Inicio Argentina Movimiento obrero Anses: el avance del macrismo

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Anses: el avance del macrismo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Socialista Militante - Argentina   
Viernes 10 de Junio de 2016 11:14

ansesEl Gobierno del empresario Macri quiere avanzar en la entrega de las acciones que el Anses tiene en 45 empresas - en las que participa con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS)-, a través de un proyecto de Ley que mandó al Parlamento habilitando su venta.

El macrismo con esta medida da un paso más en la entrega de determinados resortes que el Estado tiene en sus manos, como el paquete accionario a través del cual el Anses con sus representantes estatales en los Directorios de las empresas, intentaban influir con políticas para orientar a un desarrollo económico.

La justificación del macrismo es la deuda histórica con los jubilados que cuentan con sentencia por los juicios que oportunamente llevaron adelante por ajuste de liquidación en sus haberes. En realidad, lo que busca el macrismo es la venta de las acciones a cuenta que resulta un abultado negocio demandado por estas empresas de más de 93 millones de pesos, monto de la valorización de esos paquetes de acciones a marzo de este año. Este monto del paquete accionario no refleja su verdadero valor para quienes serán sus más interesados compradores, los titulares de los paquetes mayoritarios de las empresas en dondeel Anses participa.

Por otro lado, esta operación es la bisagra para desfinanciar al Anses y la medida tiene dos puntas, una  resulta la vía para un nuevo traspaso de las jubilaciones de reparto a una nueva versión de las AFJP de los ‘90 y por el otro, extender la edad jubilatoria. Es verdad que la extensión de 60 años a 65 años es para las mujeres que no han aportado; pero esto no deja de ser un antecedente severo para más luego extenderlo a los que sí han aportado, tanto mujeres como hombres.

Es lógico que esta medida que junto a otras sea parte de una andanada que la burguesía a través del macrismo intenta imponer a los trabajadores y sectores populares.

Una defensa ilusoria

Ahora bien. Si vemos la fundamentación de muchos escritores que defienden la participación del Estado en las empresas a través del Anses como algo progresivo, y que por cierto compartimos, ¡¡presentan como la única opción válida al margen de si es posible continuar con esta política en los términos que hasta ahora se sostuvieron!!

No es nuestra intención polemizar con un medio que está sosteniendo junto a otros un ideario político que tiene sintonía con el kirchnerismo y su proyecto político, pero sí resulta muy significativo que la burguesía habiendo avanzado contra las condiciones de vida de los trabajadores en estos cinco meses de gobierno macrista, la dirigencia kirchnerista poco o nada ha aparecido en la escena política. En todo caso, se ha limitado a su accionar parlamentario. Entonces, pareciera que la “lucha” de éstos medios contra de las medidas del gobierno nacional viene a sostener un espacio desde lo político ideológico que debieran protagonizar la dirigencia kirchnerista.

Algunos intelectuales como  Alfredo Zaiat,  Raúl Kollmann yHoracio Verbitsky no han sacado hasta ahora las conclusiones correctas de los últimos doce años. En Página 12 del 05/06/16, con diferentes matices de crítica al macrismo, apoyan la gestión anterior y la participación del Estado en tales empresas con acciones propias, nombrando a representantes en los Directorios.

Pareciera que para ellos, la crisis desatada en 2008 no hubiera sucedido ni hubiera golpeado  y siga golpeando la economía del país. Si recordamos algunos aspectos centrales, en la Presidencia de Néstor Kirchner entre 2003 y 2007 la Argentina mantuvo un sostenido crecimiento a "tasas chinas": 8,8% (2003), 9% (2004), 9,2% (2005), 8,5% (2006), 8,7% (2007). En ese período el PBI avanzó 50%, frente al 33% en el acumulado de los ocho años siguientes.

Las reservas internacionales del Banco Central se multiplicaron por cuatro (312%), de 11.045 millones a 45.511 millones de dólares, entre el 26 de mayo de 2003 y el 7 de diciembre de 2007. El 3 de enero de 2006 se pagó el total de la deuda con el FMI por U$S 9.600 millones.

 Algo bastante diferente en la gestión de la ex Presidente CFK. En el 2015 decíamos: “Las ventas hacia allí [Brasil] en los primeros ocho meses del año totalizaron U$S 5.418 millones. Del segundo al séptimo [mercado exportador para Argentina] –Suiza, Estados Unidos, Canadá, Chile, Uruguay y Paraguay– las compras ascendieron a U$S 3.842 millones, U$S 1.576 millones menos, un 30,1% de participación en conjunto frente al 42,3% sólo de Brasil. La diferencia incluso era mayor en 2014, cuando el mercado brasileño representaba el 47% de los envíos de las plantas fabriles nacionales. La fuerte caída se explica por la recesión que sufre el país vecino, donde el consumo muestra indicadores en picada”. Construir un polo anticapitalista para ir por todo. El candidato es la lucha por el Socialismo

¿Por qué sucedió esto, qué fue lo que le permitió al kirchnerismo tener esta posibilidad de desarrollar ciertas políticas de crecimiento y de otorgar concesiones a los trabajadores y sectores populares?

Porque hubo una recesión en los ’90 que dejó al país arrasado, con niveles de desempleo profundos. Porque luego de una recesión se sucede un boom de la economía. La diferencia es que hubo un punto de inflexión en 2001 y una irrupción de masas que no sólo tiró cinco gobiernos en una semana, sino que impuso una lógica en la cual cualquier gobierno que asumiera una vez “calma” la situación de los de abajo debía “otorgar” concesiones y en el mientras tanto ir reconstruyendo la instituciones capitalistas y la gobernabilidad fracturada.

Ahora bien, no somos ajenos ni neutrales y sabemos que hubo beneficios que fortalecieron a los trabajadores. Pero también sabemos y como nos relatan los intelectuales de Pagina 12 que los beneficios hacia las empresas fueron desmesuradamente jugosos para estos capitalistas.  “Entre 2012 y 2014, las ventas totales de esas firmas aumentaron en 70 por ciento, al subir de 174.943 a 296.867 millones de pesos, mientras que la participación del resultado neto en relación a las ventas casi se duplicó en ese lapso, al pasar del 5 al 9 por ciento. En tanto, la inversión bruta avanzó en 90 por ciento, subiendo de 14.605 a 27.738 millones de pesos. Este aumento de las inversiones fue de la mano de un incremento de los dividendos distribuidos.” Alfredo Zaiat “El Botín de las acciones del Anses” Página 12 05/06/16

Todos de una u otra manera muestran las bondades de la intervención del Estado y el “control” y la “buena orientación” que realiza el mismo sobre el capital privado, incluso justificando no saldar la histórica deuda con los jubilados por el temor a desfinanciar al Anses.

A confesión de partes relevo de pruebas

Por su parte Raúl Kollmann en su artículo “Cuanto más lejos mejor” 05/06/16 Página 12 nos ilustra a través del economista Alejandro López Mieres.

“Con las medidas que anunció el gobierno en materia previsional, el sistema queda desfinanciado, se afectan los ingresos y diría que incluso se pone en riesgo la movilidad jubilatoria”, advirtió. “Además, se dice que el Tesoro Nacional compensará el 15 por ciento de la coparticipación que la Anses dejará de percibir, así como la pensión universal para los mayores de 65, pero no está claro de dónde saldrán esos fondos ni cómo se instrumentará”. A su criterio, “lo que se está gestando es una situación en que la venta de las acciones aparezca como la solución inevitable, como la respuesta a la necesidad de liquidez para cumplir con los jubilados. Y la realidad es que no es el único recurso, pero el gobierno va a producir el hecho político, un hecho simbólico con la venta de las acciones, a favor de sectores empresarios que se lo están reclamando, pero lo presentará como una decisión a la que se llega por obligación, para cumplir con los jubilados en algo que es completamente justo, indiscutible, y que genera una gran sensibilidad popular”.

Los tres intelectuales tienen algo en común la defensa del kirchnerismo y el keynesianismo, unos y otros ven a la crisis local y mundial o el auge o descenso de la economía como un desbarajuste económico que tarde o temprano retomará su equilibrio. Es este esquema mecánico el que domina su mente. Creen que el capitalismo puede ser reparado, regulado, corregido, humanizado. Buscan un equilibrio en un mundo totalmente desiquilibrado por la avaricia capitalista y la anarquía del mercado. Es por este motivo que se empecinan en recomponer la institucionalidad burguesa e intentan contrarrestar con recetas utópicas la crisis secular de sobreproducción capitalista.

Con sólo mirar la región, con sólo mirar al mundo, donde más de 60 millones de personas migran de un país a otro, sin techo, sin comida, ni trabajo, expulsados de sus tierras por la guerra y la destrucción general.

Pero al mismo tiempo, si miramos lo que sucede en Europa donde Podemos e Izquierda Unida están a sólo 3 puntos del PP para llegar a la presidencia, demostrando el hartazgo de millones de españoles. Si tan sólo miramos a Francia donde miles y miles de jóvenes venían peleando y ahora entraron en escena los batallones pesados de la clase obrera dando un salto cualitativo a la situación política.

El crecimiento de Corbyn y el temor de la burguesía inglesa que la situación se salga de los causes normales. Y podemos seguir sumando países en que la situación política es desastrosa ya que el capitalismo se encuentra en un callejón sin una salida que satisfaga las necesidades más elementales de salud, educación y vivienda.

Brasil y el avance de los sectores más rancios de la burguesía local y de sus representantes en el Parlamento que llevaron adelante el Impeachment contra Dilma Ruousseff y las enormes movilizaciones de las masas que no quieren un gobierno de derecha ni a un PT que aplica el ajuste.

O el caso de la rebelión de las bases del movimiento Bolivariano repudiando a la burocracia que facilitó la perdida de la Asamblea Nacional, siendo una demostración del ambiente de hartazgo y de búsqueda de millones de trabajadores y jóvenes de una salida superadora a la crisis.

Lenin decía que hay un empirismo sano y otro no, creemos que estos tres representantes del keynesianismo no se encuentran entre los empíricos sanos. Su apología al margen de cualquier análisis sustentable y que tenga como cuestión metodológica analizar la economía mundial y la Argentina como un eslabón de esta cadena mundial se encuentra lejos, por lo menos, de los análisis que nos acostumbran a brindar en las páginas del diario citado.

Debemos avanzar en la comprensión de la necesidad de poner en pie un partido obrero de masas, un partido de trabajadores que exprese de manera fiel los intereses de la juventud y de los trabajadores, que plantee la defensa de la jubilación de reparto a los 60 años y 100% del salario, la expropiación de las grandes empresas, el monopolio del comercio exterior y una única banca estatal.