Inicio Argentina Argentina ¿Era inevitable la asociación de YPF con Chevron para la explotación de Vaca Muerta?

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
¿Era inevitable la asociación de YPF con Chevron para la explotación de Vaca Muerta? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Sergio González   
Viernes 26 de Julio de 2013 13:26

En los últimos días se formalizó la asociación de YPF con la petrolera estadounidense Chevron para la explotación del yacimiento Vaca Muerta, de hidrocarburos no convencionales (shale oil y shale gas). Si bien implica una continuidad de la presencia de las grandes petroleras transnacionales en nuestro país, se realiza desde una posición de mayor control por parte del estado nacional, a partir de la declaración de interés público del petróleo y de la estatización de la mayoría accionaria de YPF, aprobadas en el Congreso durante 2012.

El acuerdo avanza con la aprobación de la provincia de Neuquén en estos días. Implicaría una inversión por parte de la petrolera norteamericana de hasta 1240 millones de dólares en cinco años, (300 millones inmediatamente que se suman a un monto similar aportado por YPF) y un beneficio para Chevron en la medida que comience a exportar el 20% del total del combustible que se obtenga. El plazo es por 25 años, extensible 10 más.

Críticas de la oposición

En una muestra de hipocresía y desesperación, la oposición de derecha y los medios comerciales han salido a denunciar la participación de la petrolera extranjera, cuando siempre defendieron las privatizaciones y los negocios de las grandes transnacionales. En paralelo a su también recién descubierta vocación por la defensa de los derechos humanos en el caso del general Milani, golpean al gobierno tratando de ¨correrlo por izquierda¨ en medio de la campaña por las elecciones legislativas.

Si utilizan esta demagogia es también porque detectan que, desde 2001, el giro social hacia la izquierda no ha cesado, y siguen vigentes las consignas contra la represión, por la recuperación de los recursos naturales y de las empresas privatizadas en los 90, etc. Por lo tanto deben disfrazarse de ¨progres¨ para poder atraer una atención de masas.

Incluso tratan de confundir con que el acuerdo afecta la propiedad de YPF, sosteniendo que se pierde el control de la empresa, cuando en realidad es sólo un contrato para la explotación de un área muy delimitada de 400 km cuadrados, el 3,3% del total del yacimiento.

Otros cuestionamientos, a los que adherimos, son el deterioro ambiental que provoca este tipo de explotación de shale oil llamado fracking. El mismo contempla el uso de gran cantidad de agua y la posibilidad de contaminación de las napas potables. Es necesario avanzar decididamente en el desarrollo de energías renovables y limpias que no degraden más aún el medio ambiente.

Recordemos también que contra Chevron existe un juicio internacional por parte del estado de Ecuador y un pedido explícito de ayuda en este litigio, del presidente Correa al estado argentino, que le fue rechazado.

Y hay un reclamo (desde el nacionalismo popular y la izquierda), de que la explotación hidrocarburífera debería ser llevada adelante por el estado nacional sin conceder beneficios a estos grandes pulpos transnacionales. Se especula con que este sea el primero de varios convenios de YPF con grandes petroleras para explotar el resto de Vaca Muerta y otros yacimientos hidrocarburíferos.

Por qué se llega a estas asociaciones con las petroleras

El gobierno ha planteado que el deterioro ocasionado por la desinversión y el saqueo de Repsol es la causa del déficit energético, que exige una importante salida de divisas del país en medio de la gravísima crisis capitalista global. Por eso se tomaron medidas como la expropiación del 51% de la empresa YPF, que estaba en manos de la refinadora española. Y que por esa misma urgencia se apela ahora a la inversión extranjera y a su know how, frente a los grandes costos de explotación y la experiencia en esta tecnología que tendría la petrolera Chevron.

La restricción externa (falta de dólares) provocada por la caída del comercio internacional se suma a problemas internos que es necesario encarar. La salida de divisas por las importaciones de petróleo es la más importante después del pago de capital e intereses de deuda pública, por debajo de los montos destinados a esta. Con esos fondos y con el control de la banca y del comercio exterior (que siguen fundamentalmente en manos de las finanzas transnacionales, las grandes agroexportadoras y mineras) se podrían disponer de los capitales necesarios para la explotación petrolera y de energías limpias, contemplando la contratación de personal técnico capacitado en las mejores tecnologías, sin tener que depender de la intromisión de las grandes petroleras transnacionales.


Profundicemos el rumbo recuperando las palancas fundamentales de la economía

Desde la Corriente Socialista Militante consideramos que es necesario profundizar en la recuperación de las palancas fundamentales de la economía, entre las cuales la energía y los demás recursos naturales son prioritarios. Si se tomara esta crisis en el autoabastecimiento energético como una oportunidad para ir por más en el tema de la banca y el comercio exterior (como se hizo con éxito en el tema de las jubilaciones, por ej.) se podría avanzar en ese camino.

Se podría haber progresado en el control del 100% de YPF y privilegiado la colaboración de las empresas estatales de los países hermanos Venezuela y Ecuador, con gran experiencia y éxito en el área energética, y en el manejo del medio ambiente. Profundizar e ir por más significa recuperar también los recursos naturales, las empresas privatizadas, la banca, el comercio exterior y avanzar en el proceso de integración solidaria latinoamericana.