ROSARIO PARA Y SE MOVILIZA Imprimir
Escrito por Corriente Socialista El Militante-Rosario   
Miércoles 24 de Agosto de 2005 00:00
Kirchner y los gobiernos provinciales dicen que no hay plata suficiente para atender nuestros reclamos. Eso no se ajusta a la verdad. El Estado recauda miles de millones que entrega a los empresarios en subsidios y exenciones de impuestos y al FMI atendiendo los vencimientos de los préstamos contraídos con ese organismo internacional. Esos fondos deben orientarse a generar empleo, pagar salarios decentes y financiar un sistema de salud y educación al servicio del pueblo con eficiencia y calidaalidad de prestación Para todos los que no somos dueños de los medios de producción y a diario entregamos nuestro esfuerzo de trabajo al Capital, el escenario de lo cotidiano se cubre de situaciones reveladoras de miseria, hambre, desocupación , educación y salud pública deficitaria o inexistente. Son estas circunstancias las que alientan que un número importante de trabajadores enfrentemos esta injusta situación social, con las herramientas sindicales de las que históricamente hemos sabido dotarnos
En este marco, salimos a ganar las calles de nuestra ciudad para exigir educación, salud, recomposición de salarios y haberes jubilatorios. El centro de nuestras demandas, hace eje hoy en el Estado, por asumir éste directamente el rol de empleador o ser gestor de políticas sanitarias, educativas y previsionales netamente funcionales a la reproducción y acumulación capitalista.
Nada de lo que nos sucede es ajeno a la dominación capitalista que soportamos, que supone para su viabilidad, explotación extensiva e intensiva del trabajo mediante incremento de los ritmos de producción y la extensión de la jornada laboral. El Estado, por sus gobiernos de turno,ejecuta todas las recetas posibles para no atender a nuestras demandas lo que incluye “remedios “ tales como la “conciliación obligatoria”, o les da carácter delictivo para deslegitimarlas primero y reprimirlas penalmente después, como lo atestiguan la importante cantidad de activistas y luchadores sociales que han sido sometidos a proceso penal y los presos políticos, que el gobierno “k “mantiene en sus cárceles, avasallando las libertades democráticas.
La concentración económica que deposita la riqueza en pocas manos y el incremento de la pobreza, contrastan con el aumento de la recaudación fiscal y la generación de bienes que los trabajadores producimos .El Estado ha afectado los salarios con inflación encubierta, devaluación del peso e impuestos indiferenciados o regresivos al consumo o al valor agregado.Con ello no hace otra cosa que transformarse en un violador de los derechos humanos esenciales de su población.
Es necesario tener presente y denunciar que no estamos en una situación coyuntural sino en una nueva fase en el proceso de acumulación capitalista fundado en el hambre y la explotación del trabajador .Esto plantea la necesidad de abordar la situación con un planteo táctico y estratégico de la clase trabajadora en su conjunto. Por eso salimos a la calle coordinando nuestros reclamos sectoriales para potenciarlos frente al enemigo común.
Somos conscientes además, que esta lucha no se agota en esta jornada de acción callejera , sino que impone continuidad organizativa del esfuerzo invertido, entendida ésta, como elemento complementario en esta dialéctica del enfrentamiento con el Capital. Por eso, es imperioso desarrollar desde este espacio conquistado el camino hacia una organización sindical independiente del Estado, que impulse el rechazo al saqueo imperialista instrumentado mediante el pago sistemático de los vencimientos de la deuda externa contraída a espaldas de los intereses de los trabajadores. Debemos avanzar entonces, en el camino ya emprendido, hacia la constitución de una Corriente Sindical Clasista que permita llevar estos objetivos estratégicos a la comprensión colectiva del conjunto de los trabajadores .
Kirchner y los gobiernos provinciales dicen que no hay plata suficiente para atender nuestros reclamos. Eso no se ajusta a la verdad. El Estado recauda miles de millones que entrega a los empresarios en subsidios y exenciones de impuestos y al FMI atendiendo los vencimientos de los préstamos contraídos con ese organismo internacional. Esos fondos deben orientarse a generar empleo, pagar salarios decentes y financiar un sistema de salud y educación al servicio del pueblo con eficiencia y calidad de prestación

•Avancemos en nuestros derechos con la lucha y la movilización masiva
•Continuemos en la tarea por la organización de una corriente sindical clasista para llevar estos reclamos al seno de la clase trabajadora y desde ella construyamos una herramienta política de masas que superando los límites de la lucha sindical, termine con el orden burgués y consagre el Poder Obrero.

Rosario, 24 de agosto