Inicio Internacional Rusia y Europa del Este Bosnia-Herzegovina: La revuelta pone la lucha de clases en el orden del día

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Bosnia-Herzegovina: La revuelta pone la lucha de clases en el orden del día PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Crvena Kritika   
Jueves 13 de Febrero de 2014 10:47

thumb tuzla-death-to-nationalism-graffitiLas actuales protestas en Bosnia-Herzegovina hunden sus raíces en la desintegración de Yugoslavia. La guerra civil y religiosa, dos décadas de privatizaciones, el saqueo y un capitalismo mafioso periférico, así como la constante humillación por las estructuras del protectorado imperialista OAR (Oficina del Alto Representante) han presionado tan duramente a los bosnios - y a otros pueblos yugoslavos - que durante un largo período parecía que una vida buena y próspera era sólo materia de la historia y de los cuentos de familia de "la época de Tito".

La pobreza, el crimen rampante y un constante estado de conflicto congelado parecían haberse convertido en una nueva normalidad permanente, sin final a la vista. El tiempo parecía haberse detenido en Bosnia - o al menos eso parecía sobre la superficie.

Anhelando una vida mejor, "normal", las generaciones más jóvenes salieron a las calles de Tuzla a la manera de los manifestantes egipcios, latinoamericanos o de Ocupa Wall Street, exigiendo algún tipo de cambio y dirigiendo su ira hacia la élite gobernante.

Como suele suceder en tales circunstancias, alguien en la élite gobernante hizo algo estúpido (una maniobra táctica que han repetido una y otra vez, como veremos más adelante). La policía reaccionó con fuerza excesiva, radicalizando el movimiento hasta el punto en el que no había forma de detenerlo. Muy pronto, el edificio del gobierno cantonal de Tuzla estuvo en llamas con las palabras "¡Dimisiones!" y "¡Muerte al nacionalismo!" rociadas sobre sus paredes.

El sentimiento de poder se extendió por toda Bosnia como un reguero de pólvora, sobre todo con la ayuda de Facebook, Twitter y otras redes sociales, a través de los cuales la ira y la frustración acumuladas han encontrado una manera de expresarse. Muy pronto le siguieron otras ciudades, como Bihac, Sarajevo y Mostar. A medida que estas líneas están siendo escritas, una manifestación de solidaridad se está organizando en Belgrado (capital de Serbia), y otra más para el miércoles, seguidas de un mitin en Zagreb (capital de Croacia) para el jueves.

Una protesta contra el sistema

En la medida que estas manifestaciones comenzaron como estallidos espontáneos de ira popular, no tienen ninguna línea de clase clara. Los manifestantes en su mayoría se ven a sí mismos como "ciudadanos hambrientos" o "carentes de derechos", luchando "contra la corrupción". Las facciones más organizadas en la protesta son las ONG liberales con agendas ocultas, que se aprovechan de la falta de una dirección obrera genuina. Aunque el movimiento se originó en las protestas de los trabajadores de Tuzla, el movimiento obrero organizado no ha tomado la iniciativa hasta ahora, y no había, por supuesto, ningún apoyo de ningún partido político.

Sin embargo, es bastante destacable que, en medio de toda la confusión, las masas lograran formular demandas que pueden unir a todo el pueblo, independientemente de sus orígenes nacionales y religiosos, y expresar sus intereses fundamentales.

Las demandas planteadas en la Declaración de los Trabajadores y ciudadanos del cantón de Tuzla son simples, pero chocan con los propios intereses fundamentales defendidos por las élites en el poder, lo que plantea la cuestión de quién debe gobernar la sociedad:

"7 de febrero de 2014. ¡Hoy en Tuzla se está creando un nuevo futuro! El gobierno [local] ha presentado su dimisión, lo que significa que la primera demanda de los manifestantes se ha cumplido, y que las condiciones para la solución de los problemas existentes se han alcanzado. La ira y la rabia acumuladas son las causas de esta conducta agresiva. La actitud de las autoridades ha creado las condiciones para que crezcan la ira y la rabia.

"Ahora, en esta nueva situación, deseamos dirigir la ira y la rabia hacia la construcción de un sistema productivo y útil de gobierno. Hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos para que apoyen la realización de los siguientes objetivos:

"1) Mantener el orden público y la paz en cooperación con los ciudadanos, la policía y la protección civil, con el fin de evitar cualquier criminalización, politización, y manipulación de las protestas.

"2) El establecimiento de un gobierno técnico, compuesto por miembros expertos, no políticos, y sin compromisos. [Deben ser personas] que no hayan ocupado ningún cargo en ningún nivel de gobierno y que dirijan el cantón de Tuzla hasta las elecciones de 2014. Este gobierno debería estar obligado a presentar planes e informes semanales sobre su trabajo y cumplir sus objetivos proclamados. El trabajo del gobierno será seguido por todos los ciudadanos interesados.

"3) Resolver, a través de un procedimiento acelerado, todas las cuestiones relativas a la privatización de las siguientes empresas: Dita, Polihem, Poliolhem, Gumara y Konjuh. El [gobierno] deberá:

+ Reconocer la antigüedad y un seguro de enfermedad a los trabajadores.
+ Tramitar las instancias de los delitos económicos y de todos los implicados en ellos.
+ Confiscar la propiedad obtenida ilegalmente.
+ Que se anulen los acuerdos de privatización [de estas empresas].
+ Preparar una revisión de las privatizaciones.
+ Devolver las fábricas a los trabajadores y poner todo bajo el control del gobierno público con el fin de proteger el interés público, e iniciar la producción en las fábricas donde sea posible.

"4) Igualar el sueldo de los representantes del gobierno con la paga de los trabajadores del sector público y privado.

"5) La eliminación de los pagos adicionales a los representantes del gobierno, adicionados a sus ingresos, como resultado de su participación en las comisiones, comités y otros órganos, así como otras formas irracionales e injustificadas de compensación más allá de las que todos los empleados tienen derecho.

"6) La eliminación de los sueldos de los ministros y, eventualmente, de otros empleados del Estado después de la terminación de sus mandatos.

"Esta declaración es presentada por los trabajadores y los ciudadanos del cantón de Tuzla, para el bien de todos nosotros."

Es cierto que todas estas cosas teóricamente podrían llevarse a cabo dentro de los límites del capitalismo. Pero la verdad es que en una economía capitalista periférica, basada en el capitalismo de estilo mafioso, que se ve afectada por el colapso interno, junto con la crisis capitalista global, estas demandas nunca podrán ser conseguidas dentro de los estrechos y podridos confines del sistema actual.

De hecho, para que estas demandas sean llevadas a cabo, el pueblo tendría que tomar el poder él mismo y, con él, expropiar a la oligarquía clientelar, y derrocar las instituciones burguesas y el sistema político para evitar que puedan contraatacar. Para las condiciones de Bosnia, ¡estas demandas tienen un contenido revolucionario!

Por otra parte, estas demandas caracterizan a los manifestantes, no como miembros de ninguna de las principales naciones o religiones de Bosnia, ni siquiera sólo como ciudadanos, sino como "trabajadores y ciudadanos" ¡que golpean la raíz misma de la dominación burguesa en este país!

¿Bosnios luchando codo a codo y como trabajadores, exigiendo el fin de la privatización, queriendo tomar la riqueza de las manos de sus dirigentes y "campeones nacionales"? Sin duda, esto debe haber aterrorizado a la elite gobernante, así como a las estructuras imperialistas de ocupación. ¡Y vaya si lo han hecho!

Sus alarmas se apagaron y no perdieron un momento en los preparativos para una ofensiva contrarrevolucionaria, incluyendo la reciente amenaza del Alto Representante para Bosnia y Herzegovina, Valentin Inzko - que sintió la necesidad de amenazar a los manifestantes con el uso de tropas de la EUFOR para aplastar la revuelta.

El movimiento ha derribado algunos de los gobiernos cantonales y amenaza con escalar aún más, pero hasta ahora sólo ha planteado la cuestión de quién gobierna la sociedad, pero no la ha resuelto. La demanda de rendición de cuentas de los gobiernos futuros plantea la necesidad de crear órganos de poder popular, a fin de hacer cumplir dicho control.

Como marxistas daremos todo nuestro apoyo a todas las medidas que se intenten en esa dirección y apelamos a los trabajadores y jóvenes de Bosnia a unirse, a organizar comités para dirigir la lucha y construir Consejos a todos los niveles, comenzando por las fábricas y puestos de trabajo, escuelas y barrios obreros, y coordinarlos a nivel local y nacional.

¡Vuestra lucha es nuestra lucha!

Belgrado, 9 de febrero


Proclama al pueblo de Tuzla

Queridos Tuzlakos,

Vuestra lucha hoy es un ejemplo brillante de auto-liberación de los trabajadores para todos los Balcanes. ¡Es una lucha igual a las luchas de las masas en Túnez, Grecia y América Latina!

Vuestra victoria hoy, [que se produjo con] la renuncia del gobierno cantonal y la capitulación de los órganos represivos del Estado, no sólo es una fuente de inspiración, sino la prueba incontrovertible de la dependencia de todos los gobiernos del consentimiento de su pueblo. Cada opresor sigue siendo un opresor sólo en la medida en que los oprimidos consienten la opresión - esa es la lección que se ha demostrado hoy a todo el mundo. ¡La lucha de vuestra ciudad y vuestro país nos muestra el futuro que nos espera a todos!

Vuestro ejemplo se hizo aún más notable, al romper los estrechos límites del nacionalismo y del fundamentalismo religioso, que se nos ha impuesto, y falsamente se nos presenta como los únicos poderes serios en estas tierras. ¿Dónde están los nacionalistas y los fanáticos religiosos hoy? ¡Su poder político se convirtió en humo junto con el humo del edificio en llamas, que pertenecían a la misma élite política que los creó! ¡No son nada y el pueblo lo es todo!

Todo el poder y la arrogancia de la élite nacional y de sus superiores extranjeros se apoyan en la justificación que afirma que son ellos quienes están "salvaguardando la paz y el orden", porque los pueblos irían a la guerra unos contra otros si se les dejaba sin supervisión.

Y era la guerra que hicisteis, pero no entre vosotros, sino contra ellos. Eso era lo que temían más y por eso hicieron todo lo posible para mantener el miedo entre vosotros. Al declarar la guerra al nacionalismo y a otras divisiones falsas, habéis revelado la verdadera y única división importante en la sociedad actual - la división entre la mayoría que trabaja y la minoría parasitaria.

¡Y ganasteis!

Sin embargo, esta victoria por encima de todo debe ser motivo de precaución, en lugar de complacencia y de volver a casa. Muchas revoluciones fueron arrebatadas de las manos de sus pueblos por no haber estado en guardia.

El gobierno cantonal de Tuzla ha caído, ¡pero uno nuevo puede establecerse mañana! El primer ministro renunció, ¡pero los magnates permanecieron! Algunas funciones se han perdido, ¡pero las cuentas bancarias están intactas!

¡La victoria que acabáis de ganar sólo puede preservarse mediante nuevas victorias!

Para lograr esto, es de la mayor importancia y urgencia dar los siguientes pasos:

1. ¡No abandonar las calles! No volver a vuestros hogares, ya que con toda probabilidad os encontraréis con nuevas formaciones de las fuerzas armadas en las calles cuando os despertéis mañana. ¡Manteneos en contacto con los demás y no permitáis que os arresten ni os aíslen individualmente!

2. Haced cumplir el orden y la disciplina en las calles. La violencia sólo es útil si no es insensata y cuando se utiliza para defender al pueblo contra el despotismo del gobierno. No permitáis que los matones de poca monta y los provocadores de la policía saboteen las protestas con el saqueo o provocando el caos y el miedo. La ciudad es vuestra - que funcione bajo vuestra supervisión y para vuestro propio interés.

3. Organizad consejos populares en vuestros barrios, en base a la democracia directa y el mandato imperativo de los delegados. ¡Estableced una democracia que os merezca! Las estructuras parlamentarias existentes se han demostrado a sí mismas como un pozo negro de corrupción y nepotismo, y como un trampolín para el enriquecimiento personal de los oligarcas y de los políticos bajo su nómina. Vuestra lucha ha demostrado por encima de todo que sólo las masas organizadas de trabajadores pueden establecer el orden en el interés de la mayoría. Así que estableced ese orden ¡y no dejéis que nadie imponga otra vez el patrocinio de nadie más sobre vosotros!

4. ¡Exigid la devolución del poder económico a las manos del pueblo y el control democrático de la economía! Los oligarcas, que se halagan a sí mismos como "creadores de empleo" - a pesar de que fue a causa de ellos que decenas de miles perdieron sus puestos de trabajo - ya han demostrado lo que sucede cuando se deja la economía en sus manos. ¡Exigid la anulación de todas las privatizaciones de la gran industria y del sector financiero, así como la colocación de las fábricas, minas y bancos bajo el control democrático de los consejos populares! En caso de que el gobierno federal se niegue a obedecer, haced cumplir estas demandas vosotros mismos - ¡que ya habéis demostrado que podéis hacerlo!

5. ¡No caigáis en las artimañas de los políticos, tales como sus consignas "patrióticas"! ¡No permitáis que la revuelta social se convierta en un conflicto étnico! La élite política y económica apuesta ahora a un conflicto en las protestas dentro de las dos entidades y en los cantones que tienen mayorías bosnia y croata. ¡No os dejéis engañar! La cuestión de los cantones y las entidades tiene que ser resuelta como resultado de una decisión democrática de todos los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina. Tal resolución sólo es posible después de que se establezca un gobierno del pueblo, dirigido por las masas de todos los pueblos de Bosnia. Si queréis un país unificado, ¡tenéis que unir a todos los pueblos, independientemente de su origen nacional, en una lucha social, libre de grandes fantasías chovinistas!

Estamos con vosotros en solidaridad y para trabajar por la expansión de vuestra lucha.

La organización marxista Crveni