Inicio Argentina Fábricas ocupadas IMPA resiste la amenaza de desalojo

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
IMPA resiste la amenaza de desalojo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Margarita González   
Martes 06 de Octubre de 2009 12:18

En el mes de agosto, los trabajadores de la fábrica recuperada IMPA se vieron sometidos a una  amenaza de desalojo luego de que el Juez Hugo Vitale declarara inconstitucional la ley 2969/08, que reconoce y legitima la ocupación de estas dependencias. La empresa -que funcionaba originalmente como fábrica metalúrgica- fue recuperada hace 11 años por sus trabajadores y desde entonces ha impulsado el proceso de recuperación de empresas en Argentina. En la actualidad, brinda una fuente de trabajo y provee espacios para el desarrollo de la cultura, la educación y la salud a través del funcionamiento en el edificio de un Centro Cultural, un Bachillerato para adultos y un Centro de Salud gratuito.

Gracias a las distintas actividades realizadas durante esas semanas y al apoyo de vecinos y organizaciones que estuvieron presentes en la resistencia, fue posible evitar el peligro inminente de desalojo de los trabajadores y ocupantes del lugar.

Pese a la victoria de esta batalla, debemos comprender que esta amenaza no constituye un hecho aislado. En muchas localidades del país existen fábricas recuperadas y autogestionadas, Centros Comunitarios, Culturales y Cooperativas de trabajo que se ven enfrentadas a constantes situaciones de este tipo: decisiones políticas que se encubren bajo el velo ficticio de "cumplimiento con la legalidad"; una legalidad, por lo demás, que sólo favorece a la burguesía y a los grupos de poder que la ejercen.  Lo que se logra con esta clase de amenazas va en realidad más allá de restituir un bien inmobiliario a su favor; cumple con la función de desarticular un frente de resistencia y lucha, en pos de la desmoralización del movimiento por la recuperación de fábricas.

Frente a este escenario, la Corriente Socialista El Militante se hizo parte en la defensa del movimiento. Junto con participar activamente de las asambleas e iniciativas desarrolladas, se realizó una campaña de solidaridad desde la Corriente Marxista Internacional que obtuvo resultados efectivos a nivel de difusión y apoyo a la fábrica, con lo cual recibimos el reconocimiento y la felicitación expresa del dirigente de IMPA, Eduardo Murúa.

Como Corriente, nos sumamos a la lucha por la defensa de las Empresas Recuperadas y autogestionadas por sus trabajadores.

 

NO MÁS DESALOJOS