Inicio Argentina Argentina Sumate a la Corriente Socialista Militante

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Sumate a la Corriente Socialista Militante PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Socialista Militante   
Martes 13 de Noviembre de 2012 02:10

Compañeros

Nos encontramos frente a una crisis del sistema capitalista en el mundo que no tiene precedentes, no estamos frente a una crisis cíclica, sino a una muy diferente, a una crisis estructural, orgánica.

Presenciamos una destrucción sin pausa del empleo, el sistema de salud y la educación, fábricas que cierran, miles de trabajadores parados. Inmensas colas en búsqueda de trabajo, se ven en los países europeos: Grecia, España, Portugal, con ajustes impensables tan solo tres años atrás.

Las grandes multinacionales, industrias, bancos, desempeñan un papel destructivo, expoliando sin racionalidad y sin pausa alguna las riquezas del fondo de los mares y de los ríos, de las entrañas mismas de la tierra, de las montañas, ya que, por su voracidad de ganancia no pueden saciar su sed.

En EE.UU., según la Oficina del Censo, 1,2 millones de hogares que conforman el 1% superior vieron aumentar sus ingresos un 5,5% el año pasado, mientras que los ingresos cayeron un 1,7% para los 96 millones de hogares que constituyen el 80% inferior.

Un informe del 2010, nos dice que el 1% de la población se apropió del 93% del crecimiento del ingreso total.

Otra crisis sobrevuela en estos días en una de las ciudades más importantes de EEUU, Nueva York con el huracán Sandy. Una ciudadana cuenta: Ethel Liebeskind de Merrick, NY, le dijo al New York Times, mientras permanecía de pie ante las ruinas tempestuosas de la casa en la que había vivido durante 26 años: "Esto es tan malo como el Katrina que llamó la atención mundial.”

El Huracán Sandy ha expuesto cruelmente las deficiencias del capitalismo. Una economía nacionalizada y planificada no puede impedir los huracanes y otros desastres naturales, pero sin duda puede reducir sus efectos destructivos al mínimo.

 

Los recientes resultados de las elecciones que pusieron al frente por un nuevo período a BarackObama, lo dejan como piloto ante la tormenta y nada cambiará, ya que, tanto Demócratas como Republicanos promulgan y hacen cumplir leyes que solo benefician a los ricos.

 

El capitalismo, que fue un sistema que otrora mostró su vigor y pujanza, hoy se encuentra en franco proceso de negación y decadencia.

 

Como respuesta a tantas calamidades, la juventud y los trabajadores trepan un escalón más en la lucha de clases. Nos encontramos ante un hecho político histórico en Europa, el 14 de noviembre tendrá lugar la convocatoria de una huelga general simultánea en varios países (España, Grecia, Portugal, Chipre y Malta), algo sin precedentes en la lucha de clases mundial.

 

Este dato refleja la profundidad de la crisis capitalista que está incubándose en Europa, particularmente en el sur del continente. Pero también refleja el carácter internacional de la lucha de clases y la hermandad de la clase obrera europea y mundial frente a la hermandad de la explotación capitalista y de los intereses empresarios en todos los países.

En Latinoamérica, las profusas luchas de la juventud chilena por una educación gratuita y sin tutelas oscurantistas, que expresa sin dudas una crisis más profunda en el seno de la sociedad chilena, la victoria del Presidente Hugo Chávez y las tareas pendientes para profundizar el proceso revolucionario que avance hasta la expropiación total del capitalismo en Venezuela.
La otra cara es la clase obrera y campesina Paraguaya, que sufre con el golpe cívico institucional contra el gobierno del Lugo, Zelaya en Honduras, que fuera despojado del poder ungido por la voluntad popular, por un golpe cívico militar. 
En nuestro país, la lucha que se libra contra lo más rancio del capitalismo, donde quieren un gobierno completamente adicto a los intereses del gran capital y de las mafias del aparato del Estado que cercene el gasto social y los derechos democráticos, y que reprima sistemáticamente las protestas populares, siguiendo el ejemplo de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires.
Su objetivo: derribar el gobierno o forzar su renuncia. La oposición política en el Congreso está desarbolada, y carece de dirigentes con una mínima autoridad. El gobierno de Cristina en cambio, mantiene un apoyo sólido en los sectores populares. De ahí que la oposición patronal se haya lanzado a una campaña frenética en sus medios masivos de comunicación a fin de enloquecer a la clase media y a la capa de trabajadores caracterizados como aristocracia obrera y/o políticamente atrasados, para movilizarlos activamente contra el gobierno.

Todo este panorama mundial y nacional debe llamarnos a una reflexión.

Compañeras y compañeros; que nos seguís a través de nuestra prensa escrita, que nos seguís por nuestra página web, que has podido leer nuestra Revista America Socialista, que has participado de las charlas públicas, que mandaste tus comentarios adhiriendo a nuestros postulados por el Socialismo. Que saludaste nuestro método correcto y respetuoso hacia los procesos populares, tanto en Argentina, como en Venezuela, como en Bolivia, como así en el Ecuador. 

Queremos reflexionar junto a vos; este sistema: el capitalismo, no va a decir “ya cumplimos con nuestro papel en la historia, por lo tanto daremos un paso al costado y dejaremos la escena a la clase moderna de la sociedad, la clase obrera”. Todo lo contrario, el capitalismo, en su fase imperialista, en su fase de descomposición, demuestra día a día que no está dispuesto a abandonar la escena política y nos dice, ¡¡si caigo, arrastraré a la humanidad a la barbarie!!

 

Pero esto tan complejo, derrotar y derrumbar un sistema que está llamado a morir, y poner en marcha una Sociedad Nueva, democrática y planificada, debe encontrarnos en el mismo camino de construir una tendencia marxista al interior de las organizaciones de masas al mismo tiempo que construimos el partido político internacionalista, que represente y defienda a los trabajadores y, que de hecho, pueda llegar al poder estatal.

 

La Corriente Socialista Militante apoya al gobierno frente a esta arremetida de la derecha así como en todas las medidas progresistas llevadas a cabo hasta la fecha, y combate, junto al resto del campo obrero y popular, en la misma trinchera frente a la reacción. Pero del mismo modo pensamos que, dentro de esta trinchera, hay que fortalecer y desarrollar una corriente socialista revolucionaria que
defienda de la manera más consecuente una alternativa superadora del capitalismo, una alternativa socialista que barra con todas las lacras de este sistema. Sumate a nuestra lucha.

 

Por eso compañera y compañero, hacemos un llamado a que te unas a nuestra organización, que no solo adhieras a los análisis que se expresan en nuestros materiales sino además a que te sumes a nosotros.

 

 

 

Te esperamos

mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

twitter: @militante_arg

http://www.facebook.com/corrientemilitante.argentina