Inicio Argentina Derechos Humanos y Represión Ante un nuevo aniversario del golpe cívico militar del ‘76 y las crisis mundiales del capitalismo

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Ante un nuevo aniversario del golpe cívico militar del ‘76 y las crisis mundiales del capitalismo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Socialista Militante - Argentina   
Viernes 24 de Marzo de 2017 17:37

24 de marzo 2017En la globalización y la interdependencia de los procesos económicos, políticos y sociales es donde se encuentran las razones de la dictadura de ayer y la crisis de hoy. De la saga 1930, 1973 y 2008 se derivan los fenómenos mencionados.
Ayer y hoy, se trata de lo mismo, de reconfigurar el Estado burgués para salvaguardar la tasa de ganancia de los capitalistas, (empresarios del campo y la ciudad y banqueros.) nacionales y extranjeros.

Crisis mundial de la década del ‘70 y golpe del ‘76

Tras el auge económico en los países centrales pos Segunda Guerra Mundial, su denominada “Era Dorada” caracterizada por la regulación keynesiana de la economía (políticas activas estatales asegurando el pleno empleo) y el régimen normativo internacional del Acuerdo Bretton Woods (tipos de cambio estables con referencia a un dólar como moneda mundial ), se sucede la recesión mundial de 1974-75 que da fin a este período abriendo un nuevo período de crisis donde el capitalismo ya no era capaz de alcanzar cifras de crecimiento, inversión y rentabilidad anterior.

Al mercado de capitales privado desregulado de Londres, se le suman las fuertes masas de “petrodólares” generadas a raíz del incremento del precio del petróleo que logró imponer la OPEP a lo largo de la década del ‘70. El control de esa enorme masa de capitales líquidos pasa a ser ejercida por la banca privada de los países centrales (especialmente bancos norteamericanos) lo que indica una profunda transformación respecto al hasta entonces fuertemente regulado Mercado Financiero Internacional. Parte de esos capitales líquidos no encontraban actividad rentable donde valorizarse en los países centrales y fueron dirigidos hacia economías de Latinoamérica.

“Se abre señores un nuevo capítulo en la historia económica argentina, hemos dado vuelta una hoja, del intervencionismo estatizante y agobiante de la actividad económica para dar paso a la liberación de las fuerzas productivas…” José Alfredo Martínez de Hoz, Ministro de Economía de la Junta Militar.
Es este marco de crisis económica mundial y de acuerdo a las necesidades de la economía capitalista lo que da forma al Programa de Endeudamiento de Martínez de Hoz.

Imperialismo Norteamericano

La pos guerra, además de iniciar el ciclo de auge económico, la “Era Dorada”, significó también la emergencia del liderazgo de dos potencias antagónicas, EEUU en reemplazo de Inglaterra y la URSS, y, con ello, el inicio de la “Guerra Fría”. En ese marco los EE UU ponen en práctica la “Doctrina de Seguridad Nacional” entrenando a los ejércitos latinoamericanos en la Escuela de las Américas de Panamá. Es decir, el brazo armado de la dictadura que impondrá el imperialismo norteamericano y su coordinación continental a través del Plan Cóndor. EE UU financió, preparó y adoctrinó.

Los empresarios

“Siendo yo presidente del Consejo Empresario Argentino en el año 1975, fui con un grupo de empresarios a visitar a Videla y le expusimos nuestra preocupación de que se estaba impidiendo la libertad de trabajo, la producción y la productividad y que se debía asegurar el imperio del orden por sobre todas las cosas” José Alfredo Martínez de Hoz Declaración ante la Comisión Bicameral en 1985.

Fue la clase trabajadora el objetivo privilegiado y no la “guerrilla” ya que para entonces estaba descabezada y neutralizada.

A partir del Cordobazo se abre un período en el que la clase obrera argentina se organiza en grado creciente, levanta su cabeza negándose a ser esclava del capital y, por ende, un obstáculo mayúsculo para el sometimiento social que necesitaba el capital nacional e internacional, para imponer un endeudamiento, el ataque a las condiciones de trabajo para implementar altos ritmos de explotación a fin de lograr una mayor productividad y aumentar la tasa de ganancia del capital.

Es por ello, que en la misma mañana del 24 de marzo hubo militarización de plantas fabriles con detenciones de activistas y delegados. En algunas plantas se instalaron centros clandestinos de detención y tortura como los de la FORD de Pacheco y SIDERCA de Campana. La misma empresa Ford suministró los famosos Falcon verde a los grupos de tarea. Las detenciones, desapariciones y asesinatos buscaban además aterrorizar al resto de los trabajadores.

Hoy, y el período abierto por la crisis del 2008

Según el Banco Mundial, la caída en el PBI en la Argentina es el siguiente: 2009 (6.013), 2012 (-1053), 2014 (-2558).La producción industrial alcanzó los limites de una economía pequeña y dependiente.

Así nos afecta la crisis económica del capitalismo, y para recomponer su tasa de ganancia, la burguesía nacional y extranjera vuelve a atacar duramente a la clase obrera en base, otra vez, al endeudamiento y a un furibundo ataque a los salarios reales, convenios colectivos y organizaciones gremiales.

Así como ayer, los patrones, la iglesia, los medios de comunicación, los partidos patronales, la burocracia gremial entreguista aconsejan a la clase obrera, moderación, conciliación, basta de piquetes, etc., cuando no una escandalosa provocación y macartismo, poniendo en duda el genocidio, el número de desaparecidos, tratando de reinstaurar la Teoría de los dos demonios.

El demonio es uno sólo, y busca sostener su tasa de ganancia, y sólo puede producir miseria creciente. Son las leyes del capitalismo ahora y siempre. Con su anarquía de producción que genera crisis de sobreproducción de mercaderías que no consiguen compradores por la misma pobreza que genera. El dios “mercado libre” eufemismo de capitalismo es la causa. Ahora esperamos al mesías de las “inversiones”. Es inútil buscarle el “rostro humano” a la dictadura del capital.

La crisis de hoy, con los despidos, suspensiones, inflación, crecimiento de la pobreza, ajustes y recortes que afectan y afectaran a los trabajadores, sumado a las campañas amenazantes del gobierno y los medios de comunicación que buscan disciplinar para dejar pasar el despojo por alegría y esperanza amarilla que según nos cuentan hay que esperar al otro semestre, al final del túnel, ahora ya hablan de años… requiere de la construcción de la herramienta política con base a los intereses del pueblo trabajador y creador material de la riqueza. Pero la crisis de hoy es también la crisis del reformismo en términos políticos, no sólo en América Latina ya que las condiciones materiales para las reformas se han modificado al ritmo de la crisis mundial sino también en países europeos están en retirada. Los gobiernos "izquierdistas" elegidos, como el de Syriza en Grecia y los "socialistas" de François Hollande en Francia, lejos de llevar a cabo programas progresivos, han mostrado el límite de sus programas y han sucumbido anter la dictadura de los bancos a aplicar recortes y contrarreformas.

No se trata de emparchar aquí o allá, necesitamos construir NUESTRO programa, en base a los intereses del pueblo trabajador y no a las necesidades del capital.