La izquierda gana las elecciones en la UBA Imprimir
Escrito por María López   
Domingo 16 de Noviembre de 2003 00:00
Las fuerzas de izquierda lograron afianzar su conducción en el movimiento estudiantil de la UBA. Se destacan los triunfos de agrupaciones como el MST, el PO y la CEPA, solas o aliadas entre sí y con otras fuerzas. Todo esto con la mira puesta en la FUBA, donde la izquierda promete revalidar su conducción.

Esto es el reflejo de la confianza que los estudiantes han ganado en las fuerzas de izquierda para su conducción, ante la derecha que intenta acabar con la universidad y la educación públicas. Esperamos que se superen las concepciones sectarias entre los distintos grupos de izquierda cuando se presentan separados o con alianzas puramente electoralistas y sin un acuerdo de fondo para construir una corriente estudiantil socialista revolucionaria.

El crecimiento de la izquierda en las elecciones universitarias de la UBA el mes de octubre contrasta con el fracaso del gobierno de Kirchner, que a través de un rejunte de fracciones de viejos aparatos del peronismo y de la UCR y con un gasto impresionante de recursos, trató por ganar la dirección del movimiento estudiantil. Las fuerzas que se reverenciaron en el gobierno no sólo no pudieron obtener ningún triunfo sino que incluso retrocedieron en votos, como sucedió, por ejemplo, en Ingeniería y Sociales. Franja Morada, quien se disfraza de Nuevo Espacio, quedó totalmente sepultada en Arquitectura, facultad en la que se esmeraron con su propaganda de "agrupación transparente".

Las fuerzas de izquierda conducirán 7 centros de estudiantes. En la Facultad de Ciencias Sociales ganó Oktubre, lista integrada por el MST, el PO y el PTS. El centro de Psicología lo presidirá el PO, que ganó aliado con el MST y la Venceremos. El MST tendrá la dirección del centro de Filosofía y Letras, donde el triunfo fue para el Frente Amplio Estudiantil. La CEPA encabezará en Ingeniería, en Arquitectura (aliada con el PO) y en Ciencias Exactas (en coalición con el mismo PO y el MST). Y en Veterinarias, la conducción estará en manos de los independientes de izquierda nucleados en EVET. Así, las agrupaciones de izquierda tienen prácticamente garantizada su continuidad al frente de la FUBA.

Los consejeros directivos elegidos en cada facultad deberán, a su vez, elegir a los 5 representantes al claustro estudiantil en el Consejo Superior de la UBA. En la actualidad, hay 3 consejeros por la izquierda (CEPA, MST, EVET), uno por los independientes y otro por Franja Morada. Ésta perderá su espacio después de su aplastante derrota.

La elección mostró un retroceso de los independientes y esto demuestra la necesidad de lograr la unidad. Sobre todo en las facultades más grandes, donde ni la izquierda ni los independientes pueden ganar solos.

La nueva agrupación oficialista, Jóvenes K, a pesar de su propaganda, no encontró reconocimiento por parte de los estudiantes, quienes repudiaron la dependencia con el estado por parte de la organización y la falta de trabajo en las facultades.

Este triunfo de la izquierda en las facultades es la oportunidad más segura de luchar por la continuidad de la universidad pública, sin restricciones, sin persecuciones, sin trabas en las cursadas, contra el recorte presupuestario, etc. Pero para que estas expectativas se cumplan es necesaria la unidad de las agrupaciones, dejando de lado sus diferencias para mostrarse fuerte contra los intentos privatizadores y elitistas que acechan.

La izquierda se consolida en La Plata

La CEPA (agrupación universitaria del PCR, que lleva una política economicista) retuvo los centros de estudiantes que controlaba y la primera minoría entre las fuerzas estudiantiles. La Franja Morada (UCR) parece haber detenido la caída de los últimos dos años y se mantiene como oposición. Quebracho sufrió la pérdida de dos centros de estudiantes de los tres que conducía, al parecer por las deficiencias en su administración y en la prestación de servicios a los estudiantes. Uno de estos dos centros de estudiantes, Cs. Naturales, fue ganado por la Tupac Amaru, agrupación de la juventud comunista que desde hacía muchos años no lograba la conducción en ninguna facultad.