Inicio Argentina Derechos Humanos y Represión Decreto de emergencia de seguridad y de derribo: Seguridad para los empresarios, derribo para los trabajadores

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Decreto de emergencia de seguridad y de derribo: Seguridad para los empresarios, derribo para los trabajadores PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Socialista Militante - Argentina   
Domingo 24 de Enero de 2016 23:56

decreto emergencia seguridad publicaEl gobierno nacional de CAMBIEMOS presidido por Mauricio Macri amplió por decreto las facultades en materia de seguridad al declarar la “emergencia de seguridad pública”.

Este decreto que demagógicamente, y con la ayuda de los medios hegemónicos, trata de instalarse como un paso en la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado, y el terrorismo, no es más que un paso en dirección a aceitar el aparato represivo del Estado para sofocar, disciplinar y reprimir a los trabajadores y así evitar la respuesta en las calles, fabricas y lugares de trabajo, a las medidas económicas anunciadas que encaminan la economía hacia un desastre para las clases populares.

Con la excusa de que existiría en el país una situación de peligro colectivo, el macrismo inmiscuye, de manera anticonstitucional, a las fuerzas militares en asuntos de seguridad interior, que tiene antecedentes nefastos en Argentina a través del Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado) o en América Latina a través de las sangrientas dictaduras militares de la década del ‘70.

También se permite disponer de grandes sumas presupuestarias para la compra de armas, móviles, etc., que implica un operativo de rearme de las Fuerzas Armadas y un rescate de las mismas, severamente golpeadas y desprestigiadas en relación a su papel en la última y más sangrienta dictadura.

Así mismo, esto implica un alineamiento con el Imperialismo norteamericano que será el proveedor de aviones de combate y equipamientos.

Según el gobierno, el decreto está diseñado para combatir delitos tales como producción, tráfico y comercialización de estupefacientes, contrabando de armas y contrabando de estupefacientes, los relacionados con las actividades de una asociación ilícita calificada o con una asociación ilícita terrorista.

Así mismo, se permite también el derribo, por parte de las Fuerzas Armadas, de aviones que violen el espacio aéreo.

Este decreto reglamenta y se apoya en la antidemocrática Ley Antiterrorista impulsada por el kirchnerismo bajo la presión de los EEUU en 2007 y modificada en 2011 que dejó abierta la posibilidad de que las huelgas y protestas sociales puedan ser calificadas como actos terroristas.

Desde la Corriente Socialista Militante denunciamos tanto el decreto del macrismo de emergencia de seguridad y de derribo por su carácter reaccionario, anticonstitucional, antidemocrático y represivo, como en su momento la reaccionaria ley antiterrorista.

 

 

El aparato represivo del Estado ¿A quiénes reprime? ¿A quiénes defiende? ¿Para qué?

El aparato represivo del Estado es una parte integral del Estado burgués, hoy bajo el control político de la derecha macrista.

En una sociedad dividida en clases sociales antagónicas e irreconciliables, donde existen explotados y explotadores, la burguesía (empresarios, banqueros y terratenientes) necesitan de este aparato represivo para mantener la dominación y la explotación. El aparato represivo está formado por y para los intereses de la burguesía.

Es por eso que señalamos que el enemigo no es Macri en sí mismo. Este es sólo la representación política del poder real en Argentina. Es el Capitalismo como sistema social, político y económico, el que debemos combatir, en la figura de Macri hoy.

Es para defender los intereses, privilegios y ganancias de la clase dominante que utiliza el aparato represivo del Estado, entre otras instituciones, y garantizar las suculentas ganancias de la explotación de los trabajadores.

Sólo el avance del movimiento hacia una sociedad más justa, el Socialismo, donde los medios de producción sean propiedad de todos, puede terminar con las lacras de esta sociedad explotadora que necesita de la represión para perpetuar la desigualdad.

De lo que se trata es de organizarnos políticamente para terminar con una sociedad que se basa en el robo y la explotación de una minoría de empresarios y capitalistas, en perjuicio de la inmensa mayoría de la población, los trabajadores.

…Sheriff! Sheriff! Mi sheriff gigoló!

Sheriff! Sheriff! meté bala, por favor!

Sheriff! Sheriff! con tu gracia criminal

empezá ya la puta cosa y sé feroz...

Es un rebaño de rehenes tu porción

con un infierno en cada esquina y sin control.

Te quiero frio, despiadado y fatal

pasamontañas con buen hocico rastreador...

(Sheriff, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota)