Inicio Corriente Marxista Internacional Escuela Mundial de la CMI 2015: un testimonio de la fuerza del internacionalismo revolucionario

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Escuela Mundial de la CMI 2015: un testimonio de la fuerza del internacionalismo revolucionario PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Natasha Sorrell   
Miércoles 19 de Agosto de 2015 02:48

 world-school-20151

Más de 270 activistas marxistas han regresado ya a sus hogares a más de 30 países diferentes después de asistir a la Escuela Mundial de la Corriente Marxista Internacional que tuvo lugar en Bardonecchia, Italia, la semana pasada. La escuela ha mostrado la actividad de la corriente y la fuerza de las ideas revolucionarias a través del alto nivel político, el número de jóvenes entusiastas participantes, y la excelente aplicación de la teoría marxista a los movimientos de masas en desarrollo en todo el mundo hoy en día.

Como fue explicado por muchos oradores, entre ellos Alan Woods en su introducción a la discusión sobre las perspectivas de la revolución mundial, estamos entrando en el período más turbulento de la historia del capitalismo. Nunca antes ha habido una crisis tan profunda, lo que obliga a la aplicación de medidas de austeridad en todo el mundo que han dado lugar a una creciente brecha entre ricos y pobres y al aumento de la pobreza para los trabajadores, los jóvenes y los jubilados. Como consecuencia de la degradación de las condiciones de vida en nombre de las ganancias, las protestas, huelgas y manifestaciones están surgiendo, incluyendo las masivas protestas en Grecia contra la Troika, marchas en todo los EE.UU. contra el racismo institucionalizado y las manifestaciones contra la austeridad en Gran Bretaña. Estos son sólo algunos ejemplos de laa acciones que la gente se ve obligada a tomar conforme los costos de la crisis, provocada por las contradicciones inherentes del capitalismo, están empujando a la clase obrera.

Un minuto de silencio por los compañeros fallecidos a lo largo del añoLa escuela comenzó con un minuto de silencio por los compañeros Camilo Cahis y Chico Lessa de Canadá y Brasil, respectivamente. Estos camaradas hicieron grandes contribuciones a la CMI durante su vida y recordamos y celebramos sus aportaciones. Así como los compañeros comentaron, la mejor manera de honrar la memoria de estos compañeros es seguir luchando con el mismo empeño y dedicación como ellos hicieron en la lucha por la revolución socialista y en la construcción de la CMI. Este fue el objetivo de la Escuela Mundial de la CMI: educar a los compañeros de las mejores tradiciones e ideas del marxismo, para que puedan seguir construyendo y luchando por la única solución para el sufrimiento, la pobreza, la opresión y la explotación.

En el transcurso de la semana, las discusiones políticas fueron desde la sesión de apertura sobre las perspectivas de la revolución mundial a los debates sobre la filosofía marxista, la situación política en Grecia, la crisis en el Medio Oriente, y muchas otras. Lenin escribió que "no puede haber practica revolucionaria sin teoría revolucionaria", una declaración ejemplificada a través de las muchas revoluciones en el pasado que han fracasado, derrotado o han quedado incompletas debido a la falta de una dirección revolucionaria armada con las ideas necesarias para abolir el capitalismo y poner el poder en manos de las masas. Esto se ha visto recientemente en Egipto, Túnez y otros países durante la Primavera Árabe.

Los marxistas entendemos que nuestras teorías e ideas deben ser el producto del análisis de la realidad y las condiciones materiales, y que no podemos tratar de imponer ideas preconcebidas o abstracciones a la realidad. Pero al mismo tiempo, las propias ideas revolucionarias pueden ser extremadamente poderosas para cambiar el mundo, ya que - como escribió Marx - "la teoría también se convierte en una fuerza material tan pronto como se ha apoderado de la mente de las masas". Por lo tanto, gran parte del enfoque de la discusión en la escuela se dedicó a la discusión de las ideas fundamentales del marxismo - de la filosofía, la economía y otros temas teóricos - que son necesarios para comprender el mundo que nos rodea; para entender el mundo con el fin de cambiarlo.

Sacudida de las socialdemocracias: partidos de masas y nuevas formaciones

Los debates de la semana se establecieron en el contexto de una situación sin precedentes en la política británica, con el enorme impulso reunido por la campaña de Jeremy Corbyn proporcionando una voz fuerte a la ira y al sentimiento anti-austeridad que está creciendo entre los trabajadores y la juventud. Después de haber encontrado su camino hacia las urnas para convertirse en líder del Partido Laborista, casi por accidente, Corbyn ha reunido un gran apoyo en torno a su programa anti-austeridad que está encontrando un gran eco entre los trabajadores de Gran Bretaña.

Se dedicó un día entero de discusión a analizar estos nuevos movimientos políticos de masas y las formaciones que han irrumpido en los últimos años, y para discutir las implicaciones para los viejos partidos socialdemocracias y tradicionales de masas de la clase obrera. Los acontecimientos recientes han sacudido dichos partidos hasta sus cimientos como el PASOK en Grecia o el PSOE en España. Estos partidos han fracasado en representar los sentimientos más radicales de los trabajadores y por lo tanto, con la creación de un vacío de expresión política han comenzado a surgir en otros lugares nuevas alternativas de izquierda a estos huecos partidos, sobre todo con la creación de Podemos en España y SYRIZA en Grecia.

Está claro que ya no existe más lo que se conoce como lugares "seguros" para los partidos obreros tradicionales, ya que se ha visto que estos partidos no pueden conseguir reformas y cambios positivos dentro de los límites del capitalismo. Al contrario, los partidos reformistas están llevando a cabo recortes y ofreciendo sólo contrarreformas. Como resultado, los trabajadores y los jóvenes están atraídos por las campañas más radicales que prometen poner fin a la austeridad y una mejora de las condiciones de vida, en lugar de promesas de medidas de austeridad menos graves.

Fred Weston, quien dirigió el primer debate sobre el tema, explicó que como marxistas no ofrecemos un apoyo acrítico a cualquier movimiento o partido; apoyamos a aquéllos como Corbyn, SYRIZA, o Podemos que presentaron un programa de reformas genuinas - pero también hay que señalar que estas reformas sólo pueden lograrse mediante la ruptura con el capitalismo y la realización de  políticas socialistas.

Lo que está claro es que la desaparición de ciertas organizaciones tradicionales de masas no es sólo un fenómeno singular, sino que ha ocurrido en un país tras otro, incluyendo Grecia, España e Italia. La lucha de clases no ha llevado necesariamente a un desarrollo de un ala de izquierdas en estas organizaciones tradicionales, como ha ocurrido en el pasado; por lo que la expresión política de las masas ha surgido en otras partes con diferentes formas de representación. Lo que la campaña de Corbyn y agrupaciones como Podemos tienen en común es que están expresando lo que millones de personas en estos países anhelan: una alternativa a las actuales realidades sombrías del capitalismo.

El debate destacó el dinamismo del análisis marxista y la necesidad para los marxistas de intervenir en los movimientos de masas y las expresiones políticas de las masas: para apoyar los desarrollos progresivos e involucrarnos en ellos; pero también para ofrecer apoyo crítico y señalar que las políticas reformistas no son suficientes para realizar cambios significativos a la vida de las personas. La única manera de que se consigan estos cambios es a través de una revolución socialista, lo que permitiría a los trabajadores tomar el poder para sí mismos. Los eventos están actualmente poniendo a prueba a los partidos reformistas, y la gente está aprendiendo rápidamente que reformar el capitalismo no es una opción, como se está demostrando en Grecia actualmente a través de la reciente traición de Tsipras.

La cuestión nacional y el terremoto político de Escocia

Los recientes acontecimientos en Escocia han proporcionado una muestra más de la desintegración del apoyo a los partidos de masas existentes, con espacios que han sido tradicionalmente lugares 'seguros' para los Laboristas que están siendo abrumadoramente ganados por el SNP (Partido Nacional Escocés). El referéndum sobre la independencia trajo casi a toda la población de Escocia a las urnas con el fin de participar en el debate político en torno a la cuestión de si Escocia se debe convertir o no en una nación independiente. Esto ha causado mucha discusión en los trabajadores comunes, la gente de todas las edades y orígenes se ha politizado, haciendo hincapié en los sentimientos anti-austeridad y anti-clase dirigente que existen.

Estos sentimientos se cristalizaron en la campaña liderada por el SNP por la independencia, pero duró hasta las elecciones generales de hace unos meses, demostrada por la histórica victoria del SNP, quien ganó todos, excepto tres, de los escaños en Escocia. Con mucha gente en Escocia pidiendo la independencia, hay una necesidad de que los marxistas analicen y comprendan la cuestión nacional en Escocia. Tres discusiones separadas en la Escuela Mundial exploraron la cuestión de las naciones y del nacionalismo, incluyendo una discusión relativa específicamente a Escocia -con Rachel Gibbs—proporcionado un panorama brillantemente detallado de los eventos que ocurrieron durante el referéndum escocés y el derrumbe político que ha ocurrido desde entonces, así como el papel que los marxistas  deben jugar ahora. Esta cuestión también se discutió en relación con la lucha negra en los EE.UU., con una introducción sobre el tema de John Peterson.

La primera discusión fue dada por Francesco Merli, que discutió las ideas de manera más amplia, echando una mirada a las ideas de Marx y Lenin sobre la cuestión nacional, así como la subida histórica y el rol del Estado-nación. Francesco destacó que el derecho de las naciones a la libre determinación no es una cuestión absoluta, y que, si bien siempre querremos trabajar para fortalecer la unidad de clase, hay casos en que la separación de hecho es progresista. Por lo tanto hay una contradicción natural en la naturaleza de la cuestión nacional: por un lado, la necesidad de unificar a la clase obrera como un cuerpo unido a través del internacionalismo revolucionario y romper las divisiones nacionales; y por otro lado, que sea necesario luchar por el derecho de las naciones oprimidas a separarse de una clase gobernante opresiva. El derecho a la autodeterminación es en última instancia un derecho democrático, no una demanda específicamente socialista, y debe ser utilizado para liberar, ganar y unir a sectores de la clase obrera detrás de un programa socialista revolucionario.

Lo que se destacó a través de todos estos debates fue la idea de que no existe una posición rígida o absoluta que podría ser aplicable a todas las situaciones con respecto a la cuestión nacional; por lo tanto la comprensión del método de Marx, Engels, Lenin y Trotsky sobre esta cuestión es esencial para los marxistas con el fin de interpretar los acontecimientos políticos, como los que se están dando en Escocia en estos momentos.

Crisis en el Oriente Medio: causas y soluciones

Una de las discusiones más importantes de la semana fue la planteada por Hamid Alizadeh sobre la crisis en el Medio Oriente. Se refirió a los problemas existentes e históricos de la región, indagando sobre las fuerzas imperialistas que habían ayudado a contribuir al surgimiento del Estado islámico y otros grupos fundamentalistas.

Hamid comenzó explicando la situación en toda la región, mencionando que la mayoría de la población son jóvenes, que experimentan altos niveles de desempleo y pocas perspectivas de futuro. La región ha experimentado muchas revoluciones en los últimos tiempos a través de la primavera árabe, con grandes movimientos de los trabajadores en Egipto, Túnez y Libia. Estos movimientos mostraron el poder de las masas para promulgar el cambio y su deseo de hacerlo; pero las revoluciones quedaron incompletas - los propios trabajadores no tomaron el poder a través de una dirección revolucionaria, lo que permitió una contrarrevolución que se desarrolló y llenó el vacío de poder dejado por el derrocamiento de las dictaduras anteriores. Una consecuencia de esto es la desmoralización de masas entre los jóvenes en particular, y en este momento estamos viendo así un reflujo en el movimiento. Pero, como explicó Hamid, estas revoluciones no han terminado todavía, y los trabajadores están aprendiendo de estas experiencias.

Hamid explicó la inestabilidad de Oriente Medio, teniendo en cuenta la influencia que Irán tiene ahora en la región en comparación con el imperialismo norteamericano, que ha alcanzado los límites de su poder, política y económicamente. De la misma manera que la capacidad de los EE.UU. para intervenir se ha visto restringida por el debilitamiento del capitalismo estadounidense, así también los otros países de la región se enfrentan a una impotencia similar y a un debilitamiento de su poder de manera más general.

Arabia Saudita es un excelente ejemplo de esto, cuya economía nacional, por lo general depende la producción de petróleo, ha sido socavada por la producción petrolera de los EE.UU. Esto no sólo pone en peligro la economía de Arabia, sino también sus relaciones con los EE.UU. y la posición de poder en la región. Hamid explicó cómo la familia gobernante saudí no tiene legitimidad real, habiendo sido establecida como un poder de marioneta. Esta incertidumbre se ve agravada por la desigualdad creciente y las tensiones religiosas, avivadas por el estado saudí. Y a pesar de que no ha habido una revolución en Arabia Saudita, las ondulaciones de la Primavera Árabe se han dejado sentir allí a través de protestas masivas y huelgas. Al igual que con todos los demás países de todo el mundo, nada existe en el vacío, y la lucha de clases que está aumentando en todas partes, también está aumentando en Arabia Saudita y en todo el Oriente Medio en su conjunto.

Los EE.UU. y otras de las llamados potencias mundiales líderes están viendo ahora a Irán como la clave para ayudar a llevar la estabilidad a la región, donde los EE.UU. ya no pueden actuar hegemónicamente como alguna vez lo hizo. Esto es problemático para el imperialismo estadounidense, sin embargo, la relación de Estados Unidos con sus otros aliados en la zona, tales como Israel, se han vuelto inestables como consecuencia de que Irán está ofreciendo sus servicios a los EE.UU.

Lo que este debate destacó claramente fue la necesidad de una dirección revolucionaria en el Medio Oriente, ya que la ausencia de tal dirección ha llevado a la desmoralización, a un reflujo en el movimiento, y a la continuación de los odiados regímenes. Por ejemplo, a pesar de los incentivos tales como hacer del día de la votación un día festivo, proporcionando transporte gratuito, y las amenazas de multas para los no votantes, sólo hubo un 47% de participación en las últimas elecciones egipcias promovidas por Al Sisi.

La clase dominante está entrando claramente en pánico, y como consecuencia toda la región ha sido arrastrada a la barbarie en el intento de mantener algún tipo de posición. Pero la crisis continua del capitalismo conducirá a una renovación de las luchas obreras. Las tradiciones históricas reales de la región no son las del fundamentalismo islámico o la barbarie, sino las del socialismo y la lucha por la igualdad; y estas ideas son las que al final prevalecerán.

Jóvenes y estudiantes

Después de un largo día de debate, los compañeros estudiantes de Brasil, Italia y Gran Bretaña se reunieron para compartir sus experiencias y éxitos en la realización del trabajo con los estudiantes y la juventud en diferentes zonas del planeta. Los compañeros brasileños explicaron su proceso de creación de los comités de los estudiantes con el fin de protestar contra las condiciones crónicas y la falta de equipamiento en las escuelas. Los compañeros están conectando con un problema material para los jóvenes de Brasil y han lanzado una campaña para conectar la necesidad de luchar por los útiles escolares básicos con la necesidad de derrocar al capitalismo, que involucra tanto a los jóvenes en la lucha por un cambio fundamental en la sociedad con el fin para proporcionar este tipo de reformas.

Los italianos hablaron de un proceso similar de trabajar en las escuelas para conseguir estudiantes jóvenes y camaradas elegidos como representantes de los estudiantes dentro de las escuelas. Al igual que en el trabajo de los compañeros brasileños, esto permitió a los compañeros vincular las demandas de reformas concretas a las demandas por el socialismo y una economía planificada, controlada democráticamente con el fin de proporcionar estas cosas.

Los camaradas británicos han estado llevando a cabo el trabajo entre los estudiantes de las universidades mediante la creación de grupos de discusión y educando a los estudiantes en las ideas del marxismo. Hay mucho que aprender de los compañeros de otros países, quienes demostraron diferentes fortalezas y habilidades que todos podemos aprender del fin de fortalecer aún más nuestras actividades entre los estudiantes y los jóvenes en Gran Bretaña. La teoría es vital; pero debe ser una guía para la acción, los compañeros deben tomar el conocimiento adquirido a través de discusiones y volcarlo hacia el movimiento obrero y los movimientos de masas de la juventud con el fin de ganar a las capas más amplias para las ideas revolucionarias.

Las tareas por delante

La escuela terminó con un informe de la organización por parte de Jorge Martín, que detalla el crecimiento y el progreso de todas las secciones de la Corriente Marxista Internacional. Fue alentador escuchar sobre las actividades de los compañeros internacionales de Venezuela a Suiza, de Pakistán a Canadá, lo que demuestra el deseo en la sociedad por una explicación a la crisis del capitalismo y por una alternativa a la austeridad paralizante y la pobreza que ofrece el capitalismo.

Alan Woods cerró la escuela con un conmovedor discurso animando a los miembros de la CMI a continuar la construcción de las fuerzas del marxismo, y continuar levantando la bandera de la CMI - del socialismo - para que podamos construir una organización revolucionaria que pueda jugar un papel integral en provocar el fin a los horrores del capitalismo y establecer una sociedad que proporcione igualdad y el aumento de los niveles de vida para todos en el planeta.

Nunca ha habido un momento más importante para luchar por las ideas de Marx, Engels, Lenin y Trotsky: ahora es el momento para educarnos a nosotros mismos y a los demás en la forma de luchar contra la opresión y la explotación; ahora es el momento de salir y explicar a todos aquellos que están buscando una alternativa a la austeridad que sí hay una alternativa - ¡pero debemos organizarnos y luchar por ella!