Inicio Argentina Fábricas ocupadas Capital Federal: Declarada inconstitucional la ley de expropiación de empresas recuperadas por sus trabajadores

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Capital Federal: Declarada inconstitucional la ley de expropiación de empresas recuperadas por sus trabajadores PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Eduardo "Vasco" Murua - Fábrica IMPA   
Jueves 23 de Septiembre de 2010 21:18

La Sala A de la cámara de apelaciones ha fallado declarando la inconstitucionalidad de la ley expropiación 2969, el fallo es digno de los años de la inquisición, destila un odio de clase pocas veces visto en un fallo judicial, condena sobre todo la  resistencia de los trabajadores, es discriminatorio y es un ejemplo de persecución política. Desde Impa les contestamos con una carta pública que adjuntamos.

La Sala A de la cámara de apelaciones ha fallado declarando la inconstitucionalidad de la ley expropiación 2969, el fallo es digno de los años de la inquisición, destila un odio de clase pocas veces visto en un fallo judicial, condena sobre todo la  resistencia de los trabajadores, es discriminatorio y es un ejemplo de persecución política. Desde Impa les contestamos con una carta pública que adjuntamos.

Impa Resiste.      

Carta Pública a Alfredito, Isabelita, Elsita  Los Dinosaurios de la Salita A

Tenía razón Susana Giménez ¡VIVEN!

Uds. los dinosaurios de la salita A han determinado un fallo que no tiene desperdicio, con un razonamiento decimonónico, con una carga ideológica digna del Opus Dei, contra todos los avances que ha logrado la sociedad, y ponderando solo la cuestión de su becerro dorado la “propiedad privada”, por encima de todos los demás derechos consagrados en la Constitución Nacional.

Uds. Dinosaurios expresan sentirse sumamente molestos con los trabajadores que luchan, ponen entre comillas nuestra resistencia pacífica para no ser desalojados, cuando en realidad fue la decisión del juez la que dejó como depositarios judiciales a los trabajadores, dicen que posteriormente el Juez y el Síndico, socios en el emprendimiento inmobiliario, nos hacen una denuncia penal por seguir trabajando y no dar cumplimiento a su orden, pero no dicen nada sobre la decisión de la justicia penal desestimando semejante desatino donde fuimos sobreseídos inmediatamente. No contentos con eso dicen en su fallo que entramos por la fuerza, porque desoldamos un portón, como si fuéramos un ejército de ocupación (ojalá en el futuro los trabajadores podamos serlo) cuando en realidad éramos solo trabajadores que volvían a recuperar su trabajo.

 Uds. los dinosaurios que sobrevivieron son peores que los anteriores, Uds. a veces se hacen los distraídos y votan por sus propios intereses contra su becerro de oro, pero claro solamente y únicamente lo hacen cuando la propiedad le pertenece a los pobres, para Uds. los bancos y sus amigos empresarios si pueden expropiar, imaginamos que con unos días de penitencia y algún padre nuestro lo resuelven.

Ahora bien podíamos esperar cualquier cosa de los dinosaurios pero no que mintieran tan mal, en el punto 4.1.3 Uds. mienten y cuestionan la declaración de utilidad pública poniendo en tela de juicio  nuestra condición de trabajadores  de Impa cuando los 57  asociados superamos de promedio los 20 años de antigüedad en IMPA, cuestionan que la cooperativa 22 de Mayo la teníamos armada desde antes de la quiebra como si los trabajadores no podíamos prever y tener preparada una alternativa, cuando queda claro en los balances de la cooperativa que nunca registró actividad hasta el 2008 después de producirse la quiebra.

El fallo dice que no pedimos la continuidad de la empresa y acto seguido dicen que el juececito no la concedió, dinosaurios un poco de coherencia no les haría mal.

Dinosaurios en su fallo dicen que no somos viables, haciéndose los distraídos por no decirles mentirosos, ya que estamos trabajando desde el año 1998, y a pesar de habernos mandado a cortar la luz el juececito con una patota policial a las tres de la mañana, o casualidad como en la dictadura, y de soportar las amenazas del síndico inmobiliario a nuestros clientes y proveedores para no comerciar con nosotros, hoy seguimos de pie.

Con un gasto extra en alquilar un generador seguimos produciendo, y llevamos con orgullo el pan a nuestros hogares y lo seguiremos haciendo dinosaurios cueste lo que cueste y caiga quien caiga.

Hay una sola Verdad dinosaurios, y la podrían haber comprobado solo con levantarse de sus mullidos sillones, IMPA se encuentra a solo 30 cuadras de donde Uds. se juntan, si quisieran podrían sacarse la venda de los ojos, ir a IMPA, y si entienden el idioma escuchar a los trabajadores, de cómo les cuesta mantener los puestos de trabajo, a pesar de estar obligados por la decisión de un juececito  a trabajar con un generador, a sobrevivir en un mercado donde el monopolio Aluar obliga a comprar la materia prima al contado y donde tenemos que vender a 60 días. Hubieran encontrado también a los 200 pibes que cursan el bachillerato para adultos, que reciben un título oficial, con más de 50 profesores que todos los días trabajan gratis, sí gratis dinosaurios cosa que Uds. no pueden comprender, con los trabajadores de la cultura del Centro Cultural, con los jubilados que se juntan por sus reivindicaciones, con los vecinos que apoyan a Impa, con los miles de pibes de primario y secundario que vienen con sus maestros a visitarnos y conocer nuestra experiencia, con los intelectuales y trabajadores que están conformando en IMPA la Universidad de los Trabajadores,  claro se hubieran encontrado con gente humilde que pelea su sustento todos los días. No. Para qué? Uds. prefieren los cocteles que les brindan los empresarios y toda la clase parasitaria de la que forman parte.  

Saben dinosaurios lo que más les duele a Uds., es que nosotros pobres como somos le podemos decir a nuestros hijos y nietos lo que hacemos, y Uds. dinosaurios les tienen que mentir, cómo les explican que decidieron condenar a 57 familias para beneficiar el negocio inmobiliario del síndico, y poder pagarle a dos bancos que ni siquiera están reclamando. Uds. dinosaurios saben que sus propios nietos están con nosotros en cada actividad que organizamos, por el trabajo, la educación, y la cultura de nuestro pueblo.                      

Saben qué, un consejo: no le digan la verdad, callen, total Uds. siguen viviendo en la ficción de un sistema que está muerto y están acostumbrados a mentir. Mejor para sus nietos que son nuestros Compañeros.

Dinosaurios semejante mentira queda desnuda en el punto siguiente de su propio fallo el 4.1.4, a tal punto de expresar que aunque se demuestre que somos trabajadores de IMPA fallarían de la misma manera.

A parte de mentirosos dinosaurios están desmemoriados y en ningún momento recuerdan que la quiebra la decreta el juececito a pesar de llegar IMPA  a un acuerdo con los acreedores de pagar lo adeudado en cuotas. Nada dicen que el juececito dictó la quiebra de la empresa a pesar de estar en conocimiento del cobro por 3.200.000 por un juicio a favor de IMPA, dinero que entra a la quiebra apenas cuatro meses después de decretada la quiebra, ese dinero serviría para pagar 5 años  de cuota concursal, tampoco hacen referencia “se olvidaron” de la denuncia pública que hicimos del negocio inmobiliario armado entre los inversores que le pagaban 16.000 pesos por mes al síndico inmobiliario y con el cual querían estafar a los trabajadores con la venta del edificio, quizás esa sea la razón que como expresan en su fallo “permitiría reordenar las relaciones entre el capital y el trabajo, lejos de favorecer las tomas de empresas”.

Los dinosaurios también se meten con la mayoría absoluta de los Diputados de la Ciudad calificando la ley que votaron de arbitraria y les ordenan, “que nos digan que vayamos a pedir planes sociales,” también los tratan de ignorantes que no saben la letra de la Constitución, pero bueno en este caso que sean ellos los que defiendan su posición, de última ustedes, sus pocas ideas y sus vetustas leyes sobreviven gracias a ellos, espero que alguna vez los representantes del pueblo se den cuenta que con Uds. y sus vetustas leyes no hay sociedad que aguante.

Les informamos dinosaurios que iniciaremos el pedido de recurso extraordinario federal, para que la Corte decida sobre la cuestión, Uds. dinosaurios saben que lo tienen que conceder, si así no lo hicieran será para nosotros una declaración de guerra, y al ser negados nosotros de seguir los pasos legales, nos prepararemos para resistir cualquier intento de avasallar nuestros derechos, y los denunciaremos públicamente como los responsables de todos los daños que dicho conflicto provoque.

Aunque no les guste los trabajadores de Impa no dejaremos que nos traten como ciudadanos de segunda.

Por último les recordamos a Uds. dinosaurios, que Impa para nosotros es como nuestra Patria y la vamos a defender como se defiende la Patria.

Una cosa más entre Uds. dinosaurios de la salita A y yo Eduardo Vasco Murúa

Uds. en su fallo hacen referencia varias veces a mi persona, pero son tan cobardes que no me queda claro qué quieren expresar, siendo que en el expediente solo soy un trabajador mas de Impa, la verdad  entiendo su odio dinosaurios, que no me quieran, pero creo sería lo correcto  enfrentarme por fuera del expediente.

Si me tienen bronca por cuestionar la propiedad privada y tener como objetivo la propiedad social de las empresas y los monopolios, tienen razón.

Si creen que yo pienso que la legitimidad de las luchas es más importante que sus caducas leyes, tienen razón.

Si creen que convoco a ocupar las fábricas por la fuerza tienen razón.

Si creen que pienso que el problema del trabajo, es un problema netamente político y no puede estar sujeto a decisiones de tipos que están sentados detrás de sus escritorios, sin que nadie discuta sus caprichosos fallos, tienen razón.

Si creen que no creo en la armonía entre capital y trabajo, y ni en la reverenda ley de quiebras y sus intentos de modificaciones tienen razón.

Si creen que intento subvertir su orden, soy un subversivo, tienen razón.

                                      Eduardo Vasco Murúa.  Trabajador de Impa

Los dinosaurios de la salita A  son Alfredo Kolliker Frers, Isabel Miguez, Maria Elsa Uzal, el juececito es Vitale, el síndico inmobiliario es Debenedetti.