Conmemoración del “Octubre de los Trabajadores” Imprimir
Escrito por Corresponsal   
Martes 25 de Octubre de 2011 18:12

El pasado jueves 20 de octubre varias decenas de compañeros de diferentes organizaciones nos juntamos en la histórica sede del Sindicato de Farmacia de Capital Federal, donde se desempeñó el recordado dirigente farmacéutico, Jorge Di Pascuale, secuestrado y desaparecido por la dictadura militar a fines de 1976.

El objetivo del evento era festejar el “Octubre de los Trabajadores”, en referencia a la Revolución Rusa de Octubre de 1917, al movimiento revolucionario del 17 de Octubre de 1945 en Argentina, y al aniversario del asesinato del Che – el 8 de octubre de 1967 – que ha quedado establecido como día internacional de celebración de su legado antiimperialista y anticapitalista.

Los grupos que nos dimos cita fueron: el Frente Popular Darío Santillán, el Círculo Cultural Cátulo Castillo, la Agrupación Ortega Peña, la Agrupación “Kiki” Lezcano y la Agrupación Participación Urbana.

El acto, que fue presentado por el compañero Nicolás de la Agrupación “Kiki” Lezcano, comenzó con unas palabras de homenaje al compañero Mariano Ferreyra, del que se cumplía el primer aniversario de su asesinato a manos de una patota armada de la burocracia sindical de la Unión Ferroviaria.

Luego, hubo 5 exposiciones breves de 10 minutos, una por cada agrupación presente. El primer compañero que tomó la palabra fue Jorge Vásquez del Círculo Cultural Cátulo Castillo, un veterano participante de la Resistencia Peronista y ex-militante de las FAP (Fuerzas Armadas Peronistas). El compañero Jorge orientó su intervención a exponer la significación histórica de la revolución rusa de 1917, del 17 de octubre de 1945 y de la revolución cubana, de la que el Che fue uno de sus protagonistas indiscutibles. El compañero destacó que la revolución rusa fue la gesta más importante realizada por la clase obrera mundial hasta la fecha, defendió el carácter proletario del movimiento del 17 de octubre de 1945 que dio origen al movimiento peronista y la imposibilidad, demostrada por la historia, de un movimiento de liberación nacional y social que aglutine al mismo tiempo a la clase obrera y a la burguesía nacional. Por último, destacó la importancia de la revolución cubana en el contexto latinoamericano.

Después intervino el compañero Diego del Frente Darío Santillán. Como trabajador del Ministerio de Trabajo e integrante de la Junta Interna de ATE-CTA, expuso las dificultades laborales de miles de trabajadores contratados. También expuso como fue su vivencia personal y militante la que le llevó a vincularse con estas fechas históricas de mes de octubre que festejábamos. Por último, señaló la necesidad de profundizar políticas de frente único, particularmente en el activismo gremial, lastrado muchas veces por divisionismos injustificados.

El compañero Diego de la Agrupación Ortega Peña reivindicó el legado de los hechos históricos que se celebraban pero se lamentó de la división tradicional en la izquierda, sus errores pasados, y la necesidad de superar rivalidades y enfrentamientos estériles para alcanzar mayores grados de unidad para avanzar en la tarea de la transformación social.

Posteriormente, intervino el compañero David Rey, de la agrupación Participación Urbana y de la Corriente Socialista Militante. El compañero señaló tres aspectos. En primer lugar, destacó la excepcionalidad histórica del momento que vivimos a nivel mundial. La “excepcionalidad” latinoamericana se ha roto, y ahora la crisis del capitalismo está haciendo que todo el mundo esté siendo arrastrado a una dinámica de lucha de clases cada vez más profunda: mundo árabe. Europa, EEUU. Por otro lado, señaló que mientras en el pasado actos como éste sólo tenían un mero interés de celebración histórica, para sostener la memoria de nuestras tradiciones revolucionarias y armar a las futuras camadas de revolucionarios; hoy, eventos como éstos, no nos ilustran cómo fue el pasado sino que nos ilustran cómo está siendo el presente y cómo será el futuro inmediato para la actual generación de revolucionarios de todo el mundo. Por último, el compañero David Rey celebró que en un mismo acto pudieran conmemorarse eventos como la revolución rusa de 1917 y el 17 de octubre del 45 en Argentina, que durante décadas fueron presentados de manera maliciosa por los enemigos de la unidad de los trabajadores, como antitéticos y excluyentes. Destacó que la realidad ha demostrado que las tareas democrático-nacionales pendientes sólo pueden consumarse y llevarse plenamente a la práctica a través de la revolución socialista, con la expropiación de los terratenientes y de la gran burguesía nacional, así como las propiedades de los imperialistas. Esta fue la gran lección de la revolución trusa y de la revolución cubana, pero es también la gran lección de la revolución bolivariana en Venezuela que, si bien aún no está completada y habiendo nacido como una revolución democrático-nacional, ha fijado en el socialismo el objetivo de su existencia. Más aún, como el legado del Che lo ilustra la revolución bolivariana no ha fijado solamente en Venezuela su marco de acción sino en toda América Latina, y más allá.

Por último, tomó la palabra el compañero Nicolás de la Agrupación “Kiki” Lezcano para enfatizar la actualidad del marxismo como herramienta revolucionaria. El compañero Nicolás destacó, particularmente, la vigencia de la teoría de la Revolución Permanente de Trotsky en los procesos revolucionarios latinoamericanos actuales; es decir, la necesidad de vincular la resolución de los problemas pendientes de la revolución democrático-nacional con la realización de la revolución socialista. También señaló la necesidad de utilizar el marxismo de una manera creativa, no dogmática, atendiendo a las particularidades de cada país y de cada proceso revolucionario.

Después se dio paso a un intercambio muy interesante de opiniones y de palabras entre los asistentes, en el que se expresó mayoritariamente la necesidad de avanzar en políticas de frente único dentro del campo popular y de buscar una síntesis de organización política entre peronistas, marxistas, y otros sectores populares para hacer avanzar la lucha y la emancipación de la clase obrera.

Cerró el acto un compañero también veterano de la Resistencia Peronista y de las FAP, del Círculo Cátulo Castillo, que agradeció la asistencia de los participantes y los emplazó para nuevas actividades y convocatorias.