Fuera la base “humanitaria” de EEUU en el Chaco Imprimir
Escrito por Fabricio   
Lunes 30 de Abril de 2012 13:45

soldado_2El mes pasado, el gobernador de la provincia de Chaco, Jorge Capitanich dio un comunicado donde desmintió que en su provincia hubiera instalaciones para una base militar de los EEUU. Lo que sí confirmó, y podemos comprobar, es que el Comando Sur y la embajada estadounidense impulsaron un “Programa de Fortalecimiento del Sistema Provincial de Emergencias” con presencia de personal militar estadounidense que fue aprobado por el ex Ministro de Justicia Anibal Fernandez en el 2006.

Y que una de las caras visibles hoy es el Coronel Edwin Passmore, "...en otros tiempos Passmore participó, con mando de tropas, en la invasión norteamericana a Afganistán. Fue asimismo asesor de Inteligencia del ministro de Defensa de Kuwait durante la invasión de Estados Unidos a Irak. Y desde el año 2005 se desempeñó como agregado militar en la embajada de EE.UU. en Venezuela, de donde fue expulsado por actividades de espionaje en el año 2008..." (venezuela.indymedia.org/es/2012/03/ 30682.shtml).

En primer lugar, creemos que no debemos ser inocentes ante semejante proyecto, nos quedamos cortos si pensáramos que un pais como EEUU. con los intereses imperialistas que lo caracterizan y la tecnologia de punta de la que dispone, se haya solidadarizado con otro por ayuda humanitaria, con el agravante de la ubicación estrategica de una provincia como Chaco, particularmente la ciudad de Resistencia, que está cerca de la Triple Frontera (Argentina, Paraguay, Brasil), lo cual permitiria un excelente espionaje, y donde tambien se encuentra el Acuífero Guaraní, que es una de las reservas de agua mas impotantes que tiene la Argentina. Tambien sabemos que si se quiere una central con tales caracteristicas, se dispone de recursos de todo tipo para llevarlo a cabo.

Observamos y entendemos este episodio como una afirmacion de la posicion politica del gobernador del Chaco con EEUU, y lo hacemos con gran preocupacion, porque creemos que nada tiene que ver con los intereses del pueblo trabajador y con la medidas mas progresistas y populares que ha aplicado el gobierno. Este último vinculo entre lo que sucede en la provincia y la nacion, se fortalece teniendo en cuenta que Capitanich es parte del kirchenrismo.

Podemos enmarcar este episodio como uno más en ciertos acuerdos y/o guiños que se han tenido con otros intereses políticos y económicos como son, por ejemplo, la Ley Antiterrorista o la utilizacion de la ANSES para financiar a multinacionales como General Motors.

Por el contrario, creemos que el gobierno deberia emprender un camino que tenga que ver con los intereses de la región latinoamerica como puede ser Venezuela, Bolivia, Ecuador y con las últimas coyunturas que se discuten el pais como la expropiacion de las acciones que tenia Repsol en YPF y las denuncias de la militarizacion de Malvinas, donde tambien se observa el carácter imperialista de Inglaterra.