Inicio Argentina Movimiento piquetero ¿QUIÉN LE TEME A LOS PIQUETEROS?

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
¿QUIÉN LE TEME A LOS PIQUETEROS? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por El Militante   
Lunes 05 de Septiembre de 2005 00:00
El gobierno pretende colocar la cuestión piquetera en el centro de la escena política cuando es un factor de segundo orden en la preocupación general de la población, haciendo uso de la manipulación más desvergonzada para mejor explotar sus cálculospolíticos. Los $150 de los planes sociales otorgados hace 3 años, actualmente equivalen a $70 u $80 debido al aumento de los precios ¿Quién puede vivir con tan paupérrima cantidad de dinero? El gobierno ni resuelve el problema del empleo ni ofrece otra alra alternativa a cientos de miles de desocupados sino morirse de hambre. El gobierno pretende colocar la cuestión piquetera en el centro de la escena política cuando es un factor de segundo orden en la preocupación general de la población, haciendo uso de la manipulación más desvergonzada para mejor explotar sus cálculos políticos.
Los $150 de los planes sociales otorgados hace 3 años, actualmente equivalen a $70 u $80 debido al aumento de los precios ¿Quién puede vivir con tan paupérrima cantidad de dinero? El gobierno ni resuelve el problema del empleo ni ofrece otra alternativa a cientos de miles de desocupados sino morirse de hambre.
La burguesía ni quiere oír de aumentar el monto de los planes sociales, porque esta situación le ayuda a mantener los salarios bajos. La burocracia sindical se muestra vergonzosamente indiferente a las preocupaciones de los desocupados. El movimiento de desocupados debe vencer esta trampa que nuestros enemigos le tienden y sólo lo podrá hacer si conquista la simpatía y la solidaridad del movimiento obrero ocupado orientándose decididamente hacia él: colaborando en sus luchas y marchas, eligiendo cuidadosamente la manera y el momento de implementar las medidas de fuerza, y exigiendo un lugar dentro de sus organizaciones. De igual manera, los activistas obreros combativos deben hacer suya la bandera de los desocupados. Allá donde tengan una posición dirigente deben esforzarse por soldar con granito la identidad de intereses entre los ocupados y desocupados en nuestra lucha común contra el capital.