Phil Mitchinson – Compañero, amigo y luchador Imprimir
Escrito por Rob Sewell   
Viernes 17 de Noviembre de 2006 00:00
Para todos los compañeros ha sido una gran conmoción escuchar la trágica noticia de la muerte prematura del compañero Phil Mitchinson, editor adjunto del periódico marxista Socialist Appeal y dirigente de la Corriente Marxista Internacional. Desgraciadamente, Phil sufrió un grave ataque al corazón la pasada noche, fue llevado rápidamente al hospital donde fueron incapaces de salvarle. Tenía 38 años de edad. Esta trágica noticia es un golpe para el movimiento que Phil ayudó a construir. Phil jugó ungó un papel clave en el desarrollo de la corriente marxista en Gran Bretaña e internacionalmente. Para todos los compañeros ha sido una gran conmoción escuchar la trágica noticia de la muerte prematura del compañero Phil Mitchinson, editor adjunto del periódico marxista Socialist Appeal y dirigente de la Corriente Marxista Internacional.
Desgraciadamente, Phil sufrió un grave ataque al corazón la pasada noche, fue llevado rápidamente al hospital donde fueron incapaces de salvarle. Tenía 38 años de edad.
Esta trágica noticia es un golpe para el movimiento que Phil ayudó a construir. Phil jugó un papel clave en el desarrollo de la corriente marxista en Gran Bretaña e internacionalmente.
Phil Mitchinson nació en el baluarte de la clase obrera de Merthyr, en el sur de Gales. Su padre fue minero en un pozo local. Phil entró en política en la escuela, a los 16 años de edad, se unió a las Juventudes Socialistas del Partido Laborista donde entró en contacto con las ideas del marxismo. Después se unió a la tendencia Militant durante la heroica huelga minera de 1984. La huelga tuvo un impacto profundo sobre él y a menudo recordaba sus experiencias durante esa larga lucha de un año, las privaciones y el humor.
Muy pronto comprendió los principales conceptos del marxismo y desarrollo el talento de ser capaz de explicar estas ideas de una forma clara y sencilla. Después de acabar sus estudios universitarios en Swansea pronto se convirtió en liberado de Militant en Gales Occidental.
En la división que surgió dentro de la tendencia Militant en 1991, Phil se posicionó a favor de la minoría alrededor de Ted Grant, de la que surgió Socialist Appeal. Más tarde ese año asistió a la conferencia de Militant y presentó una resolución defendiendo la producción de un periódico para aquellos que estaban trabajando en el Partido Laborista. Como era de esperar, la resolución fue ampliamente derrotada, como también lo fue la oposición al giro ultraizquierdista propuesto por la mayoría de la dirección.
Phil representó a la oposición en numerosas reuniones en Gran Bretaña e internacionalmente. Terminó siendo expulsado de Militant y dedicó todos sus esfuerzos a lanzar Socialist Appeal. Pronto se convirtió en liberado de la revista y concentró sus energías en Gales del Sur durante un período antes de trasladarse a Londres.
A nivel nacional, Phil realizó todas las tareas que le dieron, desde el trabajo juvenil al sindical. Viajó por el país regularmente hablando en reuniones, en conferencias de Socialist Appeal y de la Internacional. Tenía un talento particular para hablar y escribir, incluso tenía talento para la impresión. Sus discursos siempre estaban bien preparados, bien elaborados y extremadamente bien ejecutados. Tenía el “huwl” galés, una capacidad para despertar a su audiencia. Su última intervención pública fue el lunes por la noche. A pesar de no sentirse bien, dio una brillante explicación sobre la “Relevancia del marxismo hoy”, todos los que estuvieron presentes dijeron que fue un discurso inspirador. Phil tenía verdadera sed de teoría marxista y participaba en todo tipo de discusiones. Tenía un profundo conocimiento del marxismo y a menudo mostraba su desprecio por aquellos que presentaban al marxismo de una manera mecánica y parcial. Se llevaba muy bien con Ted Grant, ayudándole donde era posible.
Su habilidad para escribir fue bien utilizada en la elaboración de Socialist Appeal, además de muchos documentos durante el último período. No tenía ninguna dificultad en escribir miles de palabras, sólo para ser salvajemente cortadas para adaptarse al espacio necesario. Sin embargo, dedicaba mucho esfuerzo, cuidado y tiempo para sus artículos, para asegurarse de que estaban a la altura de las circunstancias. Más recientemente, como la persona responsable de publicar Socialist Appeal, dada la presión de la carga de trabajo internacional de Alan Woods, él incluso insistió en corregir personalmente todo el periódico antes de ser impreso.
Además, Phil desarrollo una relación especial con los compañeros dirigentes del PRSI irlandés y trabajó con ellos para clarificar las tácticas y la estrategia necesarias para llevar a cabo la revolución socialista en Irlanda. También participó plenamente a nivel internacional, asistiendo a reuniones y conferencias de la Corriente Marxista Internacional.
También disfrutaba discutiendo de deporte, como galés, sentía una gran pasión por el rugby. Siempre se aseguraba de leer lo escrito sobre partidos clave y no pasaba por alto ninguno de los titulares. Tenía una personalidad muy abierta y alegre, disfrutaba de un buen trago y, por supuesto de un cigarro, a pesar de su asma. Tenía pasión no sólo por el marxismo sino también por la música, en particular Tom Jones y Frank Sinatra. Una vez más, tenía un gran sentido del humor, una risa contagiosa y se llevaba bien con los compañeros a nivel personal.
Cualquiera que le conozca estrechamente también podía ver la gran atención que él prestaba a la educación de sus dos hijos, Jack y Sam, a pesar de vivir a larga distancia de ellos. A menudo relataba la última historia del partido de rugby de Sam en la escuela o las habilidades para debatir que Jack tenía en la escuela.
También era un ávido lector. No sólo estaba versado en los clásicos del marxismo, sino que también amaba la literatura en general y con frecuencia citaba las muchas obras que había leído para resaltar un punto durante una intervención. Una de las citas de las muchas que le gustaba recordar era:
"Todos los hombres sueñan, pero no de la misma manera. Los que sueñan de noche en los polvorientos refugios de su mente, despiertan al día siguiente y descubren que fue sólo vanidad; mas los que sueñan de día son hombres peligrosos, porque pueden representar sus sueños con los ojos abiertos para hacerlos posibles". (T. E. Lawrence. Los siete pilares de la sabiduría).
El sueño de Phil no era esa clase que pertenece al mundo de la fantasía, esa clase que no se puede hacer realidad. Compartía los mismos ideales y objetivos que todos los genuinos socialistas que aspiran a un mundo donde la raza humana pueda alcanzar todo su potencial y poner fin a la barbarie de una sociedad de clases.
Su muerte prematura es una tragedia. El trabajo desde 1992 en la reconstrucción de la corriente marxista en Gran Bretaña ha sido largo y duro. A lo largo de estos años, Phil se batió el yunque para defender las ideas del genuino marxismo. Hoy, las perspectivas de nuestra corriente nunca han sido mayores. Esto es algo que él reconocía totalmente. Se ganaron más seguidores, especialmente jóvenes. Nuestra tarea todavía sigue siendo la formación de una nueva generación de trabajadores y jóvenes en las ideas fundamentales del marxismo. En este trabajo estamos preparando el futuro.
Phil será una enorme ausencia para todos los que le conocieron. Es una gran pérdida. Pero él sería el primero en decir: “no os lamentéis, ayudarnos a triunfar, manos a la obra”. Dedicó toda su vida adulta a la causa de la clase obrera y la lucha por el socialismo. Estaba lleno de optimismo por el futuro. “Descansamos sobre los hombres de gigantes teóricos, Marx, Engels, Lenin y Trotsky”, diría él. Nuestro objetivo debe ser continuar su lucha, esta lucha histórica, para construir las genuinas fuerzas del marxismo personificadas por Socialist Appeal y luchar para cambiar la sociedad. En palabras de Phil: “El poder de las ideas de este movimiento, una vez se une con millones de jóvenes, de personas de la clase obrera, de todo el mundo, conseguirá derribar este sistema decrépito y decadente del capitalismo y construir un nuevo mundo, un futuro nuevo, una sociedad socialista en todo el mundo”.
Nos gustaría dar nuestras condolencias a su compañera Mandy, a sus dos hijos Jack y Sam, a sus ancianos padres y al resto de familiares por su pérdida.


Apéndice 1:

Entrevista con Phil Mitchinson en la Conferencia Mundial de la CMI en 2004


“Mi nombre es Phil Mitchinson, soy trotskista desde hace 21 años. Participé por primera vez en la huelga de los mineros británicos en 1984, cuando iba a la escuela empecé a participar activamente en las Juventudes Socialistas del Partido Laborista, donde me encontré con las ideas del marxismo y el trotskismo, que están representadas aquí en esta reunión. Este congreso representa un punto de inflexión histórico para las fuerzas de la revolución mundial. La presencia aquí de compañeros que, incluso hoy cuando hablamos, están participando en los maravillosos acontecimientos revolucionarios de Venezuela, defendiendo la revolución en Cuba, luchando por las ideas socialistas en Irlanda, así como los muchos compañeros jóvenes y trabajadores de países de Europa, EEUU, Canadá y en otras partes. Es realmente una inspiración y punto de inflexión porque tenemos reunidos aquí jóvenes con un enorme entusiasmo por la lucha que tenemos ante nosotros. Y también tenemos que comprender, que no los encontraremos en ninguna otra parte excepto en este congreso, el proceso que está teniendo lugar en el mundo hoy, la crisis del capitalismo, del imperialismo, el proceso de la revolución. En muchos países esto está aún bajo la superficie, pero por toda América Latina y en otras partes, ya está comenzando a salir a la superficie. Y en los próximos años, las fuerzas que aquí están reunidas construirán la fuerza imparable de la revolución mundial. Ninguna fuerza sobre la Tierra podrá detener este movimiento. El poder de las ideas de este movimiento, una vez se hayan unido a ellas millones de jóvenes, trabajadores de todo el mundo, conseguirá derrocar este decrépito y decadente sistema del capitalismo y construir un nuevo mundo, un futuro nuevo, una sociedad socialista en el mundo”.

Apéndice 2

Mensajes de condolencia:

Pakistán

Nada más conocer la noticia de la muerte de Phil recibimos una llamada telefónica del compañero Ahmed Manzoor, el parlamentario marxista pakistaní. Expresó su tristeza a todos los compañeros de Pakistán y recordó las muchas tardes pasadas con Phil discutiendo en reuniones internacionales. Nos pidió que expresáramos su pesar a su compañera, sus hijos y al resto de la familias.

Irlanda

Gerry Ruddy, dirigente del Partido Socialista Republicano Irlandés nos llamó por teléfono y nos quedamos absolutamente conmocionados y devastados al escuchar la noticia. Nos pidió que expresáramos sus condolencias a sus hijos, compañera y a todos los compañeros, más tarde enviará un mensaje más largo.

Turquía

Hemos recibido también una llamada de los compañeros turcos de Marxist Tutum, que simplemente dice que sienten una tremenda tristeza por que un compañero joven y capaz muera tan prematuramente, que es muy difícil expresar sus sentimientos en palabras y que enviarán un mensaje en los próximos días.

Francia

La muerte del compañero Phil Mitchinson ha supuesto una terrible conmoción para mi y los demás compañeros aquí en París. Era demasiado joven para morir. Realmente no puedo decir cuanto tiempo hace que conocí a Phil. Probablemente hace unos veinte años. Yo ya vivía en Francia cuando él se unió al movimiento marxista.
Phil era un revolucionario serio. Dedicó su vida a la lucha por el socialismo. Su personalidad, sentido del humor, visión de la vida, incluso su apariencia, nos trae a la mente el tipo de militante de la clase obrera británico firme y digno de confianza que solía encontrarme en las reuniones de los años setenta en Ellesmere Port Trades Council and Shop Stewards. Pero Phil era mucho más que un activista obrero. Era un destacado marxista, un escritor y orador con talento, con un intenso interés en la teoría marxista y en la historia del movimiento obrero. Hizo una contribución incalculable en el trabajo de Socialist Appeal.
Es difícil escribir de él en pasado. Me enteré de su muerte hace sólo unas horas. Parece inconcebible que ya no esté con nosotros. Continuaremos la lucha por el socialismo, por nuestra causa común. Nuestra victoria futura también será la suya.

Greg Oxley, París

De los marxistas italianos:

Estimados compañeros:

Acabamos de recibir las espantosas noticias de la muerte del compañero Phil Mitchinson. No es fácil encontrar palabras para expresar esta pérdida dramática y repentina. Queremos recordar a Phil como uno de los compañeros que no dudó en poner a disposición de la organización en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia, cuando la tarea en Gran Bretaña era reconstruir después de la dañina escisión y el período de aislamiento de nuestras fuerzas internacionalmente. Phil dio a esa tarea su inteligencia, su nivel teórico, su perspicacia y sentido del humor. Recuerdo como era en nuestras reuniones internacionales, con sus intervenciones que siempre atraían nuestra atención, enriquecidas tanto por el análisis y también por algo de poesía que nunca dudaba en citar.
Estamos seguros de que todos los compañeros de la Internacional y de la sección británico sabrán cómo reaccionar ante esta pérdida, recordando a Phil y su gran contribución, y sobre todo hallando en sí mismos, dentro de nuestra organización y sobre todo entre los compañeros más jóvenes, la energía y la fuerza par llenar el vacío que ha dejado su muerte.
Un abrazo fraternal a todos los compañeros y en particular a Jack.
Adiós Phil. ¡Siempre te recordaremos en nuestra lucha!

Claudio, Roberto, Alessandro, Sonia, Paolo, Michele y todos los compañeros italianos.

Estimados compañeros:

Me acaban de informar de la muerte del compañero Phil, así que todo lo que puedo hacer es enviar mi más profundas condolencias a todos los compañeros británicos y su familia.

Paolo Brini
Miembro del Comité Central del FIOM (Sindicato Metalúrgico Italiano)

De los marxistas españoles:

Estimados compañeros:

Hace unas horas que nos enteramos de la noticia de la lamentable muerte del compañero Phil. La noticia ha sido un golpe terrible e incomprensible para todos nosotros. Phil era muy conocido en la sección española por sus intervenciones en congresos y conferencias internacionales, además de por sus escritos y artículos que siempre eran traducidos y publicados en nuestra prensa. Era evidente para todos nosotros que Phil se había convertido en un pilar fundamental de la sección británica y de toda la internacional. Tanto su trabajo como su perseverancia fueron decisivos para el mantenimiento de nuestra sección en períodos difíciles, y ayudó a crear las condiciones para los éxitos actuales de nuestro trabajo en países importantes como Irlanda.
Deseamos expresar nuestras condolencias y profunda tristeza por la muerte del compañero Phil a todos los compañeros de la sección británica, a Rob, y especialmente a los hijos y la compañera de Phil. Era un genuino representante de lo mejor del bolchevismo internacional, un compañero que siempre estará en nuestros corazones. El mejor tributo que podemos hacer a Phil es continuar, con la misma intensidad y convicción que él tenía, la tarea de construir las fuerzas del marxismo.
Un gran abrazo para todos vosotros.

De Hans desde Alemania:

“Estoy profundamente conmocionado. La primera vez que vi a Phil (al menos que me acuerde) fue en 1991 cuando representaba a la “oposición” en la vieja organización en la conferencia de la vieja sección alemana y siempre le tuve en alta estima. Expreso mis condolencias especialmente a su hijo a quien conocí en Barcelona y otros miembros de la familia, y a todos los compañeros que trabajaban con él y que le conocían mejor que yo.
Después de la muerte de Ted esta es otro golpe serio. Pero debemos seguir luchando hasta el final.

India:

Estoy conmocionado. He leído muchos de los artículos que él escribió. Es inútil preguntar cómo murió. Lo único que puedo decir es que necesitamos mantener el rimo para terminar el trabajo inacabado de Phil.

Sangeet, Calcuta

Brasil:

Estamos realmente tristes por la noticia de la muerte del compañero Phil Mitchinson. ¡Qué pérdida tan irreparable!

Un abrazo

Fernando y Fabiano

EEUU:

¡Lamento escuchar esto! Mis condolencias a todos los compañeros, a Jack y al resto de la familia de Phil y a todos los demás afectados por esta trágica e inesperada muerte.

John Peterson, EEUUUSA

Argentina:

Compañeros:

Me siento muy conmovido y triste por la muerte del camarada Phil. Es un gran golpe para la sección británica y para toda la Internacional. Envío mis condolencias a los compañeros británicos y a los miembros de la Internacional que compartieron con él, día a día, la mayor parte de su tiempo en los últimos años y a quienes esta terrible noticia les afecta personalmente con una intensidad mayor. Su ejemplo, su modestia, y su vida militante a favor de la causa de la clase obrera mundial no habrán sido en vano, y nos iluminarán en el camino de llevar a término la revolución socialista mundial. Mis condolencias también para su familia en este difícil momento.

David (Argentina)

Bélgica:

Estimados compañeros:

Erik me lo acaba de decir por teléfono. Es una mala noticia. En realidad parece irreal, como si le fuese a ver próximamente. Phil era un compañero muy inteligente y simpático. En realidad, era uno de los primeros compañeros que conocí hace años en Barcelona cuando todavía yo era un compañero nuevo. Parecía que disfrutaba con la compañía tanto de los nuevos compañeros como de los veteranos. Incluso recordaba al año siguiente mi nombre, algo que realmente yo apreciaba.
Me gustaban sus intervenciones en las reuniones internacionales, profundas y al grano. Tomaba muchas notas de él. Era agradable escucharle, un buen narrador, con chistes.
Es una gran pérdida para la organización. Para vosotros debe ser una pérdida incluso mayor, le conocíais mucho mejor como amigo y compañero. La muerte de Ted era normal a su edad, pero Phil era tan joven. Realmente, no sé que decir sobre ello, porque suena todo demasiado banal. Le recordaré.

Wim, Bélgica

Ben Peck de Gran Bretaña:

Phil Mitchinson era un hombre al que acaba de conocer y aprender de él en estos meses pasados. No podía imaginar que nos dejaría tan prematuramente. Nos recuerda la naturaleza accidental de la vida, de una manera trágica, por es una verdad que se debe aceptar.
(…) Mientras enseñaba en China este año y el pasado, pasé al personal en inglés un documento escrito por Phil en 1994, titulado “El marxismo y el estado”. Esta obra brillante sirve para “disipar esta niebla sobrenatural que rodea al estado”, como Phil me dijo. Es una gran introducción a la teoría marxista para los compañeros más jóvenes, como me ocurrió a mí, desmantelando totalmente el concepto estático de la sociedad promovido por la clase dominante y sus títeres, remontándose al origen del estado, a sus raíces, a sus razones, que todavía hoy existen. (…)
Después en China, en una discusión después del trabajo en un bar local, el nombre del Phil era asociado automáticamente con cualquier punto de vista que tuviera la más mínima inclinación a la izquierda. La frase común sería “eso es lo que dice Mitchinson”. Estoy seguro que estaría contenta con la pequeña notoriedad que había obtenido en el Lejano Oriente.
Más recientemente escuché por primera vez, y tristemente la última, a Phil hablar públicamente el lunes por la noche en Kings Cross. La charla se titulaba: “La relevancia del marxismo en el siglo XXI”. Era una presentación brillante y viva del capitalismo en su estado de declive senil, tratado con entusiasmo. Una vez más desmanteló el mito y demostrará con claridad la necesidad del socialismo. Fue un debate vivo. Llevé a mis amigos que no se consideran de izquierdas, menos aún marxistas, pero que salieron de la reunión sin ser capaces de refutar ni una sola palabra de Phil. Lo encontraron realmente estimulante.
Del poco tiempo que conocí al hombre, Phil Mitchinson, me parecía un luchador de clase honesto con un sentido del humor contagioso. Siempre parecía positivo y optimista. Era un estímulo para los compañeros más jóvenes que ahora no podrán aprender más de él, tanto de su capacidad personal como política.
Por usar una cita de Engels que él menciona en “El marxismo y el estado”.
“El más despreciable polizonte del Estado civilizado tiene más ‘autoridad’ que todos los órganos del poder de la sociedad gentilicia reunidos; pero el príncipe más poderoso, el más grande hombre público o guerrero de la civilización, puede envidiar al más modesto jefe gentil el respeto espontáneo y universal que se le profesaba”.
Pienso que es justo decir que Phil se ganó el “respeto incuestionable y natural” de todos sus compañeros.
Y citaré a Phil directamente del mismo texto que antes he citado que quizá es el mejor tributo que él puede ofrecernos:
“Antes de que el marxismo pueda conquistar el Estado, sin embargo, primero debe conquistar al movimiento obrero. El deber del marxismo es que los trabajadores comprendan la naturaleza del estado, su historia, su carácter y su papel, la expresión teórica del movimiento obrero, la guía para la acción”.