"Se desvirtuó la práctica sindical" Imprimir
Escrito por José Maggi, Página/12   
Viernes 06 de Julio de 2012 21:20

DIRIGENTES DE AMSAFE RENUNCIARON A LA CTA ROSARIO DISCONFORMES

 

Son miembros de la conducción del gremio docente a nivel local. No quieren una central "sectaria y con perfil opositor".

 

El secretario general de Amsafe Rosario y dos miembros de la comisión directiva, renunciaron ayer públicamente a la CTA Rosario disconformes con el rumbo de la central local. El titular de Amsafe Rosario Daniel Couselo habló de diferencias políticas y metodológicas. "Esta decisión tiene su correlato hacia dentro del gremio porque el 24 de marzo se ha roto con una tradición de Amsafé Rosario, ya que nuestra bandera no ingresó al Monumento sino que fue a un lugar sectario", en referencia a un acto que la izquierda y partidos menores convocaron en Plaza 25 de Mayo por un nuevo aniversario del Golpe de Estado de 1976. Por su parte Diego Mattos, reconoció que "en esta última etapa se ha desvirtuado en la práctica la democracia sindical, ha ganado el sectarismo y perdimos la autonomía sindical que debemos tener los trabajadores de los partidos políticos, del estado de los gobiernos y de las patronales".

 

Por su parte, Claudio Ciani, habló diferencias de diagnóstico: "No puede haber hoy un dirigente sindical que sostenga que esto es igual a una dictadura. Nosotros exigimos en la calle la asignación familiar por hijo y esto permitió que muchos chicos en las escuelas tengan hoy una mejor contención. Si hoy hay dirigentes sindicales que plantean que esto es igual al 2001, estamos en veredas distintas. Esto hace que esta central se convierta en una organización más sectaria con perfil opositor. Las diferencias de diagnóstico son abismales", apuntó el ex secretario de relaciones institucionales de la CTA Rosario. "No estamos de acuerdo con una central sindical que sea el furgón de cola de la burocracia sindical", apuntó.

 

A su turno Mattos, ex secretario de Organización de la CTA Rosario, explicó que lo metodológico y lo político están absolutamente ligados y creemos que a partir de la ruptura a nivel nacional, se ha producido un problema para los trabajadores en general. Esta CTA Rosario podía convocar a todo el mundo porque tenía la legitimidad, desde lo regional integrar a todos los compañeros, piensen como piensen. Y esto no ha sucedido, las reuniones eran acotadas al sector que responde a Michelli y nos parece que esto no es lo que corresponde porque cuando nosotros peleamos lo hacemos por todos los trabajadores y cuando vamos por nuestras reinvicidaciones, vamos por todos".

 

" Creemos -agregó Mattos - que en lo metodológico se ha perdido, no se ha aprovechado la posibilidad de que todos los trabajadores participen, por ejemplo en el último paro del 8 de junio, medida que fue decretada desde la conducción provincial en un Confederal en el que los trabajadores no participaron. Esto nos parece que no es lo correcto: los maestros tuvimos que votar posteriormente el paro decretado, y nos parece que esta no es la metodología, pero que responde a una lógica que a nuestro criterio no es democrática. Es una lógica que además de hacernos perder la independencia frente a los partidos políticos, lo que no es beneficioso para la organización, por otro lado creemos que los justos reclamos de los trabajadores se pelean con todos".

 

En tanto para Claudio Ciani "hubo dirigentes de la CTA Rosario que tuvieron actitudes en el medio de ambos puntos, negándose a firmar por ejemplo el documento, que fue firmado por nosotros a título personal, porque estábamos de acuerdo. Más aún en la lectura de ese documento en el Monumento a la Bandera el 24 de marzo, cada vez que había críticas al gobierno nacional como en la megaminería, la ley antiterrorista, la mayoría aplaudía. Esto significa que uno puede ser crítico de determinadas cosas del gobierno nacional, y ser parte de un conjunto muy grande que luchó durante décadas por los derechos humanos. Y nos dolió muchísimo que nuestro sindicato, nuestra bandera fuera a un lugar muy sectario. Creemos que así no se construye un nuevo sindicalismo".