Inicio Comunicación y Medios Cumbre Latinoamericana sobre la Comunicación (desde abajo)

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Cumbre Latinoamericana sobre la Comunicación (desde abajo) PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Fernando Buen Abad Domínguez   
Viernes 30 de Diciembre de 2011 00:07

Contra la Alienación: no esperemos a ver qué inventan para silenciarnos

Buena falta nos hace un Encuentro Cumbre ex profeso, una asamblea organizativa para la Integración Comunicacional, una convocatoria continental hacia la emancipación comunicacional de los pueblos. No esperemos a ver cómo, en los meses próximos, impulsados por sus crisis, los poderes burgueses arreciarán combates contra todo lo que suene a libertad de expresión, independencia, expropiación o socialismo. No dejemos que nos aturdan nuestras tareas incontables. No esperemos a ver qué inventan para silenciarnos.

Buena falta nos hace una Cumbre de países por la Integración Comunicacional hacia la libertad expresiva, plena y democrática, de las organizaciones sociales de base, de los trabajadores, de los campesinos... una cumbre con agenda propia para romper los bloqueos mediáticos y hacia un Proyecto Internacional de Políticas de Comunicación que ponga todos los recursos mejores al servicio del desarrollo socialista, desde abajo y no al servicio de los monopolios mediáticos.

Cuba, para hablar de lo mejor que hemos visto, tiene un arsenal de experiencias valiosísimas, con tinos y desatinos, que no debemos dejar en la indiferencia o en la ignorancia. En materia de comunicación la experiencia cubana también ha sido sometida al bloqueo. Cuba es una luz indispensable en la eficacia y en la eficiencia de tareas comunicacionales innumerables que ahí se han emprendido y de las que es urgente extraer y expandir aprendizajes. Venezuela tiene en sus manos un hervidero magnífico de iniciativas con errores y aciertos indispensables en la lógica dialéctica del avance socialista; y tal tesoro no puede ahogarse en el bloqueo mass media que las burguesías imponen. Así, el resto de los países compendian filones indispensables de conquistas comunicacionales que reclaman un inventario de lucha. Un acervo revolucionario para la transformación del mundo, ayudados por la Comunicación y sus episodios mejores. ¿Alguien duda que es urgente una gran biblioteca Latinoamericana de la Comunicación Revolucionaria que se clone y multiplique permanentemente para teñir el continente con las experiencias teórico-prácticas de miles de profesores y estudiantes, de miles de artistas y creadores, de miles de trabajadores campesinos y obreros que han aportado sus granos de arena y que corren el peligro criminal de ser silenciados por las artimañas de la indiferencia burguesa?

Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina, Brasil... todos hacia un encuentro resolutivo que enfrente, de una vez por todas, con las herramientas del internacionalismo revolucionario, un mal común, una tara que intoxica y degenera, un pendiente histórico que no admite soluciones burocráticas aisladas ni pócimas sectarias. Un encuentro que impulse, organizadamente, todos los debates necesarios a estas horas para combatir, sin eufemismos, las operaciones mass media burguesas que infestan con sus tufos alienantes cada rincón de la vida colectiva, de la conciencia individual y de las emociones todas. Contra las manías burguesas que infestan incluso a muchas “izquierdas”

Buen falta nos hace emprender planes conjuntos, tareas continentales, eventos sistemáticos, acopio de recursos y creatividad lúdico-revolucionaria para afianzar lo mejor que ya se hace, para emprender eso que han anhelado muchas generaciones de trabajadores en la cultura, en las artes, en la pedagogía y la didáctica, en la ciencia... ayudándonos con el inventario de los recursos ya disponibles e inaugurando los horizontes que las tecnologías nuevas ya nos ofrecen.

Buena falta nos hace una Cumbre así para frenar, incluso, el negociado mafioso que perpetran los mass media burgueses con las propagandas políticas. Es imperativo frenar toda forma de chantaje que anhela eternizar el imperio del dinero sobre la democracia. Es inexcusable una acción internacional, un balance de costos, una denuncia de hurtos y un freno definitivo al modelo burgués de financiamiento electoral que sangra el dinero de los pueblos en beneficio de los reyes monopólicos de la farándula mass media.

Buena falta nos hace un encuentro conjunto de presidentes latinoamericanos dispuestos a poner lo que se debe a estas horas en que la dependencia comunicacional nos agobia y amenaza con más de lo peor. Una Cumbre para la Comunicación que desde Cuba, Bolivia, Ecuador... ejerza su derecho y obligación de luchar contra el bloqueo mediático y contra todos los bloqueos. Un encuentro que impulse una re-definición continental sobre la comunicación necesaria y su dialéctica histórica. Una Cumbre bien puesta y bien peinada. Un Cumbre bonita y combativa para la guerra simbólica que debemos ganar a toda costa. Buena falta nos hace la autocrítica sin los paradigmas burgueses.

Buena falta nos hace compendiar y revalorar la experiencia de cada país, lo que se hace bien y lo que requiere ayudas, valorar las necesidades sobre un diagnóstico regional riguroso e impulsar inversiones en áreas estratégicas consensuadas y abiertas a la participación democrática de todos y desde abajo. ¿Será tan difícil? ¿Alguien duda que necesitamos una gran Televisora Educativa Latinoamericana, nuestra y revolucionaria, capaz de proveernos acceso a los métodos y las herramientas contemporáneas para la producción de los conocimientos emancipadores que reclama nuestro desarrollo desalienado, por fin? ¿Alguien duda que necesitamos una gran Radiodifusora Continental para la Integración, RadioSur... que sume todas las fuerzas y las experiencias mejores y sea “una” sin dejar de ser diversa, plural, democrática y antiimperialista? ¿Alguien duda que urge consolidar TeleSur como Televisora Continental Informativa cuya práctica de Integración requiere del impulso definitivo que debe darle una Cumbre Latinoamericana? ¿Alguien duda que necesitamos cine, teatro, novelas... cultura y entretenimiento emancipadores y nuestros? ¿Alguien duda que requerimos más ViveTV, por todas partes, mejor y más autónoma? ¿Alguien duda que necesitamos más TeVes, y mejores?

Buena falta nos hace abrir un capítulo histórico en materia de leyes socialistas, en materia de investigación científica para la comunicación, en materia de experimentación creativa. Buena falta nos hace romper con los vicios, las calamidades que aun nos empantanan en los formatos burgueses para la comunicación. Buena Falta nos hace pensar los imaginarios nuevos sin las premisas burguesas. Buena falta nos hace planificar la comunicación necesaria para los 25 años próximos. Buena falta nos hace formar Escuelas de Cuadros para la Comunicación capaces de gestar las simientes nuevas de una etapa absolutamente nueva en materia de Libertad de Expresión Socialista. Buena falta nos hace hacernos dueños colectivos de las herramientas y las agendas de trabajo, hacernos dueños socialistas de los espectros radioeléctricos y de los imaginarios transformadores... buena falta nos hace hacernos dueños socialistas de nuestro futuro.

Eso debe discutirse e impulsarse en una Cumbre ex profeso y sui géneris, como esta, dedicada a la Comunicación que es preocupación y desvelo en todas partes ahora que es la hora en que la crisis burguesa arreciará estrategias para criminalizar, degenerar, pervertir y calumniar todo lo que no sea su reino de explotación, alienación, miseria y barbarie. Urge una Cumbre que siembre la agenda de los años venideros, que la abra a la participación de todos y que se vuelva dinámica y creadora. Que se mueva por todas partes, que emprenda movilizaciones e intervenciones mundiales, que de sur a norte predique con ejemplos su necesidad de aprendizajes y su necesidad de consolidación democrática y socialista. Una Cumbre desde abajo. ¿Es mucho pedir?