Inicio Correo de lectores Sobre Argentina, Bolivia, Malvinas, etc

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Sobre Argentina, Bolivia, Malvinas, etc PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Laurent Janin   
Sábado 21 de Febrero de 2004 00:00

En relación a la polémica de Alan Woods y Luis Oviedo


Madrid, 21 de febrero 2004

A pesar del poco tiempo del que dispongo para navegar, he aprovechado este sábado para ponerme al día con www.marxist.com y los sitios de sus compañeros argentinos y del Estado español.
Una vez más, en la polémica con Luis Oviedo, considero que éste se ha desacreditado solo, y Alan ha demostrado lo que quería demostrar.

Me parece que, efectivamente, lo que teme Luis Oviedo y el PO en general es el crecimiento de El Militante, pensando quizás que unos advenedizos les "roban" militantes. Es una pena. En vez de saludar a un nuevo compañero de lucha, se lo trata como un "ladrón de clientes". ¿Qué les costaba decir "bienvenidos, compañeros de El Militante"?

Por cierto, a la luz de esta polémica me resulta más clara ahora la posición de Militant sobre Malvinas. Yo mismo tengo que rectificar ciertas opiniones que tenía sobre Militant/Socialist Appeal.

A propósito del derecho de los pueblos a la autodeterminación. Alan acierta al señalar que los derechos son para personas, no para rocas. Tengo la impresión de que esto será difícilmente comprendido en Argentina, o en América Latina en general, aún por los trotskistas. Luego de haber vivido 22 años en América Latina y 7 en Europa, he tenido la oportunidad de constatar que en América Latina se percibe el concepto de nación de modo algo diferente. En este continente, para formar parte de una nación hace falta
tener su ciudadanía (un pasaporte), y definir las fronteras del territorio del Estado para esa ciudadanía (incluidas las rocas).

Lo de "las Malvinas son Argentinas" o en general "ese territorio es nuestro porque es americano o porque está cerca" está muy arraigado en América, quizás debido a la larga ocupación de este continente por parte de los europeos, y al orgullo de pertenecer a países que continúan la tradición de quienes expulsaron gloriosamente a los "malvados europeos". Creo que en América Latina es
difícil de entender conceptos tales como varias naciones poblando el territorio de un único Estado. En Europa, me ha parecido notar, se percibe el concepto de nación de manera diferente.

Me alegra ver tanta lucidez y caballerosidad en la polémica, además de claridad de ideas, y, no en último lugar, erudición. No me extraña que Pierre Broué se haya acercado a vuestra tendencia. Enhorabuena, camaradas.

Saludos cordiales,

Laurent Janin