Discusión sobre la propuesta del gobierno Imprimir
Escrito por Sergio González   
Miércoles 06 de Septiembre de 2006 00:00
Luchemos por una verdadera Ley de Educación pública, laica y gratuita

El gobierno pretende realizar una reforma educativa que aparezca como fruto del consenso social y a la vez responda a las nuevas necesidades empresariales de mano de obra calificada, y sin que signifique un gran aumento de la partida presupuestaria

Luchemos por una verdadera Ley de Educación pública, laica y gratuita

El gobierno pretende realizar una reforma educativa que aparezca como fruto del consenso social y a la vez responda a las nuevas necesidades empresariales de mano de obra calificada, y sin que signifique un gran aumento de la partida presupuestaria.

Por eso en el Documento Base, por un lado llama a la participación de todos y a la apertura, pero excluye explicitamente la discusion sobre financiamiento (manteniendo la Ley de Financiamiento educativo aprobada el año pasado, corsé que limita el ¨gasto¨ en educación) y sobre Educación técnica (el área más ligada a los requerimientos empresariales). Tampoco se podrá discutir sobre Ciencia y Tecnología y sobre Universidad (ratificando así la antidemocratica y privatizadora Ley de Educación Superior).

Ayuda en esto lo apretado del calendario propuesto (decrteto presidencial, convocatoria a especialistas, documento base, consulta a la comunidad, proyecto de ley, nueva ronda de discusión, aprobación... de tan importantes temas, todo en cinco meses) y la metodología de consulta (página web y una encuesta muy direccionada, a padres en las escuelas y a través de los diarios). También el apoyo conseguido por parte del oficialismo sindical docente.

Los sectores de la izquierda política, social y sindical han comenzado a organizar debates, manifestaciones y protestas contra esta nueva Ley de Educación Nacional. Está prevista una Marcha Federal para el 15 de septiembre convocada por los Suteba combativos, la Fuba, AGD-UBA (Conadu Histórica) y Amsafe-Rosario. A estas organizaciones se han sumado FULP, Aten, AMP y otros sindicatos y centros de estudiantes de todo el pais. Las consignas son: Contra la política educativa del gobierno, contra el acuerdismo de la dirigencia sindical y por la realización de un Congreso Nacional Educativo dentro de dos meses que discuta a fondo la problemática educativa.

Este es un importante paso adelante en la lucha en defensa de la educación pública, que debe continuarse sumando a más sectores del activo. Pero también surge el desafío de conseguir la participación de los estudiantes, padres y docentes no militantes. La expectativa creada por la apertura de los debates y la desconfianza en que la dirigencia política dé respuesta a las necesidades educativas populares abre grandes posibilidades de tener llegada masiva con una propuesta integral.

Desde la Corriente Socialista El Militante queremos proponer algunas reivindicaciones que el movimiento debería considerar en su lucha:

Por un sistema educativo único estatal, laico, gratuito y científico.
Derecho universal a la educació, garantizado por el estado.
No a la descentralización, municipalización, etc. que son formas de aumentar la influencia privada, de punteros políticos, sectores religiosos y empresariales en la educación.

Edificios habitables y dignos con infraestructura completa (agua, cloacas, electricidad, calefacción, etc.)
Aulas suficientes en todo el país y con no más de 20 alumnos.
Equipamiento adecuado a las necesidades: materiales didácticos, bibliotecas, laboratorios, informatización, etc.

Becas para estudiantes de escasos recursos. Boleto estudiantil

Salario básico docente acorde a la canasta familiar.
Jubilación docente con ingresos iguales a los de los activos.
Plena vigencia de las conquistas de los Estatutos Docentes.
Cargos suficientes, no al cierre de cursos, ni a los bloques y desaparición de materias.
Capacitación estatal gratuita y permanente. Terminemos con el negocio de la capacitación.

Basta de postergación de las Universidades Públicas. Democratización del gobierno de la Universidad.

Abajo la reaccionaria Ley Federal de Educación, abajo la restrictiva Ley de Financiamiento educativo. No a la Ley de Educación Técnica que la subordina a las necesidades de las empresas. No a la antidemocrática y privatizadora Ley de Educación Superior.

Por una Ley de Educación marco, que abarque todos los niveles (del preescolar a la Universidad) y que responda a las verdaderas necesidades educativas de las familias trabajadoras y demás sectores populares.

Por un presupuesto educativo adecuado a esas necesidades, con financiación presupuestaria suficiente para realizar todas estas demandas.

Plata hay, se pagan miles de millones de dólares de deuda, se subsidian a los colegios privados, y las privatizadas, monopolios y bancos se llevan otro tanto de ganancias al año