Inicio Correo de lectores Marcha campesina en Formosa

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Marcha campesina en Formosa PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Dra. Neri Mendoza   
Sábado 27 de Agosto de 2005 00:00
Llegó a Formosa el 22 de agosto, luego de recorrer a pié más de 400 km. desde la localidad formoseña de Gral. Belgrano, la marcha de más de 400 campesinos (criollos e indigenas de las etnias toba, wichi y pilagas) pasando por las localidades de Tacaglé, Portón Negro, Espinillo, Laguna blanca, Nainek y Clorinda (segunda ciudad en importancia de la provincia).

Reclamaron tierra, trabajo y protección del medio ambiente

Llegó a Formosa el 22 de agosto, luego de recorrer a pié más de 400 km. desde la localidad formoseña de Gral. Belgrano, la marcha de más de 400 campesinos (criollos e indigenas de las etnias toba, wichi y pilagas) pasando por las localidades de Tacaglé, Portón Negro, Espinillo, Laguna blanca, Nainek y Clorinda (segunda ciudad en importancia de la provincia).

El Movimiento Campesino Formoseño, organización liderada por Benigno López, se fue sumando desde el 16 de julio, hasta llegar a más de 2000 personas. Juntos presentaron el petitorio de los campesinos postergados de esta provincia, ejemplo de dignidad y perseverancia, asediados por el hambre y la miseria.

Reclamaban tierra y respeto por el ecosistema dañado por el cultivo de la soja transgénica y los monocultivos, que no permiten el trabajo solidario.

Aunque el obispo Ovejero al unísono con el gobierno, esperaba que la columna se disgregue. Por su perseverancia fue recibida por sus monjas y sacerdotes, obteniendo alojamiento en Clorinda y en las capillas del barrio Nanqon y del circuito Cinco donde permanecieron hasta el lunes 22.

Luego de una gran asamblea popular anterior a la entrega del petitorio, acompañados por más de 2000 personas de distintas organizaciones barriales, de DDHH, sindicales, los sin techo, vendedores ambulantes, los partidos Obrero e Intransigente, organizaciones indigenistas, universitarias, sociales y pastorales, fueron atendidos.

Este es un ejemplo que podemos ,cuando hay unión y organización, dignidad y conciencia de clase. Y que con la solidaridad revolucionaria nadie nos podrá parar.