Solidaridad del MIC La Plata con los trabajadores del Hospital Francés Imprimir
Escrito por MIC-La Plata   
Lunes 16 de Octubre de 2006 00:00
El Movimiento Intersindical Clasista (regional La Plata, Berisso y Ensenada) se solidariza con los trabajadores del Hospital Francés y repudia la represión mediante la patota enviada por la intervención, así como la ejercida por la Policía Federal yla que ahora se realiza por medio de la judicialización de la protesta.

Basta de represión, de patotas y de persecusión judicial

El Movimiento Intersindical Clasista (regional La Plata, Berisso y Ensenada) se solidariza con los trabajadores del Hospital Francés y repudia la represión mediante la patota enviada por la intervención, así como la ejercida por la Policía Federal y la que ahora se realiza por medio de la judicialización de la protesta.

Los trabajadores vienen sosteniendo desde hace meses una durísima lucha por mantener funcionando el hospital contra el accionar patronal que, bajo la lógica del lucro, lo vino vaciando, con despidos, dejándolo sin insumos y no queriendo pagar los salarios. Para la patronal ya no era un negocio tan rentable la atención de la salud y trató de extorsionar con el cierre, para obtener aumento de las cuotas o subsidios directos del estado.

La firme oposición de los trabajadores desenmascaró estas maniobras y obligó al gobierno a enviar un interventor. Correctamente los trabajadores comenzaron a exigir la expropiación y el paso del hospital al sistema público de salud. Pero la intervención continúa con la lógica de sacar benefcios de la situación, esta vez tratando de favorecer a una camarilla ligada al PJ porteño, dispuesta a hacerse cargo del negocio de la salud privada. Mientras tanto continúa el vaciamiento con cierre de servicios.

Cuando los trabajadores realizaban una asamblea, ante un nuevo atraso de tres meses en el cobro de sus salarios y por la reincorporación de los despedidos, la intervención envió a un grupo de barrabravas y matones, algunos armados, para disolverla. Pero el firme accionar de los trabajadores consiguió controlar la situación y encerrar al medio centenar de agresores. Fue entonces cuando el aparato estatal respondió enviando a la Policía Federal para rescatar a los patoteros, que tienen conocidas vinculaciones con el aparato del PJ porteño y con el interventor. Lo que lograron de madrugada después de varias horas de resistencia de los trabajadores.

Asimismo consideramos muy insuficiente la participación de West Ocampo, secretario general del sindicato ATSA que se limitó a manifestarse a favor de los trabajadores. Es necesario impulsar un paro y movilización de los trabajadores del sector a favor de las reivindicaciones de los trabajadores del Hospital Francés y de otros lugares donde las condiciones no son mejores.

Pudimos enterarnos de todo esto gracias a la arriesgada participación de algunos trabajadores de prensa que difundieron la verdad de los hechos enfentando los golpes y amenazas de la patota. Su valiente labor consiguió romper la tradicional alianza de los grandes medios con las camarillas empresariales y políticas.

La intervención judicial no se hizo esperar, pero también en el sentido de favorecer a las camarillas: dejó en libertad a los patoteros con la promesa de continuar investigándolos y procesó a una decena de trabajadores del hospital por los destrozos ocasionados en los enfrentamientos con la patota y la policía.

Desde el MIC La Plata decimos:

Basta de represión, basta de patotas, no a la judicialización de la protesta laboral.

Por la estatización del Hospital Francés bajo control de los trabajadores. No al negocio de la salud. No al cierre de hospitales.

Todo el apoyo a los trabajadores de Hospital Francés.

La Plata, 12 de octubre de 2006