Razón y Revolución, de Alan Woods y Ted Grant Imprimir
Escrito por Bernardo   
Jueves 20 de Marzo de 2003 00:00
Pedí Razón y Revolución a cualquier vendedor de El Militante, o mandanos un mail. También lo encontrás en la Librería de las Madres de Plaza de Mayo Más de 10 años han trascurrido desde la caída del estalinismo, esa caricatura totalitaria del socialismo. Desde aquel entonces predicadores del libre mercado y ex-estalinistas han dedicado obras enteras en pronunciar al marxismo como muerto y al socialismo como imposible. Sin embargo la verdad, siempre concreta y objetiva, es otra.
Lejos de las promesas norteamericanas del "nuevo orden mundial", las guerras continúan, los conflictos entre estados e imperios se aceleran, las crisis económicas se profundizan, la desocupación aumenta y las antiguas naciones de la esfera soviética han sido reducidas a países de Tercer Mundo. Pero a medida que aumenta esta nueva etapa de la lucha de clases, entre los trabajadores y la juventud de todo el mundo, aumentan los cuestionamientos a la sociedad del capital globalizado, demostrando conciente o inconscientemente la viabilidad y coherencia del marxismo hoy en día.
Editado originalmente en 1995, el libro de Ted Grant y Alan Woods:
Razón y Revolución tiene como objetivo demostrar aquello; analizando, como lo indica su subtítulo, la ciencia moderna a través del materialismo dialéctico.
Si bien fue un joven Karl Marx el encargado de dar los primeros pasos de esta filosofía, influenciado fundamentalmente por Hegel, y luego por Feürbach, fue el otro fundador del socialismo científico Frederich Engels, quien es su etapa más madura se encargo de escribir los mejores escritos filosóficos del marxismo. Pero: ¿qué tienen en común aquellas ideas con el nuevo desarrollo científico?. Mucho, precisamente, esa es la característica que tiene la ciencia: progreso infinito y acumulable, el materialismo histórico, como ciencia que estudia la Historia y la Sociedad ha demostrado ser altamente enriquecedor para las ciencias sociales actuales; en tanto que la filosofía marxista, es decir el materialismo dialéctico, ha sido la única postura capaz de comprender el desarrollo cognoscitivo de la ciencia. Por lo tanto el marxismo, como filosofía y parte de la ciencia está lejos de terminar con los escritos de Marx, Engels, Lenin y Trotsky, al contrario, se enriquece día a día.
Razón y Revolución precisamente remarca el progreso de la ciencia modernas a través de la postura dialéctica. Tal es el caso de la teoría del Caos y Complejidad en matemática (que estudia sistemas de forma dialéctica, no lineal) y de los nuevos avances en biología, genética y antropología, en donde Engels recibe hoy en día su crédito merecido. En la Astronomía, distinto es el caso de la teoría del Big Bang, la teoría de la "creación" del universo, que es criticada y refutada por los autores por su evidente idealismo.
Dividido en 4 secciones diferentes, el libro se refiere de un modo didáctico y claro a temas que van desde la astrofísica hasta el comienzo del desarrollo del hombre y la vida, remarcando el retraso de la conciencia y la crisis cultural por la cual atraviesa hoy el hombre debido a las cadenas de la sociedad clasista. Quizás su mejor logro es no separar a las ideas dominantes de la sociedad y la filosofía del terreno de crisis actual político- económico en todo el mundo, del terreno de la lucha de clases.Ni más ni menos, ese debe ser el objetivo de cualquier texto marxista: ayudar a triunfar a la clase obrera en su causa por la Revolución y el Socialismo.