de trabajadores organizados de la maquila, un sector de empresarios que se caracteriza por la explotación laboral y por la fuerza represiva para quienes buscan mejorar las condiciones de trabajo a través de la organización sindical" (www.honduraslaboral.org).

Los fiscales que mostraron gran valentía en su huelga de hambre, denunciaron que los jueces y políticos de los dos principales partidos de la burguesía están coludidos, hay una fuerte crítica hacia los políticos por parte de las masas. ¿De qué nos asombramos? ¿De que los políticos hondureños sean corruptos? ¿De que los jueces estén vendidos de antemano? ¿De que la justicia valga para el empresario y terrateniente y no para los obreros y campesinos? Esto no es nuevo en Honduras, un país marcado por gobiernos, partidos y políticos corruptos. Entonces por qué ahora se dieron las protestas contra la corrupción y no antes. ¿Cuántas huelgas de hambre terminan aisladas, sin ningún impacto y derrotadas? Decía Hegel que la necesidad hace uso del accidente. La huelga de hambre de los fiscales conectó con el ambiente de las masas que la usaron como un vehículo para expresar su descontento contra la corrupción y todas las políticas antiobreras y anticampesinas, que mantienen al pueblo en el hambre. Las recientes luchas muestran que un serio avance en el nivel de conciencia de las masas.

El dirigente evangélico, Evelio Reyes, señaló a argenpress: "Yo estoy enseñando a los pastores y a los líderes que la iglesia no es una iglesia consoladora que el mensaje de Cristo no es salvación para el más allá. Que nos preguntemos, no cuanta gente muere sin Cristo, sino cuanta gente muere con hambre porque no se le atiende, porque no se le ayuda con esmero". Este tipo de discursos para un dirigente de una iglesia conservadora, que se parecen mucho a los de un sacerdote de la teología de la liberación, muestra el ambiente que se vive por debajo. Aunque los marxistas no somos creyentes no tenemos prejuicios en estrechar la mano de un obrero evangélico o católico que este dispuesto a luchar contra la corrupción, por una vida digna y una sociedad justa e igualitaria en esta tierra.

Hay quien puede mirar en los actuales acontecimientos no un despertar de los trabajadores, sino un retraso en el nivel de conciencia de las masas. Una mente sectaria se puede preguntar ¿Cómo es posible que dentro de la lucha de los fiscales esté un dirigente evangélico acusado además de tener grandes mansiones y lujos? Este tipo de pensamiento sólo muestra un completo desconocimiento de cómo se desarrollan las revoluciones. En Rusia en 1905, la revolución empezó con protestas dirigidas por un sacerdote, Gapón, que por cierto, no sólo era sacerdote, sino también agente de la policía Zarista a cargo del odiado Zuvatov. El pope Gapón encabezó la manifestación del 9 de enero donde le entregaron una petición al padrecito, el zar Nicolás segundo, pidiéndole que aliviara su sufrimiento. Nicolás los recibió con plomo masacrando a miles de obreros, ésta fue una dura lección pero las masas aprendieron de ella y fueron a que los dirigieran los bolcheviques que nunca se apartaron de las masas. Los trabajadores no aprenden de los libros, sino de la dura experiencia de la vida y ponen a prueba a un dirigente tras otro, en una revolución las mentes de las masas pueden adquirir de manera rápida grandes conclusiones, aprendiendo en días lo que no aprendieron en años.

En Honduras no existe un partido revolucionario, la clase obrera no mira a las organizaciones pequeñas y actúa de manera práctica actuando en las grandes organizaciones como los sindicatos. Las recientes protestas muestran un giro a la izquierda en la conciencia del movimiento obrero y juvenil, la burguesía esta parada sobre dinamita y los trabajadores deben seguir ganando confianza en sus propias fuerzas, como resultado de las recientes movilizaciones a los trabajadores del sector público les otorgaron un incremento salarial de arriba de 60 dólares, uno de los incrementos mas grandes de la región, muestra que con la unidad y métodos contundentes de lucha se obtienen triunfos. La naturaleza aborrece el vacío y ante la ausencia de un partido revolucionario, las masas usan a sus organizaciones existentes y buscan cualquier oportunidad para manifestar su descontento con el actual sistema capitalista.

Lo que se avecina es un periodo aún más duro de ataques de la burguesía en el momento donde las masas ya no soportan un ataque más. La clase obrera hondureña está estirando los músculos pues nos avecinamos ante un choque de trenes, la crisis alimenticia, la desaceleración económica en EEUU, el CAFTA, la migración, la delincuencia, la pérdida del poder adquisitivo de las masas, etc. Todo se junta, la burguesía no cederá ninguna concesión al menos que vea el peligro de perder mucho más. Se requiere una huelga general de 24 horas, para mostrar a la burguesía que esta sociedad funciona sólo bajo el amable permiso de la clase obrera. El Partido Liberal y el Partido Nacional son lo mismo, el gobierno de Zelaya es verdaderamente corrupto y vendido a los intereses del imperialismo, pero no basta con sustituir a este o aquel fiscal o sustituir al mismo Manuel Zelaya por otro presidente. Lo que necesitamos es acabar con la raíz del problema, con el sistema que lleva en sus arterias la corrupción. Los capitalistas han tenido 200 años para dirigir Centroamérica y han convertido este paraíso terrenal en un infierno, es hora de que la clase obrera tome las riendas de la sociedad y acabe con el actual sistema capitalista. La clase obrera se prepara para una lucha aun más fuerte pero necesitará de una dirección que sepa guiar el camino hacia la transformación socialista de la sociedad, es necesaria la construcción de una organización de cuadros marxistas arraigada en el movimiento obrero y juvenil, únete a la Corriente Marxista Internacional.