Inicio Argentina Argentina Argentina: ofensiva Macrista, ofensiva capitalista

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Argentina: ofensiva Macrista, ofensiva capitalista PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Socialista Militante Argentina   
Jueves 23 de Noviembre de 2017 01:13

Macri para la mano2

La ofensiva desatada por la gestión Macri no encuentra precedentes en la historia Argentina. Muchos hacen hincapié que la actual crisis encuentra su similitud de la década de los ’90 cuando la ofensiva neoliberal campeaba el planeta.

Hoy la crisis mundial capitalista es aún más profunda que la del ’29, así los gurúes del imperialismo, los economistas más lúcidos vaticinan una duración de la misma de más de 40 años y de la mano de ésta, enormes padecimientos para las masas del mundo. Por lo tanto, su expresión criolla se encuentra muy lejos de lo vivido en la década de los ’90, ya que la misma solo era una de tantas en los ciclos capitalistas de boom y recesión.

En este escenario, el gobierno de la burguesía en Argentina luego de las elecciones Legislativas se encuentra implementando los proyectos de reforma laboral, previsional y tributario. La magnitud del ataque a las condiciones de vida, trabajo, salud y educación no tienen parangón.

Con el tan usado argumento que el costo laboral en Argentina se encuentra entre uno de los más altos de la región, combinado con la crisis mundial, nos plantean que “debemos generar mayor empleo” y para esto consentir en desmantelar las viejas conquistas. Flexibilizar el empleo, naturalizar mayores cargas horarias de 10 u 12 horas de trabajo. Aceptar los despidos sin las “viejas indemnizaciones” ya que la reforma nos plantea que seríamos los trabajadores quienes deberíamos pagarlas. Eliminación del pago de horas extras, la implementación de contratos basuras de dos años, etc., etc. y todo sin oponer lucha alguna en las calles o fábricas, de abstenernos a medidas defensivas utilizando las organizaciones sindicales “ya que resultan obsoletas” para la defensa de nuestros intereses como clase trabajadora, ya que “no ayudan al actual situación de desempleo y a la posibilidad de reparar este gran mal de Argentina”.

Con la excusa de la herencia recibida del anterior gobierno, -argumento obsoleto como fundamento para llevar las medidas reaccionarias-, se intenta desacreditar las conquistas obreras que se expresaron en décadas de lucha. Se intenta legitimar ante los ojos de las masas con una serie de explicaciones, uno de los mayores ataques a la clase obrera y los trabajadores.

El Presidente Macri en cada discurso apunta a la necesidad de romper con las mafias de los juicios laborales, como así con las mafias sindicales y las mafias de los políticos corruptos.

Ahora el montaje mediático le toca al proyecto de Ley contra la corrupción de las empresas y empresarios. Así se implementa una herramienta para que de este modo se pueda embestir en contra de las facciones burguesas opositoras, como es el caso de Oil Combustibles S.A. Donde el parlamento como la justicia dictamina que “En medio de la crisis financiera que afronta el empresario Cristóbal López, la  Corte Suprema de Justicia de la Nación por unanimidad, rechazó el concurso de acreedores de Oil Combustible SA (OCSA), tras el reclamo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).” www.iprofecional.com 15/11/2017

“La Corte hizo lugar a la queja de la AFIP que solicitó la nulidad de la sentencia de apertura del concurso de OCSA que había aprobado el Juzgado de Primera Instancia de Ejecución de Chubut.” www.iprofecional.com

Este dictamen judicial se da en momentos en que “El grupo inversor OP Investments, que busca la autorización judicial para comprar Oil Combustibles y el resto de los activos del Grupo Indalo, dijo que la petrolera rusa Lukoil será su socio estratégico y que está dispuesta a aportar 300 millones de dólares para la expansión del negocio de la empresa.” ADNSUR 16/11/2017

Entonces la lógica y la implementación de herramientas de diferentes estamentos del Estado, sean utilizadas para esta lucha entre deferentes sectores burgueses y de esta manera facilitar la concentración monopólica del negocio, sea cual fuera el mismo.

El ataque es en toda la línea. La agitación de romper las mafias sindicales viene de la mano de avanzar en desactivar la personería gremial a más de 400 y 500 sindicatos, de los cuales los primeros cuentan con una personería gremial simple. Así sus trabajadores queden dentro de las estructuras sindicales más afines al gobierno amarillo. Esto será acompañado por el triunvirato cegetista que ya dio su guiño al Ministro Jorge Triaca.

macri y trump copiaPor otro lado, el realineamiento en clave imperialista es notable. La visita del Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu a nuestro país, el intento de intensificar las relaciones económicas con EEUU mientras que éste país pone cada vez más altas tas tasas arancelarias. La solicitud por parte del presidente Mauricio Macri a Donald Trump de que realice un "embargo petrolero" contra Venezuela, según ha manifestado durante una entrevista que al diario Financial Times el 09/11/2017. La solicitud vehemente del Presidente Macri de ser parte de la lucha contra el terrorismo. Todas medidas o declaraciones que son ejemplo de una sumisión y entrega supina del país.

El gobierno cuenta con un estamento que lo acompaña de manera franca en lo que va de su gestión: el Poder Judicial, que por el momento le da cierta homogeneidad en su apariencia de coherencia en la lucha contra los corruptos. Pareciera único jinete que empuña la “bandera del progreso y de la lucha contra el pasado reciente”. Algo que solo puede conseguir de manera relativa en cuanto cuenta, con el apoyo del monopolio de los medios de comunicación afines.

La ofensiva Judicial contra los Jueces Laborales que han dictaminado a favor en diferentes conflictos relacionados a los trabajadores y sus reivindicaciones, recorren el camino de la destitución a través del juicio político solicitado por el Ministro Jorge Triaca. Todo, en el intento de disciplinar al movimiento de masas.

Van también contra los que en el pasado ofrecieron una salida ante la crisis revolucionaria del 2001/2003 que se ubicaron como árbitros entre los intereses opuestos e irreconciliables: la burguesía y la clase obrera; para reconstruir el estado capitalista, sus instituciones y dar así una salida decorosa al régimen de explotación. La persecución de los políticos de las demás facciones burguesas con un encarnizado hostigamiento y persecuciones a los “opositores K”, siendo los casos más relevantes el ex Vicepresidente Amado Boudou y el ex Ministro de Planificación Julio De Vido.

Este sector judicial con la espada de Némesis (la venganza), una balanza desigual, desequilibrada y sin vendas en los ojos, arremete en primer lugar contra la clase obrera y los sectores populares en desmontar toda la legislación que protege y que fue producto de años y años de lucha callejera, de paro y movilizaciones y que tuvieron su correlato en letra de molde en la jurisprudencia burguesa.

La economía

El nuevo paquete económico que aspira llevar adelante se resume de esta manera. Por un lado el Gobierno pretende cambiar la fórmula que determina la liquidación y el ajuste de los haberes jubilatorios, pensiones y demás prestaciones sociales y así ahorrarse $118.000 millones menos a lo contemplado por la actual ley de Movilidad Jubilatoria que fue sancionada en 2009. La idea es actualizarlos por la inflación y de manera trimestral. Asimismo, descarta cambiar la edad para jubilarse, hoy estipulada en 60 años para las mujeres y 65 para los hombres. Por lo menos en un principio.

La nueva fórmula de cálculo de las jubilaciones que impulsa buscará que los haberes acompañen la desaceleración de la inflación. Así, para el año próximo, el Gobierno avalaría que las jubilaciones aumenten un 10% si la meta inflacionaria resulta igual a la prevista.

Los lineamientos del proyecto están en sintonía con los economistas del gobierno y el Fondo Monetario Internacional y la Organización Económica para la Cooperación y el Desarrollo (Ocde). También recomienda reducir progresivamente la relación entre jubilación mínima y sueldo promedio de modo que cada vez sea mayor la brecha entra ambos y más bajas las jubilaciones.

"Llevar del 75% al 45% del sueldo promedio la jubilación mínima, esto redundará en un ahorro del 10% del PBI".

Lo que nadie dice sobre las medidas que el Gobierno de Macri intentan modificar, es que el sistema de jubilaciones y pensiones de reparto se sustenta en los aportes que cada trabajador realiza mes a mes y que representa un verdadero sistema de capitalización colectiva y pública y de reparto como principio estructurante, no de cuentas individuales. De esta manera, los capitales acumulados se utilizaban en crédito social a través de préstamos hipotecarios, prendarios y personales. De esta forma las jubilaciones de reparto representa la solidaridad intergeneracional.

Con esta serie de medidas más otras que van desde la eliminación de aportes patronales para los salarios menores a $10.000. Un aumento de tarifas de alrededor de 40% en diciembre -luz y gas- y dos subas de 20% para las tarifas en 2018. Establecer correcciones en el precio del transporte de 50 centavos por mes. Gravar las inversiones mayores a $1,4 millones en bonos, plazos fijos y Lebacs.

De cobrar el IVA a servicios de empresas no radicadas en el país, que por lógica se descarga a los bolsillos de los sectores populares.

De manera gradual se plantea la rebaja de los aportes patronales. Una reducción del impuesto a las ganancias para las empresas que no distribuyan dividendos y la decisión de que el pago del impuesto al cheque se tome a cuenta de Ganancias. Reducir la alícuota de este gravamen de 35% a 25% para empresas que reinviertan las utilidades.

El costo fiscal de la reforma tributaria estaría entre 0,3% y 0,5% del PBI, unos $50.000 millones. En el caso de Ganancias, se confirmó que habrá una alícuota menor para las sociedades que reinviertan el pago de sus dividendos. La idea del Ministerio de Hacienda es que la alícuota máxima en este caso pase del 35 al 25%, mientras que se mantendrá en 35% para el resto de las personas jurídicas.

Como quedan claro las medidas para los grandes patrones o empresarios es favorecerlos y mientras tanto para los de abajo se endurece las medidas económicas y confiscatorias de nuestros salarios para pagar la crisis que ellos generaron.

De esta manera se produce una enorme transferencia de recursos desde nuestros bolsillos a las arcas capitalistas.

Todas estas medidas que favorecen a los capitalistas está sustentada sobre dos pilares, uno el gigantesco endeudadamiento del país en más de u$s100.000 millones y en tan solo dos años de gestión de Cambiemos y el otro, en medidas confiscatorias del salario a través de la inflación, la escandalosa escalada de precios de la canasta básica de alimentos y las reformas previsionales, laboral y tributaria. Así se produce por diferentes mecanismos se produce una enorme transferencia de recursos de nuestros bolsillos a las arcas capitalistas.

Lo que queda en claro es que la economía argentina se encuentra en un proceso mayor de estancamiento, producto del carácter parasitario de la burguesía argentina, burguesía que ha venido recorriendo en las últimas décadas una transformación a anquilosarse aún más en un carácter rentista.

Por otro lado, el intercambio comercial como la industria automotriz encuentra un límite marcado. “Con importaciones desde Brasil por u$s 12.876 millones y exportaciones argentinas por u$s6.948 millones, en los primeros nueve meses del año el déficit del intercambio con Brasil alcanzó una cifra récord de u$s5.886 millones, un 75% más que en el mismo período de 2016.” Infobae 13/11/2017

“Así, según los datos acumulados entre enero y septiembre, el déficit automotriz con Brasil se aproximó a los u$s4.000 millones en nueve meses de 2017, cifra que no solo explica el desbalance bilateral por mercaderías, sino también la mayor parte del déficit comercial record en la ponderación de todos los mercados que calcula el INDEC. Las cuentas del intercambio comercial argentino volvieron a traer en agosto malas noticias para el gobierno nacional, porque las exportaciones se derrumbaron 9,2%, a u$s5.228 millones y las importaciones, por el contrario, se expandieron 24,9%, a u$s6.311 millones, en ambos casos en comparación con un año antes.” Infobae 26/09/2017

El rubro automotriz es central para entender el profundo desequilibrio comercial. Según la Cámara de Comercio Argentino-Brasileña (CAMBRAS), los autos terminados, tractores, piezas y otros vehículos representan el 37% de las ventas argentinas a Brasil. En tanto, las importaciones automotrices representan la mitad de las compras argentinas a Brasil. Infobae 13/11/2017

La defensa de la democracia

La ofensiva sostenida por el gobierno del Presidente Macri se encuentra caracterizada por el arco opositor como un ataque a la democracia. Desde los artistas, políticos, sindicalistas, DDHH, etc., se hace una convocatoria a la defensa de la democracia ante el recorte en manos de Macri, y como salida se muestra a los trabajadores, a los sectores populares y a su vanguardia el planteo de la defensa del “Estado de Derecho”. El Estado de Derecho, arrastra a una salida dentro del régimen y sus instituciones. Todo se prepara -incluyendo movilizaciones- para la defensa de la democracia y la victoria en el 2019 a una “salida a favor de los abajo”.

“En el más democrático Estado burgués, las masas oprimidas tropiezan a cada paso con una contradicción flagrante entre la igualdad formal, proclamada por la ‘democracia’ de los capitalistas, y las mil limitaciones y tretas reales que convierten a los proletarios en esclavos asalariados. Esta contradicción es la que abre a las masas los ojos ante la podredumbre, la falsedad y la hipocresía del capitalismo. ¡Esta contradicción es la que los agitadores y los propagandistas del socialismo denuncian siempre ante las masas a fin de prepararlas para la revolución!” ((La revolución proletaria y el renegado Kautsky, Lenin, t. 37))

“No puede haber igualdad entre los explotadores, a los que durante largas generaciones han distinguido la instrucción, la riqueza y los hábitos adquiridos, y los explotados que, incluso en las repúblicas burguesas más avanzadas y democráticas, constituyen, en su mayoría, una masa embrutecida, inculta, ignorante, atemorizada y falta de cohesión.” (ídem)

Macri y su equipo gobernante implementa el juego de la doble vara, por sobre toda las cosas hacia los trabajadores y opositores de otras facciones del régimen, no siendo la vara que utilizan para los propios. La hipocresía, la mentira mediática y el manipuleo judicial, con una Corte Suprema de Justicia que se asemeja más a la idea de Oidores que funcionaban en representación del rey en el medioevo, es la lógica del gobierno y del Poder Judicial.

La necesidad amarilla de arremeter con una ofensiva sin parangón se centra en la crisis mundial capitalista. La necesidad de readecuar al Estado a una lógica del negocio a los sectores que se ven beneficiados por las reformas en curso, es la conducta del régimen actual.

Cada una de las reformas que se intentan implementar tiene la lógica del beneficio de los empresarios de la salud o la educación. La lógica de beneficiar a los capitalistas como clase de conjunto, en la reducción de los aportes patronales, el retiro de las indemnizaciones, etc., etc., etc.

“Democracia para una minoría insignificante, democracia para los ricos: esa es la democracia de la sociedad capitalista. Si observamos más de cerca el aparato de la democracia capitalista, vemos en todas partes, en los detalles ‘pequeños’ –supuestamente pequeños- del sufragio (...), en la técnica de las instituciones representativas, en los obstáculos reales al derecho de reunión (¡los edificios públicos no son para ‘indigentes’!), en la organización puramente capitalista de los diarios, etc., etc., vemos restricciones y más restricciones de la democracia. Estas restricciones, excepciones, exclusiones y trabas a los pobres parecen insignificantes, sobre todo a quien jamás ha pasado necesidad, ni ha estado jamás en estrecho contacto con las masas oprimidas en su vida de masas (que es lo que ocurre con las nueve décimas partes, si no con el noventa y nueve por ciento de los publicistas y políticos burgueses) pero, en conjunto, estas restricciones excluyen, eliminan a los pobres de la política, de la participación activa en la democracia.” (El Estado y la revolución, Lenin)

“Los juristas de los países capitalistas, burgueses hasta la médula y en su mayoría reaccionarios, han dedicado siglos o decenios a redactar las más minuciosas reglas, a escribir decenas y centenares de volúmenes de leyes y comentarios para oprimir al obrero, para atar de pies y manos al pobre, para oponer mil argucias y trabas al simple trabajador del pueblo... Allí todo está meditado y prescrito para ‘estrujar’ todo lo posible al pobre. Allí hay millares de abogados y funcionarios burgueses... que saben interpretar las leyes de manera que el obrero y el campesino medio no consiga atravesar nunca las alambradas que sus preceptos levantan.” (La revolución proletaria y el renegado Kautsky, Lenin)

Esto resulta el verdadero basamento del recorte democrático. Pero, la clase obrera, los trabajadores, la juventud, ¿que entienden por democracia? ¿Solo es el acto que a cada 4 años se los convoca a elegir al próximo candidato? Creemos que no. Las masas conquistan la democracia en la calle, tengan o no letra de molde en la Constitución Nacional. Las libertades democráticas, su conquista se encuentra en la lucha contra la oligarquía y la burguesía. Aquellas que conseguimos con la acción directa, con la democracia directa, en asumir el destino de nuestras vidas en propias manos. En última instancia, las libertades democráticas son una relación de fuerzas. Su perdurabilidad en el tiempo solo podrá darse definitivamente cuando sean acompañada por nuestro propio gobierno de trabajadores, avanzando sobre la economía capitalista, nacionalizando los resortes fundamentales del país bajo nuestro control democrático.

La CGT

Es una noticia reciente el triunvirato cegetista “rechazó” la reforma laboral, pero este rechazo tiene más de pose mediática que una consecuencia real en un plan de lucha que detenga la ofensiva capitalista. Pero tan solo bastó dos días para que luego terminaran cerrando un acuerdo y apoyo a la reforma laboral que impulsa el gobierno.

El comportamiento real ¡y como se ha demostrado! de los Jefes Sindicales es de acompañamiento a las medidas del gobierno de Cambiemos. Ya señalamos que le dieron el guiño a la baja de 400 a 500 personerías gremiales de diferentes sindicatos menores.

Omar Plaini dijo en diálogo con Radio Mitre: “que la reforma laboral tal como la presentó el Gobierno "cambió lo que venía conversando con nosotros y lo que venía planteando".

Luego agregó que "veníamos hablando de tres temas. Entonces, ¿por qué se aparecen después del 22 de octubre con un proyecto de 145 artículos, que no creo que lo hayan elaborado de la noche a la mañana? El Gobierno nos mintió, está pensando otra cosa. Estaba esperando un resultado electoral para avanzar sobre otras cuestiones", aseguró Plaini.

Plaini aclaró que "estamos en total desacuerdo por el contenido de esos artículos, que nada tienen que ver con lo que veníamos hablando. Además, cambia en 14 artículos de raíz lo que es la Ley de Contrato de Trabajo" y agregó que "esta reforma laboral como está así no la vamos a aceptar de ninguna manera, porque es retrotraerse décadas y décadas y pérdida de derechos de los trabajadores. Es una flexibilización".Este debate "va a terminar en el Congreso y los diputados y senadores tendrán la responsabilidad de decir sí o no", sentenció. 13/11/2017 El diario 24.com

Lo gracioso es cómo estos dirigentes en sus declaraciones solemnes, en primer lugar se sienten engañados como doncellas por sus señores amos. Por el otro esperan la solución de la mano de los parlamentarios.

La capacidad de convocatoria y movilización por parte de la Centrales Obreras no tiene parangón. El temor de los mismos es abrir un canal de expresión de los de abajo ante cualquier convocatoria que hicieran en defensa de los derechos de la clase obrera y sectores populares. Y así desnudar su verdadera conducta de colaboración de clases, de conciliación con los capitalistas.

Muchos sectores nos podrán decir que este bloque político de los Jefes Sindicales no es homogéneo, que mantienen fisuras internas, que tal o cual es combativo. De lo que se trata es de madurar con el activismo, delegados de base, cuerpos de delegados y juntas internas, la necesidad de luchar en unidad contra el ajuste y la represión. Y que debemos avanzar en el proceso de generar una alternativa válida a esta dirección, que va de la mano del debate de hacia dónde vamos y qué debemos oponerle como clase a los capitalistas y su programa. Debemos auspiciar reuniones en los sindicatos que existan espacios para debatir y definir planes de lucha y si no fuera posible generar alternativas de debate dirigidos a conquistar estos espacios. El trabajo por lo tanto es doble adentro y no de las estructuras sindicales. Claro que esto puede ser objetado por un amplio arco político sindical que nos señale que hay que ser orgánicos. Pero la organicidad de estos planteos más de las veces obtura cualquier salida que ayude a estructurar una salida de conjunto de la clase. Lo que prima son las necesidades de los de bajo que determinan y mandan y las estructuras sindicales son más de las veces organizadas para una lógica que no sea cuestionado nada. Por lo tanto abonar en el camino de convocar reuniones en unidad de las organizaciones de primer y segundo grado como a activistas de base y combativos por rama, seccionales, regionales a debatir y definir el qué hacer es tarea de primer orden.

En definitiva de lo que se trata es de establecer la unidad necesaria. Hoy se expresan diferentes sectores sindicales medios desde Córdoba, Santa Fe y sectores del Gran Buenos Aires, en el camino de sostener plenarios y debates más que necesarios en la construcción de una alternativa genuina.

Los revolucionarios no podemos permitirnos no participar de tales eventos, señalando hacia dónde va el capitalismo y las tareas del activismo honesto y combativo, como así las juntas internas y cuerpos de delegados.

El papel de la izquierda

Como ya hemos señalado en materiales anteriores, la izquierda del FIT ha logrado un posicionamiento político electoral que no resulta despreciable. Por el contrario las fuerzas que lo sostienen se han transformado en una referencia no solo electoral sino además en las luchas de la clase obrera y de los sectores populares.

De todas maneras y sin el ánimo de chicana alguna, señalamos hoy como en anteriores oportunidades que los resultados obtenidos en octubre no alcanzan. La ausencia de una genuina política en la táctica de frente único impide que sean una alternativa de masas.

El documento que publicó el Partido Obrero como balance electoral en las Legislativas de Octubre pasado en el cual definen en el punto “Crisis de dirección” que, “Pero ninguna determinación puramente económica explica esta aceptación electoral. La cuestión central pasa por la crisis de dirección del movimiento obrero. En estos dos años de macrismo, la clase obrera desplegó enormes esfuerzos para rechazar la política de cierres de fábricas, despidos y paritarias con cepo,” y sigue en el punto “El Frente de Izquierda”, “La campaña electoral ha demostrado, de un modo todavía más agudo que en pasado, que el Frente de Izquierda, siendo una indudable referencia electoral, está lejos de constituir un polo político capaz de vertebrar cotidianamente a la clase obrera en la lucha contra el Estado y los partidos capitalistas.” Editorial Las elecciones del 22 de octubre Prensa Obrera del 26/10/2017 #1479

Estos dos reconocimientos nos parece más que valorable a la hora de establecer un balance general del comportamiento político de la izquierda que se reclama trostskysta.

Es un paso importante para revertir el rechazo de amplias masas y su vanguardia a la política sectaria de hacer prevalecer los intereses de tienda anteponiéndolos a los intereses generales de la clase obrera y los sectores populares.

No pretendemos en este material abordar tal balance, pero sí es nuestra intención establecer ante la crisis de dirección de la clase obrera una prioridad en lo que hace a los temas más relevantes que atraviesan al movimiento revolucionario del país y la región.

Ser firmes en los principios y flexibles en la organización, sin ultimátum alguno a los trabajadores y sus direcciones intermedias, acompañar el proceso de maduración en tanto agudización de la situación política y de la agudización de la lucha de clases, resulta la tarea de los revolucionarios.

Construir el Partido de los Trabajadores

Para nuestra Corriente política la clase obrera, los trabajadores y la juventud adolecen de una organización que exprese los intereses de nuestra clase.

Han sido incontables las oportunidades en la historia de los trabajadores y la clase obrera que demostraron una enorme capacidad de lucha y resistencia ante los embates del gran capital. Y en general se han optado por variantes que no representan nuestros intereses de clase. Necesitamos por lo tanto construir nuestro propio Partido de Trabajadores.

La burguesía en sus diferentes facciones, ha sido capaz en el transcurso de una amplia historia de lucha obrera de más de 100 años, de privar de esta alternativa para nuestra clase. Se trata de poner en la agenda de discusión y de lucha no solo las reivindicaciones más elementales y la defensa de nuestros derechos, de salud, educación, trabajo y salarios dignos. Sino además de establecer los ámbitos propicios entre el activismo político sindical y de la izquierda de llevar adelante tal debate.

El ataque a las condiciones de vida de las mayorías nacionales recorre ribetes gigantescos, por lo tanto la respuesta debe tener proporciones similares. La táctica de frente único, las tradiciones y métodos del marxismo revolucionario, como así la necesidad del debate y la acción deben preceder los embates futuros en contra el gran capital.

¡Socialismo o Barbarie!