AUGE DE LA LUCHA DE CLASES EN EUROPA Imprimir
Escrito por El Militante   
Jueves 20 de Marzo de 2003 00:00
En el último año y medio venimos asistiendo a un auge de la lucha de clases en Europa que no tiene precedentes en los últimos 20 años. País tras país las masas de la clase obrera están ingresando a la acción por medio de movilizaciones sin precedentes por su nivel de masividad. En el último año y medio venimos asistiendo a un auge de la lucha de clases en Europa que no tiene precedentes en los últimos 20 años. País tras país las masas de la clase obrera están ingresando a la acción por medio de movilizaciones sin precedentes por su nivel de masividad.

Ya en el 2000 se produjeron dos huelgas generales en Grecia, en menos de un mes. El pasado año hubo dos huelgas generales en Italia en el plazo de seis meses, también hubo una huelga general en España, después de ocho años. En el mes de diciembre también hubo huelga general en Portugal.

Las marchas durante las huelgas generales de Italia y España contaron con millones de trabajadores y trabajadoras, jóvenes, jubilados y pensionados, etc. En Alemania se produjo la primera huelga general en el rubro de la Construcción desde 1947. También hubo huelgas en el Metal y entre los trabajadores estatales. En Gran Bretaña, se organizó en junio del pasado año la huelga entre los trabajadores municipales con dos millones de participantes, y continúa la lucha de los bomberos en un ambiente de gran radicalización. Se está dando un proceso muy interesante al interior de los sindicatos, y es que las direcciones más derechistas y "blairistas" están siendo derrotadas en congreso tras congreso de los sindicatos y gremios, tomando la conducción direcciones más a la izquierda. Así fue en el sindicato del Metal, en el del Transporte (los dos sindicatos más grandes de Gran Bretaña), que se suman a sindicatos controlados por la izquierda como el de periodistas, el de los mineros, y otros.

Las causas de estas huelgas responden al inicio de la crisis económica en Europa. Los capitalistas y los gobiernos, tanto conservadores como socialdemócratas, intentan descargar la crisis sobre los trabajadores y la respuesta de los trabajadores no se ha hecho esperar. A pesar del "boom" económico de los 90 en Europa, éste se basó en la precarización del empleo, en el aumento de la jornada laboral, en la congelación salarial, en los recortes sociales, etc.

Además de las luchas obreras, son cotidianas las movilizaciones de masas de la juventud contra las consecuencias de la "globalización" capitalista (1 millón en Florencia, Italia; 500.000 en Barcelona, etc), o contra la ultraderecha en Francia y Austria, y de los estudiantes que también protagonizaron movilizaciones de masas en España, Gran Bretaña y otros sitios.

Parece que el viejo "fantasma" vuelve a recorrer Europa ...