Inicio Argentina Movimiento obrero Hacia una jornada nacional de lucha por empleo y salarios dignos

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Hacia una jornada nacional de lucha por empleo y salarios dignos PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Sergio González   
Domingo 21 de Septiembre de 2003 00:00
Numerosos sectores han llevado adelante distintas formas de lucha contra la desocupación, la pérdida de poder adquisitivo del salario, la precarización laboral y el trabajo en negro. A las huelgas de los meses anteriores, que hemos comentado en estas páginas (ferroviarios, mecánicos, telefónicos, aeronáuticos, docentes, estatales nacionales y provinciales), se les agregaron por estos días numerosas protestas.La experiencia de la clase obrera enseña que es necesario coordinar esas distintas manifestacestaciones para fortalecer el movimiento por esas reivindicaciones urgentes. La confluencia les daría mayor apoyo social y aumentaría la presión sobre el gobierno y las empresas.

Unifiquemos las protestas de los trabajadores privados, estatales y desocupados

Como lo veníamos sosteniendo desde el año pasado la clase obrera, lentamente pero con la potencia incontenible que la caracteriza, se puso en marcha para defenderse del grave deterioro en sus condiciones de vida. Los ingresos congelados de los estatales y de gran parte de los trabajadores en la actividad privada condenan a la mayoría de la población a la pobreza, y a más del 20%, que está desocupado, a la miseria. Frente a la brutal inflación, que el gobierno reconoce cercana al 50% y que en los artículos de primera necesidad supera el 100%, solamente los trabajadores en blanco de la actividad privada (que apenas llegan al 35% de ese sector) han obtenido la suma fija, e insuficiente, de $ 200. Para la inmensa mayoría, que sigue con los mismos sueldos desde hace años, estos últimos 20 meses han sido los de la peor caída de ingresos de la historia.

Repunte de las luchas obreras

Numerosos sectores han llevado adelante distintas formas de lucha contra la desocupación, la pérdida de poder adquisitivo del salario, la precarización laboral y el trabajo en negro. A las huelgas de los meses anteriores, que hemos comentado en estas páginas (ferroviarios, mecánicos, telefónicos, aeronáuticos, docentes, estatales nacionales y provinciales), se les agregaron por estos días numerosas protestas:

*Trabajadores del subte, que consiguieron la reducción de la jornada laboral a 6 horas.
*Trabajadores de la alimentación, jornada de lucha prevista para el 18 de septiembre.
*Luz y Fuerza, prepara su protesta nacional.
*Obreros de la carne, jornada de protesta, también el próximo 18.
*Recolectores de residuos, continúan su plan de lucha de varias semanas.
*Empleados de la DGI, por reclamo salarial.
*ATE, por los $ 200.- para los estatales de todo el país, contra el trabajo en negro, los contratos basura y el recorte de adicionales.
*CGT de Catamarca, por la grave situación de pobreza en la provincia.
*Trabajadores provinciales (Jujuy, Neuquén, etc)
*Municipales de numerosas ciudades del país, fundamentalmente del noroeste.
*Empleados y jubilados del Banco Provincia de Buenos Aires, pararon el 11 de septiembre.
*Docentes bonaerenses (ver nota aparte) y de otras provincias (Neuquén, Córdoba, etc)
*En la provincia de Buenos Aires se ha conformado un frente de empleados estatales por salario digno, contra la pobreza, la desocupación y el trabajo en negro, integrado por judiciales, docentes, trabajadores de la salud, legislatura y grupos piqueteros. Realizaron una marcha el 4 de septiembre y prosiguen con su plan de lucha.

Unificar las luchas de los trabajadores ocupados y desocupados

Mientras tanto los piqueteros continúan con su demanda de empleo y alimentos, en acciones lamentablemente dispersas que debilitan la efectividad de sus reclamos Seguramente los lectores conocen algunas otras "movidas" sindicales más. Todo esto indica que la protesta viene creciendo y que necesita dar un salto para que se comiencen a concretar las soluciones a estos reclamos.

La experiencia de la clase obrera enseña que es necesario coordinar esas distintas manifestaciones para fortalecer el movimiento por esas reivindicaciones urgentes. La confluencia les daría mayor apoyo social y aumentaría la presión sobre el gobierno y las empresas.
Los dirigentes sindicales deben asumir el rol para el cual fueron elegidos y ponerse a la cabeza de los reclamos. Deben acordar con las organizaciones piqueteras la convocatoria a una jornada nacional por empleo y salario dignos, y asegurar la continuidad mediante un plan de lucha con la perspectiva de desembocar en una huelga general.

Los Delegados y Comisiones internas pueden jugar un rol importante para forzar a los dirigentes sindicales a la organización de la lucha, convocando asambleas de trabajadores para votar resoluciones en apoyo a esta jornada nacional de lucha.

Qué reclamos debemos plantear

Creemos que se podría acordar en los siguientes reclamos comunes a todos los sectores:
*Reparto de la horas de trabajo para terminar con la desocupación y sin reducción del salario.
*Aumento de $ 200.- para todos los trabajadores
*Devolución de los recortes de salario y adicionales
*Salario mínimo de $ 800.-
*Blanqueo de los trabajadores en negro
*Incorporación inmediata de los contratados y pasantes, pase a planta permanente a los 15 días de trabajo
*Efectivización de la escala móvil de precios-salarios

Basta de miseria, desocupación y salarios de hambre!
Por una jornada de protesta donde se convoque a un plan de lucha nacional!