Somos los más comprometidos del Subte Imprimir
Escrito por Empleados de Administración del Subte   
Viernes 28 de Diciembre de 2012 12:43

El complejo entramado que ha tejido Metrovías, con el único fin de perpetuar sus negociados y aumentar su caudal de estafa, deja a la administración como el sector mas comprometido de la empresa de cara a los cambios que puedan surgir a partir del 1ro. de Enero.

Será difícil la situación en esta administración central en la que han despedido represivamente al único empleado afiliado a la AGTSYP hace mas de un año, que sin embargo todavía lucha por su reincorporación, mas aún teniendo en cuenta que como consecuencia de estas políticas abusivas este sector carece de representatividad por lo que es tierra de nadie donde los Roggio gozan del mas absoluto libertinaje que les legó el menemismo.

Entonces en este ámbito precario, sin afiliación, sin convenio, con una conciencia de compañerismo amorfa; los empleados una vez mas corremos con los mayores riesgos quedando a la deriva, sujetos a la firme aunque pequeña resistencia que desde lugares como este podemos ejercer.

A la ausencia de esta representatividad negada por la empresa a los empleados, pero contemplada en las leyes y hasta la constitución; se suma la complejidad de los descalabros que ha generado el doloso concesionario en la administración. Esos descalabros hacen por ejemplo que buena parte del personal que trabaja en administración y fuera contratado por Metrovías, figure como empleado de BRT (Benito Roggio Transporte) por lo que en el traspaso una vez mas la situación resulta incierta gracias a otro kioskito que montaron para vaciar el Subte. Porque a la gravedad de crear una empresa mas para vampirizar, Metrovías le agregó el hecho de chupar para la misma los empleados que le pertenecían.

Entonces hace algunos años cuando nos enteramos de la existencia de BRT, nos comunicaron también que por cuestiones estratégicas gran parte de nosotros pasaría a formar parte de la misma de acuerdo al sector al que pertenezcamos. Al riesgo que tiene esta parte de nosotros de dejar de pertenecer al Subte, e inclusive de pertenecer a una empresa que podría desaparecer si le cancelan el contrato que constituye su principal fuente de ingreso; hay que sumar otras situaciones mas que, lamentablemente, podrían dejar a algunos de nosotros lejos de nuestro trabajo en el Subte.

Buena parte de la otra gente mas capacitada y experimentada de administración, ha pasado a estas unidades de gestión operativa que se crearon tanto en el Belgrano en su momento, como en el Roca después y ahora en el Sarmiento/Mitre. Esa gente valiosa que pertenecía al Subte aportando su conocimiento hoy están en estas unidades provisorias, pero han sido en varios casos remplazadas por otros empleados que han cubierto sus vacantes.

Resulta un misterio saber qué sucederá con estos trabajadores en el traspaso, pues ellos tendrían derecho a seguir siendo trabajadores del Subte como también lo tienen aquellos que ingresaron ilusionados a ocupar esos puestos. También hay gente que trabaja con nosotros dia a dia en edificio de Bartolomé Mitre como los compañeros de Prominente (otra empresa tercializadora del grupo), que han trabajado una vida en sistemas con nosotros.

Otro  aspecto similar se dá en el área comercial, con otra empresa creada también con el fín de exprimir beneficios del subte como Metronec que maneja toda la publicidad.

Por último un sector que también puede sufrir inconvenientes es el que está dado por aquellos trabajadores de puestos jerárquicos que, no obstante alcanzar su edad jubilatoria, siguen trabajando para la empresa como monotributistas. Esto es consecuencia de este pulpo indestructible que ha creado el menemismo y no ha dejado de crecer a costa de robarle al estado municipal y nacional cuanto ha podido.

Metrovías es hoy un claro ejemplo de cómo todos pueden coincidir en la claridad sobre la culpa absoluta de una de las partes sobre un crimen, pero no obstante eso sigue descaradamente gozando de todas las libertades legales e ilegales como consecuencia de una impunidad que sólo un poder cuasi-absoluto puede entregar.

Los legisladores de todos los partidos en la sesión del traspaso del Subte coincidieron en la culpabilidad y necesidad de terminar con la empresa del grupo Roggio, será cuestión de esperar que la voluntad del pueblo y la voluntad política se sobrepongan al miedo al magnate cordobés.

Mientras, esperamos el nuevo año para brindar por el firme deseo de que, por nuestro bien y el de todas nuestras familias, todos podamos conservar nuestro puesto de trabajo en el subte. Todos podamos recuperar de cara a los 100 años ese lugar en la administración del Subte que tanto queremos y nos merecemos. Pues insistimos, una vez mas, "ellos que robaron con el Subte son el problema y nosotros desde nuestro amor por el Subte somos la solución".