Inicio Argentina Movimiento obrero A 10 AÑOS DEL ASESINATO DEL MAESTRO CARLOS FUENTEALBA: La Resistencia Docente contra la política de ajuste

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
A 10 AÑOS DEL ASESINATO DEL MAESTRO CARLOS FUENTEALBA: La Resistencia Docente contra la política de ajuste PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Malvina Alvides Delegada SUTEBA   
Sábado 08 de Abril de 2017 20:07

marcha federal 23032017

La Educación Pública no se Negocia

Los docentes de la provincia de Buenos Aires, como también de otras provincias del país, nos encontramos resistiendo los sucesivos embates y estigmatizaciones de la gobernadora María Eugenia Vidal y el gobierno nacional que ejercen el empresario Mauricio Macri junto a las familias burguesas más poderosas del país. En tanto que, la democracia burguesa se acentúa con una fuerza judicial y policial más liberada en su accionar hacia la protesta y movilización social; el gobierno nacional con la protección mediática a través de una campaña feroz, hegemónica y judicial, dinamiza sus negocios con los activos del Estado, la colocación de deuda en entes financieros internacionales y la fuga de capitales y estatización de la deuda privada.

 

Este es el contexto en que los docentes nos encontramos ejerciendo el derecho a huelga ante la miserable propuesta de aumento salarial de un 19% en 3 cuotas y una suma de $500 por única vez por recomposición del 2016, algo totalmente inaceptable ya que el salario docente, al igual que el de la gran mayoría de los trabajadores fue absorbido por la embestida de tarifazos y aumento de la canasta básica de alimentos que viene ejecutando desde el inicio de su mandato el gobierno de Cambiemos.

Cabe destacar que la manifestación más importante de docentes fue la del 23 de marzo donde marchamos, por las calles de Buenos Aires para confluir en plaza de Mayo. Unos 400 mil trabajadores de la educación llegaron desde la Patagonia, Cuyo, Noroeste y Noreste para expresar la bronca contra el ajuste que también ataca a la educación pública.

Los dichos del presidente MM, en el día anterior a la marcha, cuando se refirió a los resultados de la evaluación educativa, de aquellos “que  cayeron en la escuela pública” en contraposición a los que habían recibido una educación privada, fue como echar leña al fuego. A su vez, ese descontento que viene creciendo y no descansa parece que confirmara, que los intereses que defiende este gobierno de capitalistas, no son los mismos de la gran masa de docentes de las escuelas públicas.

Cientos de carteles irónicos, sobre sus desafortunadas y despreciables expresiones, prevalecieron en la marcha: “Voy a “caer” en la escuela pública, así aprendo a leer”, "Macri, si hubieras caído en la escuela pública te hubiéramos enseñado a leer de corrido", "Estoy orgullosa de haber caído en la escuela pública". Otros como: “Macri como vos no venís a la escuela, la escuela vino a vos”, “Yo no caí, elegí la escuela pública”.

No faltaron los cánticos que expresan la acumulación de fuerzas y la persistencia en la defensa de la educación pública: “La educación del pueblo, no se vende, se defiende”, “Paro, paro, paro, paro general”.

Si bien, esta gran marcha federal fue convocada por la CTERA, todos los trabajadores de la educación, sin importar lo que sus dirigentes gremiales indicaran, participaron de esta indiscutible convocatoria, y los resultados fueron evidentes.

El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires, lleva ya varias semanas y que el gobierno provincial de Vidal pareciera estar empecinado en no solucionar, se caracterizó por la extraordinaria masividad de la gran base docente, demostrando la capacidad de lucha cuando no sólo se ven perjudicadas las condiciones materiales sino cuando está en discusión el modelo de educación y el evidente perjuicio hacia la educación pública.

Los docentes hemos estado en la primera línea de batalla en la lucha por la educación publica, denunciando el estado edilicio de las escuelas, la falta de mobiliario, los cursos superpoblados, y el plan privatizador que se evidencia en que el Estado ha dejado de construir escuelas y sigue financiando escuelas privadas con dinero publico.

La negativa a abrir la paritaria nacional, dejando al descubierto a cada provincia para que se haga cargo de los salarios, profundiza las desigualdades produciendo escuelas para ricos y escuelas para pobres.

Todos los intentos de persuasión para que los maestros y profesores abandonemos los reclamos y aceptemos las migajas ofrecidas fueron en vano, el gobierno fracasó con los docentes voluntarios, con la conciliación obligatoria, no pudo poner a los padres en contra de la huelga, ya que la voz de los docentes representa también lo que el resto de la clase obrera está padeciendo. También implementó anticipos en el medio de la huelga, todo esto no sirvió para quebrarla. El 30 de marzo también nos movilizamos a Plaza de Mayo en el marco de la confluencia de las dos CTA y el paro provincial de SUTEBA, esta vez 140 mil trabajadores/as continuamos expresando la disconformidad y rechazo a este gobierno de los CEOS que sigue sin escuchar y no tiene límites en el ajuste.

Luego continuaron las medidas de fuerza desde el SUTEBA, el 3 y 4 paro provincial con una encuesta para que las bases expresen como continuar con la lucha, algo que desestimamos, ya que para nosotros la mejor forma de tomar decisiones es en asamblea por escuela y asambleas de afiliados, esta metodología al estilo múltiple choice es tendenciosa, dirigida y tiene un marcado carácter burocrático.

A su vez, el 4 realizamos una Marcha de Antorchas junto a UTE en CABA, a 10 años del asesinato del Compañero Carlos Fuentealba. El día 5 hubo paro nacional de CTERA y jornada de lucha continuando con la exigencia de apertura de las Paritarias Nacionales y el 6 una masiva adhesión al paro de la CTA junto a la CGT.

Las provocaciones del gobierno nacional no han menguado, aún oxigenando sectores reaccionarios contra la lucha docente y estigmatizando e intentando deslegitimar aún a sus dirigentes gremiales. Yendo más lejos, están activando grávidamente los servicios de inteligencia y la conformación de un Estado parapolicial que persigue dirigentes docentes y maestros que se adhieren a la medida de fuerzas. Todo esto además, en un marco de subordinación política al imperialismo norteamericano con compras millonarias de rezagos militares, para la “lucha contra el terrorismo” que no es otra cosa que mayor liberalización del brazo violento del Estado contra la protesta social.

Uno de los puntos a resaltar en el plan de deslegitimación, fue la puesta en escena con las evaluaciones “Aprender” que además de ser cuestionadas en su momento por todo el arco docente, fueron utilizadas para intentar dejar “mal parados” a los docentes por el estado de la educación publica. Cuando es sabido que el estado de la educación es producto de décadas y décadas de deterioro y desfinanciamiento desde la dictadura hasta acá. Las políticas reformistas del kirchnerismo si bien lograron una serie de mejoras estas resultaron insuficientes ante el deterioro histórico al que fue sometida la escuela pública, preservando intactas la Ley Federal de Educación y la Ley de Educación Superior.

Pero esto no es todo. A su vez el gobierno provincial en Buenos Aires chantajeó a los docentes hablando de “presentismo” desestimando así los derechos de los trabajadores/as de hacer uso de las licencias correspondientes como maternidad o enfermedades propias y de familiares, cargando las tintas en que todo esto genera “gasto” para el Estado porque debe pagarse una suplente. Así el gobierno no se hace cargo de las enfermedades laborales de los docentes que son producto de las pésimas condiciones de trabajo

El enfoque empresarial que le pretende dar queda al desnudo en este vocabulario que pone a la educación como si no fuera un derecho para la clase trabajadora.

¿Cómo sigue la lucha docente?

La lucha docente ha entrado a una nueva etapa. Las bases han decidido un alto en los paros para ver como evoluciona la situación pero claramente no se descarta volver a esa modalidad si no hay respuestas.

Es cierto que la base docente ha mostrado gran predisposición de lucha y esto queda reflejado en todo el desarrollo del conflicto como mencionamos más arriba. Pero también es cierto que el gobierno juega sus cartas y su apuesta al desgaste en base a descuentos inconstitucionales e indiscriminados sobre los sueldos ha tenido su influencia.

Es difícil para el docente sostener la lucha cuando se le priva de lo necesario para mantener a su familia. Una extorsión miserable a la altura de un gobierno miserable que busca la privatización de la educación.

En el cansancio de esta lucha también hay que analizar el papel de su dirigencia. Los compañeros docentes no se pueden mantener indefinidamente en lucha, debe haber un norte claro.

En este sentido creemos que es un error político el encorsetamiento de la pelea docente.

Pareciera ser que quienes dirigen este conflicto están buscando una manera de salir airosos de esta encrucijada con el gobierno. Pero de lo que se trata es de organizar la lucha de la mejor manera posible para alcanzar la victoria.

En este sentido nos parece que lo correcto seria que CTERA convoque al conjunto de la clase obrera, al activismo y a su vanguardia a una reunión para preparar un Congreso abierto para decidir un curso común en la lucha. Esto permitiría enfrentar este ataque de manera conjunta ya que en definitiva, no sólo el asunto de la educación es un asunto que compete a todos los trabajadores, sino que el ajuste que descarga CAMBIEMOS sobre nuestras espaldas es una tarea que debemos enfrentar como clase trabajadora.

El camino de aislar la lucha puede poner en peligro el triunfo de la misma.

Por lo pronto, la jueza laboral Dora Eva Temis le ordenó a la administración macrista que convoque de inmediato a la paritaria nacional. El gobierno respondió con un intento de atropellar a la jueza amenazándola con recusarla.

La tapa de Clarín anunciando con bombos y platillos un “triunfo político” de Vidal sobre los docentes esta lejos de ser verdad y sólo es parte del dispositivo de los medios masivos de comunicación que conjuga el terrorismo mediático con el blindaje.

Los docentes seguimos de pie y vamos a seguir dando batalla por la defensa de la educación pública. Hemos entrado en una nueva etapa, debemos impulsar asambleas escuela por escuela donde podamos hacer un balance y una evaluación del conflicto hasta la fecha. Avanzar debatiendo las dificultades para actuar con audacia.

Desde la Corriente Socialista Militante, sección argentina de la Corriente Marxista Internacional nos solidarizamos con la lucha docente e instamos a unificar la lucha de los trabajadores contra el gobierno que encabeza el empresario Macri y los CEOS como manera de avanzar en la resolución positiva de nuestras justas demandas.

¡Arriba los docentes que luchan!
¡Resistencia y lucha, compañeros!
¡Compañero Carlos Fuentealba, presente!