Inicio Volantes Objetivos y desafíos de una nueva experiencia obrera

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Objetivos y desafíos de una nueva experiencia obrera PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por El Militante   
Viernes 29 de Octubre de 2004 18:10
Movimiento por la Jornada Legal de 6hs y Aumento General de Salarios
Movimiento por la Jornada Legal de 6hs y Aumento General de Salarios

Hoy tiene lugar la presentación pública del Movimiento por la Jornada Legal de 6 hs, y Aumento General de Salarios. Este es un acto muy importante y que comporta grandes objetivos y desafíos. En primer lugar, debemos reconocer la gran contribución que para la articulación de este movimiento están haciendo el Cuerpo de Delegados y los trabajadores del SUBTE. Ellos fueron desde el primer momento el alma y la inspiración del mismo, animados por su victoria histórica al imponer a la empresa con sus luchas la jornada laboral de 6 hs sin reducción salarial, lo que trajo como consecuencia la contratación de 500 nuevos trabajadores.

Una jornada laboral de 6 horas

En un interesante informe editado por el Movimiento se demuestra estadísticamente  que una reducción generalizada de la jornada laboral a 6 hs. podría crear 2,5 millones de puestos de trabajo de manera inmediata, en un país como el nuestro donde tenemos 4 millones de desocupados.
Si a esto le añadimos la implementación de un verdadero y genuino Plan de obras públicas e infraestructuras usando los recursos del superávit fiscal y la deuda externa, serían cientos de miles de trabajadores los que podrían incorporarse también de manera inmediata a un puesto de trabajo digno. Incluso si todo ese dinero no alcanzara se debería nacionalizar la banca, sin indemnización y bajo control de los trabajadores, para completar los recursos necesarios a tal fin.
Lógicamente, los capitalistas se oponen a estas medidas porque sus beneficios se reducirían notablemente y no está en sus planes poner ese dinero para satisfacer las necesidades sociales de los trabajadores, sino darse la gran vida a costa de nuestra explotación y pobreza.

¿Es realizable, y cómo?

El objetivo que se marca el Movimiento por las 6 hs es muy loable y merece nuestro apoyo sin reservas. Pero debemos preguntarnos cómo podría ser realizable.
Debemos empezar afirmando que el gobierno de Kirchner no acompaña esta demanda. En año y medio de gobierno, el porcentaje de trabajadores "en negro" (un 48% del total), y que trabajan en su mayoría más de 8 horas, no descendió; se mantuvo lo esencial de la reforma laboral de la Ley "Banelco" que favorecía a los patrones, se renovó el pago de la deuda externa y se continuó "indemnizando" a los bancos privados con miles de millones de dólares con la excusa de la devaluación y la pesificación. Por supuesto, los partidos patronales y pequeñoburgueses (desde la derecha hasta el ARI) tampoco acuerdan con las medidas propuestas por el Movimiento de las 6 hs.
Luego, desde el punto de vista político no hay salida en la medida que los partidos que no cuestionan los intereses patronales, sigan siendo la mayoría. De lo que se deduce la necesidad de levantar una herramienta política propia de los trabajadores para revertir esta situación, y ese debería ser un punto que el movimiento de las 6 hs. debería incluir en la agenda de sus discusiones.
Entonces, ¿Sería posible conseguir este objetivo con la sola lucha sindical, imponiéndolo con nuestras movilizaciones? Hipotéticamente podría ser así, pero solamente si se creara tal espíritu combativo y revolucionario en el seno de la clase obrera que, ante la perspectiva de perderlo todo, los patrones y el gobierno estuvieran dispuestos a ceder en la implementación de estas medidas. Pero los trabajadores no luchamos en el aire, sino por medio de nuestras organizaciones de clase, los sindicatos. Pero las actuales direcciones sindicales (particularmente de la CGT) están muy alejadas de los intereses de los trabajadores y las vamos a tener enfrente en la lucha por estos objetivos.
En conclusión,  la única garantía para emprender una lucha obrera seria para conseguir éstos y otros objetivos pasa por desalojar a la burocracia de la conducción de nuestros sindicatos. Esto no va a ser automático, implicará una batalla al interior de los mismos para ganar el apoyo de las bases. Por eso, desde El Militante pensamos que una de las tareas más urgentes del Movimiento por las 6 hs debería ser organizar una corriente sindical de oposición en la CGT y la CTA para agrupar a los activistas y gremialistas combativos para dar esta batalla de manera unitaria y coordinada.

Vincular esta consigna a otras demandas

Pero queda un punto fundamental: cómo conseguir el apoyo de la mayoría de los trabajadores para la consigna de jornada laboral de 6 hs para todos. Tenemos que ser concretos y mirar cara a cara a la realidad. Debido a la alta desocupación y a la precarización es difícil movilizar a la clase obrera por esta sola y única demanda, ya que las preocupaciones inmediatas son otras: aumentos de salarios, "blanqueo" del empleo sin reducción salarial, horas extras que no se pagan, un seguro de desempleo universal para los desocupados, etc. De la misma manera que los trabajadores del SUBTE debieron instalar el tema de la insalubridad para movilizar por una jornada laboral de 6 hs, el Movimiento por las 6 hs. está obligado también a complementar esta demanda con otras que sean sentidas por los trabajadores y que conecten mejor con sus condiciones de vida y de trabajo. De hecho, la propia experiencia de los Encuentros por las 6 hs. hizo ver la necesidad de incluir la reivindicación de aumento general de salarios.
Pero incluso conseguir éstas y otras demandas bajo el capitalismo, tendría un carácter temporal porque la burguesía intentaría una y otra vez  recuperar sus posiciones, como ya ocurrió otras veces en los últimos 50 años. Por lo tanto, debemos abrirnos a una perspectiva socialista, a la expropiación del conjunto de la burguesía y la administración de la riqueza social por el conjunto de la clase obrera argentina.
Desde El Militante saludamos y apoyamos los esfuerzos de los compañeros que participan y colaboran en el desarrollo y extensión de este Movimiento por las 6 hs, confiando en que la experiencia lo hará avanzar en las tareas aquí planteadas.