Inicio Argentina Argentina Trabajo infantil: un millón y medio de chicos trabajan en la Argentina

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Trabajo infantil: un millón y medio de chicos trabajan en la Argentina PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Luis Giménez   
Sábado 12 de Julio de 2003 00:00
El trabajo infantil en nuestro país ha crecido seis veces en ocho años. Actualmente alrededor de un millón y medio de niños trabajan en lugar de estudiar y jugar. Por trabajar, el 40 % de ellos deja la escuela. El trabajo infantil en nuestro país ha crecido seis veces en ocho años. Actualmente alrededor de un millón y medio de niños trabajan en lugar de estudiar y jugar. Por trabajar, el 40 % de ellos deja la escuela.
En el año 1995 trabajaban en Argentina unos 252 mil niños. Comparados con los actuales 1.503.925 actuales, vemos que la cifra se sextuplicó desde entonces.
La mayoría de los casos se registra en áreas urbanas (representan el 81.9 % del total). Las tareas más comúnmente realizadas son recolección y selección de basura, elaboración y venta de alimentos, trabajos artesanales en el hogar, etc. En zonas rurales (un 18.10%) cumplen tareas agropecuarias.
Según UNICEF " el deterioro del empleo y la disminución de los ingresos en los hogares han ayudado a que el trabajo infantil crezca". Las estadísticas señalan que el 36 % de los chicos que trabajan aprenden menos en la escuela.
En el año 2000 se creó la Comisión nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil. Los resultados señalados anteriormente demuestran su inutilidad. Un viejo precepto argentino señala que cuando no se quiere resolver un problema se crea una comisión para que se ocupe del mismo.
Se calcula que en el mundo trabajan unos 250 millones de niños. Estamos aquí ante otra muestra de la crueldad del capitalismo, que arranca a los más pequeños de sus hogares y los lanza a las calles apara ganarse el sustento. Solo en una sociedad socialista, mediante una planificación científica de la economía, podremos erradicar definitivamente esta lacra de este sistema inhumano Recién ahí podremos decir que los únicos privilegiados serán los niños.