Antecedentes de los ataques de la empresa MONSA a sus trabajadores Imprimir
Escrito por Trabajadores de la línea 60-MONSA   
Martes 04 de Septiembre de 2012 18:13

Los trabajadores de empresa MONSA dan cuenta en esta denuncia de los antecedentes de "aprietes" y ataques patronales que vienen sufriendo desde que comenzó el conflicto gremial con la empresa, y que aún se mantiene en pie, por incumplimiento con la normativa laboral vigente, la mala liquidación de vacaciones y el no cómputo de las horas extras. (ANRED)

Antecedentes


Un conflicto gremial

Cabe en primer lugar reiterar que la presente situación se enmarca en un conflicto gremial que no ha sido resuelto, surgido a partir de incumplimientos de la normativa legal por parte de la empresa.

En agosto de 2010 hubo una cesión de acciones de parte de los antiguos accionistas de MONSA a DOTA, NUDO, AZUL SATA y MOTSA, a partir de lo cual la empresa empezó a incumplir con la normativa laboral vigente, liquidando las vacaciones mal, no computando las horas extras, y el sueldo real percibido por el trabajador al momento de las vacaciones, tal consta en el acta 1.405.062/10 del 9 de marzo de 2011 del Ministerio de Trabajo.

El reclamo en principio se centraba en la liquidación de los rubros mencionados, pautada claramente en el Convenio Colectivo de conformidad a como se venía realizando en la empresa antes, dado que además de innovar en perjuicio de los trabajadores lo hacía contrariando a la normativa vigente.

Por lo que todo el 2010 estuvimos discutiendo sin llegar a ninguna solución. En el mes de marzo de 2011 se decretó la conciliación obligatoria con la empresa MONSA dictada por el Ministerio a fin de arribar a una solución.

En dicha conciliación la Empresa se mantuvo intransigente en su postura y profundiza el conflicto al negarse a recibir a los delegados lo que fuera oportunamente denunciado tal como consta en el acta del 22 de marzo del citado expediente del Ministerio de Trabajo. A partir de entonces la empresa ha tenido una clara actitud hostil hacia este el cuerpo de delegados, incurriendo en todo tipo de actitudes tendientes a deslegitimarlos, debilitarlos y perjudicarlos. Entre estas conductas que, cabe señalar, han sido oportunamente denunciadas ante el Ministerio de Trabajo, la empresa a través de su jefe de personal Sr. Carmelo Pizarro amenazaba a los trabajadores que hicieran reclamos por incumplimiento de las Normas de Seguridad e Higiene, (tal consta en el acta citada). Actas y denuncias que serán aportadas al juzgado interviniente a la brevedad.

En la audiencia del 17 de marzo la empresa se había comprometido a aceptar la intervención de un contador designado por el Ministerio a los fines de verificar la incorrecta liquidación. Sin embargo vencido el plazo establecido la empresa no cumplió.

Frente a ello iniciamos nuevamente una serie de gestiones tendientes a lograr su cumplimiento, sin embargo la empresa se negaba sistemáticamente a recibirnos. Hasta que finalmente el día 18 de abril se lleva adelante una medida de acción gremial en protesta por el incumplimiento del acta firmada.

El día 20 de abril se llevó a cabo una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo según consta en el acta de dicha fecha, donde la empresa acepta la propuesta del Ministro de trabajo Dr. Carlos Tomada de que las diferencias salariales fuesen determinadas por funcionarios de la Subsecretaría de Fiscalización y que las diferencias que pudieran surgir serian abonadas dentro de las 48 hs.

La Empresa anuncia la llegada del terror

Con posterioridad a la audiencia del 11 de abril el Jefe de Personal les dijo a varios delegados que a partir de entonces las cosas iban a cambiar, y que “a guapo, guapo y medio”. Frases como esta empezaron a repetirse en diversas ocasiones por diferentes directivos.

En la reunión de fecha 10 de mayo de 2011 el Sr. Angel Faija hace saber a los delegados y a los representantes del sindicato que nos nuclea que (transcripción textual del video que se adjuntará oportunamente) ante las posibles medidas de lucha de los trabajadores “esto va a terminar en una patota contra otra patota y dios dirá quién tiene más fuerza”. En ese video se puede ver a dicha persona hablar en forma provocativa y desafiar a los delegados a parar la línea.

Estas amenazas no quedaron en palabras, contrariamente a la permanente argumentación en relación al exceso de trabajadores por unidad, a partir del 9 de mayo han efectuado una contratación masiva y sin precedentes, con un ingreso de más de 150 personas.

Tenemos conocimiento de que parte de los nuevos "empleados" han sido traídos de otras empresas donde cumplían tareas a favor de la patronal y muchos son trabajadores de otras líneas como la 106 o 135. También sabemos que varios de ellos han firmado acuerdos de desvinculación y ahora han sido recontratados especialmente, que a algunos se les han dado licencia sin goce de sueldo en su respectiva línea para ingresar a la 60. Ha habido varias situaciones de intimidación y mensajes de que “vienen por los delegados”, que le van a “romper la cabeza a lo que se ponga adelante”.

A partir de ese momento distintos directivos de la empresa comenzaron a decir que las cosas ahora iban a cambiar, específicamente existe un video en el que se ve al señor Carmelo Pizarro, Jefe de Personal, diciendo que ahora iba a ser “una cosa de guapos”. Dicho video será aportado a la brevedad conjuntamente con otros medios de prueba.

Los ataques

Con posterioridad a estos hechos, se produjeron una sucesión de hechos claramente intimidatorios y amenazantes por parte de esta patota contratada por la empresa hacia distintos trabajadores:

A la brevedad será acompañada la copia de la denuncia formulada ante el Ministerio de Trabajo el 3 de Junio del corriente año, en el que en instantes previos a dar comienzo a una asamblea se produce una discusión con miembros de esta patota y a escasos cinco minutos de esa discusión el móvil policial que se encuentra custodiando la zona de manera permanente en el Banco Provincia que está pegado al predio de MONSA, desaparece. A los pocos minutos ingresa a la empresa a toda velocidad un vehículo marca Chevrolet, modelo Vectra con patente GWI 650, del cual descienden varias personas armadas, quienes empezaron a gritar “a ver quién quiere plomo, a ver quién quiere balas, quien se las aguanta”, blandiendo un arma en las manos.

En la denuncia de estos hechos por parte del delegado Perticaro, que se adjunta a la presente, este relata que un compañero que lo conocía de vista se acercó a hablar con el individuo para tratar de tranquilizarlo y posteriormente dicho trabajador contó que conocía al sujeto y que este era un “chabón muy pesado” y que le había explicado que la empresa lo contrató externamente para que en caso de ser requeridos por algún “problema”, ellos tenían que poner orden. Señaló que el más petiso de ellos tiene un par de muertos.

Estos hechos fueron denunciados oportunamente en la comisaría 26, a pesar de que en dicha dependencia al principio se negaban a recepcionar dicha denuncia. Posteriormente los trabajadores acompañados por una letrada se hicieron presentes nuevamente e insistieron y recién entonces se labró el acta. Tomando Intervención la Fiscalía Sudceste Equipo Fiscal “A” en el expediente Nº 14.767.136

Con fecha 7/7/2011 el compañero Julio Héctor Rivas denunció en la comisaría 35 haber sido objeto de agresiones e intimidación por parte de una patota.

En esa misma fecha Cristian Leonardo Pilla denunció en la comisaría 35 haber sido víctima de amenazas coactivas.

El 15 de ese mismo mes de julio, Ramón Antonio Torres denunció que cuando se encontraba realizando su trabajo, circulando con pasajeros a bordo por la arteria Callao y Pampa uno de los pasajeros de contextura robusta, con una mancha en la cara del lado izquierdo, se le acercó y le dijo déjate de joder y andar con los delegados, y luego de esto baja cuando otro pasajero toca el timbre.

El 27-7-2011 el chofer Cuellar Nephtali, denunció haber sido víctima de agresiones, y tomando intervención la Unidad Fiscal Sudeste, Equipo Fiscal a cargo del Dr. López, en la Causa 34.772 que fuera caratulada como hostigamiento.

Al día siguiente, día 28 de Julio de 2011 Ernesto Alejandro García denunció en la Comisaría de Tigre que iba circulando por avenida Liniers y llegar entre el puente Levadizo y el Puente Tedín escuchó dos explosiones, y que metros más adelante detuvo el colectivo y constató que habían arrojado piedras y roto el vidrio izquierdo de la puerta delantera del colectivo

El dia 5 de agosto el trabajador Gigena Daniel terminando su turno y llevando al lugar donde se hace la recaudación de las monedas, fue amenzado por dicha patota dentro de la empresa tratando de hostigarlo verbalmente. Esta denuncia fue hecha en la comisaria 26.

El 12/08/11 Alberto Ariel SEGOVIA y Jorge Daniel ALFONSO, fueron víctimas de amenazas con arma de fuego: en momentos que se encontraban desempeñando tareas en el lavadero fueron amenazados por varias personas, una de ellas, que está identificada en la causa, portando un arma. La causa que tramita en el juzgado 17 en lo Penal correccional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, expediente 36.313 (Tacuarí 138) Auto de elevación a juicio. Audiencia el 19 a las 9.30 (art 73 y 210) ofrecer prueba, testigos y recurso de nulidad de la defensa.

Con fecha 19/9/2011 en horas de la mañana otro compañero, el señor Gabriel Roberto Castro, estaba por salir de la playa de estacionamiento de la empresa y una persona se puso delante del colectivo y lo empezó a insultar, este frenó el colectivo y esta persona se acerco por la ventanilla y lo golpeo con una trompada, luego le pateó la puerta y trató de subir al colectivo, y en ese momento intervino el personal policial, todo esto en presencia de las autoridades de la empresa en dicha cabecera que incitaban a la patota, contratada como trabajadores normales. Dicho individuo es el conocido barrabrava Aldo Baranda Gonzales hincha de Chicago, junto a otros de la misma patota, hecho que quedó asentado en la comisaría 26. Causa 38923 -Juzgado 42 sec 106 (Talcahuano 5 piso) –Fiscalía 9 Tucumán 966 – Donde nos presentamos como querellantes.

Que con fecha 19 de Septiembre el chofer Roberto Fabián Gorozo denunció en la comisaría de Escobar seccional Segunda que alrededor de las 12 hs. llegó a la cabecera y se dirigió al sector de los talleres donde dejó estacionado el micro para su reparación, que luego salió caminando y al llegar al sector gomería le sale de frente un sujeto vestido con ropa de la empresa diciendo, “acá viene uno de los cagones” extrayendo un arma de fuego tipo revolver, apuntándole al pecho y disparando aunque el disparo no salió. El compañero aprovechó la oportunidad y se abalanzó sobre el sujeto recibiendo un golpe a la altura de las costillas con el arma y cayó al suelo y en ese momento intervinieron otros compañeros en su ayuda y al rato llegó personal policial. Con la denuncia policial dejó constancia que las personas que se hallaban en la empresa y lo atacaron son personas contratadas como choferes, pero son custodia personal del jefe de personal de empresa Monsa de la cabecera de Ingeniero Maschwitz.

Ese mismo día en la cabecera de Mashcwitz, un grupo de compañeros denunció ante la policía que un grupo de la patota tenía armas en un auto estacionado, hecho que luego fue comprobado ya el personal policial intervino en un allanamiento en el que se descubrió que el auto estaba lleno de armas, de balas y de cuchillos. Estos hechos además han sido grabados por varios compañeros y las filmaciones serán aportadas oportunamente. Denunciante: Goroso.

El día jueves 22, al salir de una reunión de delegados, el delegado Esponda fue víctima de amenazas telefónicas a él y su familia. "Venía en mi auto por la Panamericana acompañado de Héctor Cáceres y Néstor Marcolín y recibo una llamada por teléfono de una persona que me dice “ojo con lo que estás haciendo, déjate de joder con el paro, estoy en la puerta de tu casa, ¿con quien querés que empiece primero con alguno de tus tres hijos o con tu señora?" Y luego agregó: “y después voy por vos”, yo le preguntaba, “cómo, cómo?” para ganar tiempo a fin de poder poner el altavoz, cuando al fin lo logré poner la voz dijo “déjate de joder, estás avisado", y cortó”, según declaró en causa 39.082/2011 Juzgado 3 Talcahuano 5 piso –fiscalía 19 Paraguay 1536 1 er piso.

El día 25 al delegado Hugo Daniel Schvartzman recibió una sucesión de mensajes el domingo 25 a las 2.10.49 a su celular: "che judío como te gusta castigar a la gente que no tiene ideología de izquierda pero tiene su vuelto, ni Vilma te va a reconocer". Otro mensaje recibido a las 10.39.08 "ah no se olvides, los imperios caen tarde o temprano, la historia te lo dice ya vamos a encontrar el momento“ otro mensaje recibido a las 10.51.10 "uno a uno lo van a pagar" otro mensaje recibido a las 11.08.26 "donde te cruce te lastimo no me olvido a vos y tu laderos¨ el mismo 25 a las 17.05 recibió un llamado desde el mismo número, y reconoció la voz. Era la de uno de los empleados nuevos, que habitualmente viste camiseta de nueva chicago y gorrita con visera, y que varias veces ha tenido cruces verbales en asambleas y cuando nos presentamos en la oficina de personal por reclamos. En todos los casos trataba de obstaculizar la actividad gremial ya sea intentando romper la asamblea o impidiendo verbalmente que se presenten los reclamos al empresario. La investigación de este hecho tramita en Causa 39.702/11 jug 3 en Talcahuano 5 piso –Fiscalía 19 Paraguay 1536 1er piso.

Con Fecha 18/9/2011 acordaron entre los delegados hacer una asamblea al día siguiente para decidir alguna medida de fuerza.

Con fecha 19/09/2011, el delegado Néstor Marcolín fue a comer un asado a la casa de sus padres y regresó a su domicilio entre las 2.30 o 2.45 .Alrededor de las 3 de la mañana 3.15 como mucho, tocan el timbre. Un vecino para advertirle que su auto estaba en llamas. Inmediatamente llamamos al 911. No me animaba a acercarme al auto por miedo a que explotara el depósito de gas. El jefe de bomberos le preguntó textualmente si tenía enemigos y le dijo que no. Entonces explicó que lo decía porque a su criterio el incendio había sido intencional, dado por varios indicios entre otros: que el motor no se hallaba quemado y la batería solo superficialmente en la parte de arriba. En virtud de ello explicó que él debía dar intervención a judiciales y así lo hizo. por lo cual interviene la Juez Fiscalía Nacional de Instrucción nº 16 del Dr Mainardi, Secretaría nº 01 de la Dra Shygiel.

Recientemente a raíz de estos hechos se llevó adelante una medida de fuerza que es pública y notoria, motivada por estos hechos de terrorismo y por el incumplimiento de la empresa de todas las actas firmadas ante el Ministerio. 

Agregado de los hechos ocurridos en el 2012:

El dia 18 de agosto, a las 1:30 de la madrugada en el domicilio, de la ciudad de Rafael Calzada, del Delegado Caceres, Héctor Rubén, sufrió un atentado similar al del delegado Marcolin Nestor que fue el incendio de su automóvil en la puerta de su domicilio, y constatado por el peritaje de la policía científica de la localidad de Lanús, y que actualmente se hizo la respectiva denuncia en la comisaria 5° de R. Calzada. Y posteriormente esta interviniendo la UFI 19 de Lomas de Zamora. Luego de este atentado lo ratificaron una llamada a cobrar el dia miércoles 22/8 a las 10 y 40 am , amenazando a Cáceres de que conocían su casa y que, si seguía, iban a lastimar a sus hijos.

El viernes 25 en la puerta del domicilio del delegado Hereñu Juan, se acercaron dos individuos hacia la esposa de este, le preguntaron si era la esposa de Hereñu, ella dijo que no era tal, para despistar, pero asi y todo le dejaron el mensaje diciendo de que sabían que ella era la esposa de Hereñu y que se deje de joder con los reclamos en la 60, y que ellos andaban por todos lados y que conocian su casa y movimientos. Todo esto asentado en la comisaria correspondiente.

Como se ve, el proceder de este empresariado en contra de los reclamos de los trabajadores es una política que lleva a cabo abiertamente. Que no es solo contra la comisión interna de la línea 60 ni de sus trabajadores sino además contra otros trabajadores de las demás líneas del mismo grupo, como es el ejemplo del trabajador Amor que fue golpeado y amenazado en la línea 135, como a sus testigos testigos Lagos Angel y Del Percio Luciano, compañeros de este y testigo de la causa. los cuales sufrieron el atentado en sus automóviles rompiendo los parabrisas de éstos, o el ejemplo de del trabajador de la línea 32 , el cual fue golpeado dentro de la oficina de personal junto a un grupo de delegados adeptos a la empresa, amenazando que sabían dónde iban sus hijas al jardín de infantes y que no reclame nada.

Asi también un trabajador de la línea 188, o el incendio del auto de un trabajador de la línea 24, todos estos trabajadores bajo la relación de dependencia del mismo empresariado.

Trabajadores de la linea 60-MONSA.