Inicio Argentina Juventud y Educación ¿Adónde irá la educación con estos gobiernos?

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
¿Adónde irá la educación con estos gobiernos? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Claudia Serralunga   
Viernes 30 de Abril de 2004 00:00
Aun cuando los medios masivos de comunicación sólo se hagan eco de la situación de la escuela pública por el evidente, y anunciado, resultado de los ingresantes a la universidad o cuando la debacle se manifiesta en su indignación ante chicos que no saben quiénes son Scioli o Lavagna, qué son el FMI, el PBI, el Mercosur, el ALCA, etc. fue útil que estos días alguien se haya puesto con alguna seriedad a pensar qué resultados han traído los sucesivos recortes de presupuesto de los sucesivos gobiernos.

Docentes de Bahía Blanca

Aun cuando los medios masivos de comunicación sólo se hagan eco de la situación de la escuela pública por el evidente, y anunciado, resultado de los ingresantes a la universidad o cuando la debacle se manifiesta en su indignación ante chicos que no saben quiénes son Scioli o Lavagna, qué son el FMI, el PBI, el Mercosur, el ALCA, etc. fue útil que estos días alguien se haya puesto con alguna seriedad a pensar qué resultados han traído los sucesivos recortes de presupuesto de los sucesivos gobiernos -en especial en la provincia de Buenos Aires, donde se produjeron los mayores conflictos educativos en los últimos años.

Ya sea que se hable de fusiones de cursos en EGB y Polimodal, de infraestructura, de supresión de secciones en el nivel inicial, de aulas con goteras, de alumnos muertos de frío o calor según la estación del año que transcurre, de maestros que corren para llegar a cumplir con todas las horas que tienen en su haber o que quedan en situación de inseguridad o disponibilidad ante la desaparición de los cursos en los que revistan, la verdad es que cualquiera sea el tema que se desarrolle es inútil querer explicar la situación del trabajador de la educación sin denunciar públicamente la vergüenza de los salarios docentes y el descrédito al que los intelectuales de las aulas se han visto empujados en los últimos años.

Es imposible, aunque la burguesía a través de sus presiones mediáticas lo oculten, que un maestro que soporte 40 hs. semanales de labor (sin contar las tareas domiciliarias de preparar las clases y corregir) pueda estar en condiciones óptimas de salud física y psíquica, con sus ideas intactas, su mente clara a la hora de educar a los alumnos que llegan al aula ansiosos de conocer respuestas válidas que lo ayuden a desenvolverse en el devenir que el mundo capitalista obliga a los pueblos.
Aunque los educadores se encuentren cada vez más pobres (con salarios de $ 340) y más atacados a la hora bendita de la huelga, aun cuando deban soportar las manos opresoras del rompehuelgas, aun así se puede decir que hay lugar para la lucha, la esperanza y la utopía. Pese a todo nadie ha conseguido todavía ni lo conseguirá, aquietar las aguas que bullen cuando alguien se pronuncia en una asamblea abierta del SUTEBA siendo delegado o afiliado al gremio docente mayoritario.

Desde el mes de julio pasado la conducción de la seccional Bahía Blanca, y luego de varios periodos de lista Celeste oficialista, adquirió ahora un espíritu nuevo con el triunfo de la lista Granate. Liderada por el profesor Enrique Gandolfo, como secretario general, y secundado por Monserrat Gayone, como adjunta, viene actuando en forma sostenida. Esta nueva conducción no sólo atiende los mínimos reclamos de los maestros sino que se hace eco de cuanto conflicto laboral pueda suscitarse en la región o a nivel nacional. Con base en las frecuentes asambleas lleva a cabo una lucha creciente, puesta en acción por el cuerpo de delegados. Ha reclamado la incorporación al básico de la bonificación por presentismo y la devolución de la ruralidad o desfavorabilidad. Se ha comprometido en la defensa del estatuto del docente y del régimen de licencias. Y en general en la defensa de la escuela pública contra la municipalización y la privatización. También ha adherido a acciones multisectoriales como la consulta contra el ALCA o la recordación del golpe del 24 de marzo de 1976.

A principios de abril SUTEBA Bahía Blanca planteó las urgentes necesidades del sector educativo al ministro Oporto (ver abajo), haciendo público el fracaso de la reforma educativa que está vigente y sin resultados en todas las provincias de nuestro país, salvo en la de Neuquen. Hasta el poderoso multimedios bahiense debió referirse a los planteos de la comunidad educativa al ministro. Aunque cuesta que transmita las gacetillas con claridad y sin hacer comentarios agregados al respecto.

La lucha continúa y sus efectos se vieron expresados a fines de abril con el pronunciamiento por parte de todos los bloques del Concejo Deliberante bahiense en contra de las fusiones de cursos. Aunque el plan de acción gremial no puede contemplar hoy por hoy medidas necesarias, como una huelga por tiempo indeterminado hasta que la propuesta de aumento salarial sea aceptable, hay que romper con los miedos de pronunciarse públicamente no obstante cueste y aun cuando esté en juego nuestro cuerpo y seamos denunciados. Lo bueno es que se sepa y que se diga otra vez, y no desanimarse ya que la única lucha que se pierde es la que se abandona.


RESUMEN DE RECLAMOS DEL SUTEBA, DOCENTES, ALUMNOS Y PADRES DE BAHÍA BLANCA, AL DIRECTOR GRAL. DE ESCUELAS MARIO OPORTO A PROPÓSITO DE LA ANUNCIADA REVISIÓN DE LA REFORMA EDUCATIVA

No hay calidad “calidad educativa” sin soluciones:

-a la superoblación de cursos, -a los problemas alimentarios, de vestimenta, de transporte y de carencia de material educativo de los alumnos, -a los graves problemas sanitarios de alumnos y docentes, -al congelamiento de cargos, -a los problemas de infraestructura, -al achicamiento de los Institutos de Formación Docente,

Rechazamos la descentralización, transferencia y municipalización o ”gestión distrital” que en la práctica significan: -precarización del sistema educativo, -abandono de responsabilidad por parte del estado y su paso a cooperadoras, ONGs y Municipios, - desaparición de escuelas especiales,
-traspaso de administrativos de las escuelas al Consejo escolar, -reemplazo de los docentes por jóvenes “lancasterianos” en sociedades de fomento, con salarios municipales de $ 175,

Para tratar estos temas no alcanza con la formación de simples comisiones, como entiende el gobierno. Proponemos abrir un debate profundo llamando a un Congreso Pedagógico que revise no solo los aspectos pedagógicos de la Reforma sino todas las leyes que la sustentan.