Inicio Corriente Marxista Internacional Revolution Festival 2018: los marxistas preparados para las luchas por venir

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Revolution Festival 2018: los marxistas preparados para las luchas por venir PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Socialist Appeal (CMI-Gran Bretaña)   
Viernes 09 de Noviembre de 2018 11:09

CMI festival

El fin de semana del 19 al 21 de octubre, alrededor de 300 marxistas de todo el Reino Unido y el resto de Europa se reunieron en Londres para la escuela de invierno anual. La edición de este año conmemoraba los sucesos inspiradores de 1968 medio siglo después, y demostró de forma clara el entusiasmo, interés y confianza en las ideas del marxismo. 

[Artículo original inglés con vídeos]

El fin de semana ofreció una experiencia inspiradora para todos los compañeros asistentes, con un nivel político en las distintas aportaciones a lo largo de las charlas más alto que nunca. 

El entusiasmo juvenil a lo largo de la semana fue una de las cosas más evidentes: la mayoría de los asistentes eran menores de 30 años.

Esto es una prueba más del efecto que la crisis global del capitalismo está teniendo a la hora de radicalizar la conciencia de los jóvenes, lo que conlleva un resurgir del interés por las ideas del marxismo. Y es esta radicalización de una nueva generación y la búsqueda de ideas revolucionarias lo que nos llena de optimismo para las luchas por venir.

Socialismo o barbarie

El fin de semana comenzó el viernes por la tarde con los temas de Rosa Luxemburgo y la Revolución Alemana. Rob Sewell, autor del nuevo libro de Wellred Books Germany 1918-1933: Socialism or Barbarism se dirigió a una sala abarrotada con un análisis y explicación sobre cómo la derrota de la Revolución alemana supuso un desastre para la clase trabajadora. No sólo preparó el camino para el surgimiento del fascismo más adelante, sino también para la degeneración de la Revolución de Octubre hacía el estalinismo. Al no poder expandirse la revolución de forma internacional a los países más desarrollados económicamente, la Unión Soviética quedó aislada, lo que sentó las bases materiales para el desarrollo de la burocracia estalinista.[1]

Marie Frederiksen, editora de la publicación marxista danesa Revolution, también se dirigió a los asistentes con motivo de su nuevo libro: Reclaiming Rosa Luxemburg: a true revolutionary. Marie destacó que Rosa Luxemburgo ha recibido críticas a lo largo del tiempo tanto por parte de estalinistas como de reformistas. Aunque es verdad que cometió errores, su asesinato fue sin duda un duro golpe para las fuerzas revolucionarias en Alemania.[2]

La lección más importante que recordar del fracaso de la Revolución alemana, tal y como explicaron ambos ponentes, es la necesidad de construir un partido revolucionario que esté preparado para enfrentarse a tales eventos de gran magnitud con antelación: un partido que pueda liderar a la clase trabajadora hacia la derrota exitosa del capitalismo.

Combatir a la extrema derecha

A lo largo de la gran parte del segundo día del festival de ideas tuvieron lugar distintas charlas y debates en sesiones paralelas. Los temas de éstos fueron: Martin Luther King, cuáles deberían los 100 primeros días en el poder para Corbyn, los orígenes del capitalismo, el movimiento de las sufragistas, el dinero y su evolución hacia las criptomonedas, la moralidad y el marxismo, la inteligencia artificial y las guerras comerciales.[3] 

Una de las ponencias clave fue el debate sobre cómo combatir a la extrema derecha. Este es un tema que ha suscitado mucho interés en el Reino Unido por el movimiento alrededor de la figura de Tommy Robinson, cofundador de la Liga Inglesa de Defensa.

Los ponentes, de Reino Unido, Suecia y Austria, hablaron sobre el surgimiento de la extrema derecha en sus respectivos países y sobre cómo debería responder la izquierda.A continuación, varias aportaciones acentuaron cómo el movimiento laborista y sindical debe movilizar sus fuerzas para evitar que la extrema derecha sea capaz de organizarse y desfilar por nuestras calles.

Asistentes de toda Europa hicieron hincapié en que esta es una lucha que está teniendo lugar en todo el mundo.[4]

1968: año revolucionario

El sábado acabó con un evento para conmemorar el acontecimiento clave de 1968: la revolucionaria huelga general en mayo de 1968 en Francia.[5]

Antes del discurso clave sobre este tema, Martin Cavanagh, sindicalista y miembro ejecutivo del PCS (Sindicato de Servicios Públicos y Comerciales) se dirigió a los asistentes con una charla sobre la lucha contra la austeridad.

Martin explicó la importancia de derribar a los Tories y sobre cómo este objetivo común no debe ser afectado por las luchas personales internas en el liderazgo del sindicato. También subrayó la importancia de la democracia sindical y que los sindicatos siempre deben actuar de acuerdo con los intereses de la clase trabajadora.

A modo de conclusión, Alan Woods, editor político de In Defence of Marxism, se dirigió a la sala abarrotada para hablar sobre los sucesos extraordinarios de 1968 en Francia. A partir de sus experiencias personales y participación en este movimiento de masas cuando tuvo lugar, Alan habló sobre lo cerca que estuvo la clase trabajadora de conseguir el poder. En última instancia, la traición de la dirección del movimiento fue la barrera principal que se opuso a que la clase trabajadora tomara el poder para acabar con el capitalismo.

Aún así, Alan enfatizó que no deberíamos simplemente recordar con nostalgia estos eventos. Al contrario, deberíamos aprender de sus errores para asegurar que en futuras luchas la revolución se lleve a cabo hasta el final, para asegurar que el heroísmo de la clase trabajadora no sea en vano.

Socialismo internacional

En el último día del festival de ideas tuvieron lugar una vez más una gran variedad de debates y charlas repartidas en tres salas. Los temas de este día fueron Oliver Cromwell y la revolución inglesa, la emancipación de la mujer, la Guerra de Vietnam, la crisis del 2008, Latinoamérica, la crisis del liberalismo y la Primavera de Praga.

Una de las charlas más relevantes fue alrededor de la vida e ideas de James Connolly y la lucha por la independencia de Irlanda. Ben Curry, de Socialist Appeal, habló de cómo el legado y las ideas revolucionarias de Connolly son a menudo distorsionadas, pintándolo como un simple mártir noble.

Pero Connolly era un marxista convencido, que luchó no solo por la independencia de Irlanda, sino por el socialismo internacional. El propio Connolly insistía: “Si mañana echáis al ejército inglés e izáis la bandera verde sobre el Castillo de Dublín, a menos que emprendáis la organización de una república socialista todos vuestros esfuerzos habrán sido en vano.”[6]

Que tiemblen las clases dirigentes

Unas últimas conclusiones fueron el toque final del festival de ideas, de la mano de Alan Woods, sobre por qué es necesaria una revolución. Alan habló sobre la gran crisis a la que se enfrenta el capitalismo y la necesidad de preparar a una dirección revolucionaria para acabar con este sistema fallido.

Alan señaló que incluso Francis Fukuyama, quien hace 20 años hablaba sobre el liberalismo y el “fin de la historia”, ahora reconoce que ha habido un resurgir de ideas marxistas entre la juventud.[7]

Vemos que el fin de la Unión Soviética no marcó el final de la historia, sino que aquella serie de acontecimientos simplemente fueron un preludio para un fin mucho más significativo: el del podrido sistema capitalista.

Una interpretación conmovedora de La internacional puso la guinda final al festival, en el que se pudo apreciar la asistencia internacional al evento reflejado en el plurilingüismo presente a la hora de cantar esta canción revolucionaria.

De forma generalizada, los asistentes, tanto nuevos como repetidores, coincidían en que el festival de este año había sido inspirador y formativo, como un gran impulso para su confianza en las ideas del marxismo.

Hace medio siglo, la clase dirigente mundial tembló ante los eventos revolucionarios de 1968. Hoy, cuando vemos cómo movimientos revolucionarios vuelven a aflorar una vez más en todo el mundo, nos vemos decididos a estar en el lugar correcto con las ideas correctas, con las fuerzas necesarias para ponerle fin a este sistema capitalista sumido en crisis de una vez por todas.


[1] Vease http://luchadeclases.org/historia/111-las-revoluciones-del-siglo-xx/710-la-revolucion-alemana-de-1918-19.html

[2] Vease http://luchadeclases.org/historia/111-las-revoluciones-del-siglo-xx/1034-el-orden-reina-en-berlin.html

[3] Vease http://luchadeclases.org/internacional/126-economia-internacional/58-internacional/2861-lo-que-esta-en-juego-en-la-guerra-comercial-entre-trump-y-china.html

[4] Vease http://luchadeclases.org/estado-espanol/61-analisis-politico/2865-el-auge-de-vox-fascismo-en-espana.html

[5] Vease http://luchadeclases.org/2721-1968-el-ano-de-la-revolucion.html

[6] Vease http://luchadeclases.org/historia/2090-2016-03-29-19-48-56.html

[7] Vease http://luchadeclases.org/internacional/2876-fukuyama-cambia-de-opinion-el-socialismo-deberia-volver.html