Inicio Argentina Juventud y Educación “¡La educación pública no se vende, se defiende!”

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
“¡La educación pública no se vende, se defiende!” PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Juana -Colegio Normal Nº 9 “Sarmiento”   
Viernes 05 de Septiembre de 2008 15:08

A pesar de la indiferencia del Ministerio, y de muchos compañeros, seguimos luchando por los derechos que nos corresponden, porque "La educación pública no se vende, ¡se defiende!"

Soy alumna de 2do. año del Colegio Normal Nro. 9 "Sarmiento". El día 1 de Septiembre realizamos una asamblea en la que resolvimos, después de mucho discutir, ir a entregar una carta en mano al Sr. Mariano Narodowsky, Ministro de educación de la Ciudad de Buenos Aires, ya que la mayor parte de nuestros compañeros se ve afectada por la falta becas estudiantiles y viandas.

Ese mismo día, el cuerpo de delegados se reunió a escribir la carta que sería entregada.

Al día siguiente, resolvimos por votación que no iríamos marchando todos juntos, como se suponía que haríamos, sino que se enviaría una comitiva integrada por los delegados titulares de cada curso, mientras los demás nos quedaríamos haciendo una sentada en el pasaje Santos Discépolo. Todo el colegio salió 12.15 (incluyendo los que ese día debían salir más tarde). 350 personas firmaron a favor de esta propuesta, pero sólo nos encontrábamos sentados en el pasaje 4 alumnos. Un rato mas tarde, llegaron algunos delegados que se encontraban en una reunión.

Decidimos ir a entregar la carta los 10 ó 15 alumnos que estábamos y algunos del turno tarde. Compramos y preparamos algunos afiches improvisados, con leyendas como: "Educación privada, eso es PRO?" ; "Buen PROvecho, queremos nuestras viandas!" ; "Seamos realistas, ¿pedimos lo imposible?".

Finalmente, con los carteles en alto, recorrimos las 35 cuadras que separan nuestro colegio del Ministerio de Educación. Cansados, acalorados y afónicos, llegamos al Ministerio y nos sentamos todos.

La primera respuesta que recibimos fue el cierre de las puertas, pero luego de insistir un poco, logramos que una sola persona entrara a entregar la carta. Mientras esperábamos que saliera, pegamos los afiches en las paredes y cantamos algunas canciones, para pasar el tiempo.

Después de media hora, finalmente salió, y ansiosos nos acercamos a ver que respuesta le habían dado. Nada. La carta iba a ser enviada a los representantes de Ministro en más o menos 15 minutos, y después, esperar, además de haber sido acusados de estar ocasionando "disturbios".

"¿Seguir esperando?" pregunté bastante asombrada. "Pero si estamos en Septiembre!!, Cuánto más vamos a seguir esperando, si tenemos compañeros que lo único que comen lo comen en el colegio y es esa vianda que todavía no llega?".

Seguimos esperando, a ver si tenemos un golpe de suerte, y de todos los colegios a los que les faltan becas y viandas, nos ayudan a nosotros, ¿no?

A pesar de la indiferencia del Ministerio, y de muchos compañeros, seguimos luchando por los derechos que nos corresponden, porque "La educación pública no se vende, ¡se defiende!"