La situación de la clase trabajadora en el supermercado Imprimir
Escrito por Alejandro de la Fuente   
Martes 13 de Enero de 2004 00:00
Este artículo nos fue enviado por un lector de esta página, estudiante de Ciencias Sociales y trabajador del sector que describe. Como nos resultó muy interesante decidimos publicarlo completo.

Ante el miedo y la necesidad

Introducción:

En el presente trabajo me abocaré a tratar cómo a partir de las crisis cíclicas que sufre el sistema económico reinante, este mismo muta, se transforma particularmente en su dinámica de explotación no así en la relación básica que lo sustenta como tal, la compra de la fuerza laboral a través de un salario. En cuanto al análisis de la situación actual, nuestra actividad como trabajadores, nuestras relaciones entabladas con los demás compañeros, con la empresa, y la repercusión sufrida por el cambio en el modo de explotación y dominio, su relación de intimidad con nuestra conciencia política.

Recientemente se han sucedido hechos concretos de los trabajadores en el supermercado, huelgas, pequeñas luchas y diálogos profundos sobre nuestros problemas laborales entre diferentes compañeros, elementos cruciales para alentar y desarrollar una alternativa de conjunto para todos los compañeros que resista y enfrente la feroz embestida de los patrones que encarnan y conforman la clase dominante argentina en plena relación con las demás, que conforman un sistema económico de dominación de clase mundial, en el lenguaje convencional, "el mercado", como hacedor de nuestra vida.

Por ultimo, la necesidad de superar el aislamiento a partir de la construcción de una organización política defensiva-conspirativa y viva.

Análisis:

1. Ruptura del paradigma de explotación capitalista.
2. Análisis de la situación actual.
3. Perspectivas y resistencia laboral.
4. Superar y enfrentar los mecanismos de exclusión social e individual.

Despliegue:

1. Desde la consolidación del capitalismo como sistema económico hegemónico a partir del siglo XVIII y principios del XIX, los trabajadores sufrieron las formas más atroces de explotación basadas en la producción en serie, denominada Fordista o Taylorista (en honor a estos burgueses innovadores en la aplicación de la ciencia a la producción automotriz, siglo XIX) en condiciones inhumanas de trabajo, sobre todo en las fábricas textiles, poco iluminadas, mugrientas y precarias desempeñaban sus funciones. Los trabajadores desorganizados y penados por las leyes de la época (en Francia, por ejemplo y en un determinado período en Inglaterra) que prohibían todo tipo de organización, soportaban extensas horas de trabajo, sin ningún tipo de protección social ni reglamentación de sus derechos, niños y mujeres especialmente contratados por su docilidad eran la mano de obra necesaria que requería la industria naciente, los famosos "tiempos orgiásticos del capital". Ni qué hablar de los salarios magros, insuficientes para satisfacer las necesidades básicas, el promedio de vida en general no superaba los treinta años. La vida de la clase obrera se situaba en un contexto de aglutinación urbana, es decir, los pobres, los desocupados y los obreros vivían hacinados en casas precarias, sin ningún tipo de servicios, luz, cloacas, etc. Vivían alrededor de las humeantes y contaminantes fabricas. En cambio los dueños de las mismas vivían en las afueras de las ciudades, lejos de la humedad, la mugre y el hambre.

Este contexto generó lentamente dentro de las filas del movimiento obrero (incipiente como tal) una identificación común, luego una unión sólida y su repercusión lenta en la conciencia e identidad política de quiénes eran y por qué padecían esta situación, es decir, la concentración de la población trabajadora, su identidad, y su rol desempeñado para ganarse la vida, produjeron lentamente organización y unión que se extendió en forma continua provocando una toma de conciencia política; es decir, reconocen sus intereses como clase social. Los trabajadores pasaron por varias "escuelas" (1) , la de destrucción de los medios productivos, los Luditas, ( destructores de maquinas, en homenaje al obrero líder Need Lud) que identificaron la explotación, la opresión y su dolor con sus instrumentos de trabajo. Las huelgas, primer elemento sólido de su accionar defensivo y reivindicativo de sus intereses, luego los sindicatos y los partidos políticos. Los trabajadores crecían a la par del desarrollo industrial capitalista, la lucha por nuestros intereses fue la lucha histórica contra los intereses de las clases dominantes. Es nuestra historia y la sigue siendo, mientras perdure la opresión los trabajadores seguirán buscando escribir su propia historia.

Pasaron doscientos años, detrás quedó toda esta experiencia social en que los trabajadores fueron sujetos del cambio radical de su modo de vida e incluso pusieron prueba de su fuerza como clase a través de revoluciones ¿Continúa todo exactamente igual? ¿Cómo estamos hoy los trabajadores? ¿Nuestra vida ha cambiado? ¿Será necesario pasar de nuevo por todas las fases de entrenamiento y educación política que vivió el conjunto de los trabajadores? ¿ Equivaldría esto a un retroceso? ¿Qué posibilidades de resistencia y enfrentamiento podemos desarrollar?

Para dar respuesta a estos interrogantes es necesario primero entendernos como seres históricos, vale decir, que tenemos una historia común, muchas veces velada por el sistema social dominante, que nos domina por medio de la no-identificación como trabajadores, entre otras cosas. Hablando "modernamente", nosotros somos empleados, asociados, merchandansing, partes de la empresa, etc. Con lo cual nuestra identificación como trabajadores se dificulta. Esto, que parece una menudencia, es parte central de un ataque brutal a nuestra conciencia política que se encuentra hoy acosada frecuentemente por la ideología dominante por ser la más extendida, dominan los medios de producción (bancos, tierras, industrias) de comunicación, la educación, etc.

2. Lo descripto es producto final de serie de derrotas (pasadas y presentes), en nuestras propias filas, un nuevo contexto de lucha y de crisis, una profunda desocupación, el inmovilismo social, la despolitización general, el bajo nivel cultural, un incremento de la explotación y dominio, basado en su forma teórica en el Toyotismo, en homenaje a la forma de exprimir a los trabajadores en Japón (debe su nombre al ser la Toyota quien implementó por primera vez las ideas del Sr. Onam) y en su forma práctica se manifiesta por la multifuncionalidad, polivalencia, el trabajo en equipo, y sobre todo en el ideal místico de que la empresa es tu familia. "Si la empresa anda bien, familia también anda bien", de manera simple nuestras clases dominantes orientales manifiestan el nuevo paradigma (2) vampiresco con el cual reventar la cabeza de los trabajadores imbuida junto al cuerpo bajo la sicología empresarial, que promete " si el trabajador se compromete y nos da cada día mas tiempo de su vida, la empresa lo va a considerar para un puesto mejor" introducen de esta manera la competencia (3) entre nosotros mismos, el autocontrol y la autoevaluación de la explotación; es decir, nosotros mismo nos supervisamos, para que la familia ande bien. Pero esta familia a la hora de distribuir las ganancias, a sus hijos los desconoce. ¿Deberán los obreros esforzarse mas, entregar mas su vida, delatar al que no esta motivado? La motivación, al respecto de este paradigma viene de la mano: * El empleado del mes, el trimestre, el año.
* El que no falta nunca, enfermo o con la cabeza hecha mierda de problemas de todo tipo, económico, familiares, que a su vez son agravados por el tiempo que te chupa la empresa con sus necesidades cada vez más grandes de lucro.
* El que no se accidenta nunca En las reuniones realizadas por las empresas para aniquilarte el cerebro con sus "pelotudeces" ideológicas, más su eterna sed de ganancia, nos dicen: "muchachos la empresa no puede tolerar accidentes para eso los capacitamos y, en general, o ustedes se accidentan por negligencia o en sus hogares, y eso no lo vamos a tolerar pues nosotros les damos amorosamente todos los elementos de seguridad y cursos sobre la misma" - las que lo hacen, otras igual te reprimen por inepto- .Lo que no dicen es que cada vez nos sobrecargan con más tareas y es por eso que últimamente el índice de la población ocupada 20% sufre más accidentes laborales que en épocas anteriores, a la brutal desocupación actual. ¿ Cómo es posible, que cada vez trabajen menos trabajadores y suba el índice de accidentes laborales ?
* El empleado pro-activo, quiere decir en el lenguaje empresarial-explotador, todo trabajador que se adelanta a los problemas y los resuelve con eficiencia y autonomía, además de reponer, limpiar, rotar, pasar pedidos, stock, hay que aprender a vender, a caerle bien a los jefes y clientes, sonreír, ser tranquilo y reflexivo, por más que el sueldo no nos alcance para comer tenemos que cuidar nuestra imagen, "por que es la imagen de nuestra familia, de nuestra compañía que nos quiere y nos valora a todos por igual", falacia. Además de bestias de carga, con instrumentos de trabajos viejos y deteriorados, montacargas hechos pedazos, tenemos que ser educados, bien educados, si somos universitarios mejor, no vaya ser que no entendamos bien alguna orden. Quieren también que utilicemos nuestro conocimiento para realizar encuestas, investigaciones ligadas a la venta y a los consumidores, a los precios, que obviamente "nos va a hacer ascender", los de "arriba nos van a ver" y tal vez algún día nos dejen perseguir y explotar mejor a algunos de nuestros compañeros. En el mejor de los casos recursos humanos, el lugar y la ciencia nueva donde los súbditos del capital planean nuestro dolor de la manera más siniestra, ya que estos aspirantes a capangas, manejan sicología, economía, se educan con libros místicos (4) , sobre liderazgo, toma de decisiones, etc. Si te tiene que echar por ejemplo, uno no se da cuenta pero te hacen sentir una mierda y culpable por no dar con el perfil individual que requiere la compañía, siempre con palabras elegantes, tratan de engañarnos y de hacerse nuestros amigos, la caricia en el hombro cuando uno deja la vida en sus manos pero la puñalada en la espalda cuando uno se queja o protesta cuando ya no aguanta más.
* Resalta el trabajo de los diferentes equipos, con los cuales trabaja y divide a la compañía. Es decir, la estructura antes jerárquica, ahora es "horizontal y democrática", todos los equipos gerenciales, oficinas, repositores son iguales y toman mayor consideración de la información de cada equipo antes de actuar. Verdad a medias tintas, los gerentes ya tiene un plan definido y objetivos con que cumplir pero si algún "esclavo" tiene alguna idea la toman, siempre y cuando sea para engordar al dueño de la compañía
En fin los estímulos motivadores tienen que ser gratis para la empresa o de un costo ínfimo, pues "los costos no dan" la empresa siempre tiene algún discurso para sustentar esta idea. Ellos utilizan todos los recursos de las ciencias para destrozar nuestra conciencia y mantenernos la panza media vacía, la sicología es su arma predilecta. En general la sociedad capitalista que vivimos, aparte de hambrearte, te desvaloriza a tal punto, (y nos deshumaniza) que cualquier tipo de estímulo de reconocimiento por parte de la empresa por el trabajo realizado en muchos compañeros cala muy hondo, a veces es lo único que uno tiene o que vivió, pues se ingresa joven al mundo laboral, nos compramos cosas, miles de nosotros mantenemos familias, nos angustiamos, pero seguimos, siempre seguimos, es la vida de los trabajadores.

Para cerrar este punto que se hace infinito valga un comentario que pinta nuestra situación actual. Es de una compañera repositora de P.D.V: Comentó que trabajaba por agencia hace varios años, por lo cual tiene un contrato viejo, a diferencia de otros compañeros nuevos, que suman más de 100, contratados por la agencia. Un amigo de la misma, que trabajaba para kelor, agenciado también, ellos por otra agencia, fueron obligados a acatar una rebaja salarial de 200 pesos. Él y tres más , sobre veinte que eran, no aceptaron y los despidieron. La compañera señalaba ante todo, la necesidad y luego el miedo que reina entre los compañeros a hacer cualquier acción por temor al despido.

Ella me confesó que hace poco quería renunciar, dado que no soportaba más la presión a la que estaban siendo sometidos. Recientemente la empresa les dio un aparato celular-motorola que cumple la función de enviar mail a la empresa sobre el stock , pedidos y precios que necesitan, además de un sistema de fichaje de entrada y salida cada vez que llega a un mercado y cuando se retira (la compañera reflexiva y observadora, realiza varios mercados, lo cual suma a su función de reponer, rotar y limpiar, levantar pedido, stock, precios, de manera inmediata a través del siniestro aparato esclavizador que le acaban de dar), la compañera y otros más se quejaron de la reforma explotadora (no usaron estos términos obviamente). Fueron, primero, "observados de mala manera por sus jefes en dichas reuniones"; es decir, tomaron registro de obreros indisciplinados que no acatan "la mierda", a lo cual les explicaron que una prueba piloto que luego iban a ocupar a más personal para que se les agilizara el trabajo, falacia ideológica, que la compañera rápidamente entendía al igual que yo, que si la compañía dice:" prueba piloto", compañeros, se nos viene la tormenta. Va a llover todos los días, hay que organizarse para evitar la tempestad.

Otra cosa que se incorporó fue despersonalizar un trato con los superiores (supervisores) ahora todo pasa por la agencia y el maldito aparato; o sea, si tuviste algún problema personal o el que sea, primero se le informa a la agencia, (que "casualmente" está apercibiendo a los trabajadores por lo más mínimo) y la agencia informa al vendedor. Se sobre entiende también la posibilidad de la rápida localización de los trabajadores por este medio. El nuevo juguete, en manos de los explotadores provoca una gran presión a los nuestros. Ignora cómo llega la misma información al mismo tiempo, supone que deben tener una sola clave electrónica, que sería bueno conocerla, a lo que respondió si nosotros estamos así de presionados no te das una idea de lo que viven en las oficinas. Luego me comentó que estaba en periodo de lactancia y la empresa le había pedido que no se tomara esa hora de menos que le corresponde por ley, que la necesitaba. La compañera aceptó, la hora iba como extra, así y todo se angustiaba del poco tiempo que le quedaba para estar con su familia, dado que las reuniones le quitaban otro tanto, pues se realizan por fuera del horario laboral, como en la mayoría de las empresas. En una oportunidad la compañera fue interpelada por su vendedor el cual quería una reactualización de los precios, es decir, toma de precios de toda la góndola, a lo cual le contestó:
-no me da el tiempo.
-Bueno dijo el jefe, por qué no pasas por el mercado a la noche y los tomas tranquila.
-No!!. Yo tengo una vida.
Con esa simples palabras la compañera demostraba su sentimiento de rabia, su impotencia, su ira, ante el representante de la opresión. No es su humanidad o su integridad lo que se juzga sino la función que realizan estos jóvenes Yuipis-vendedores, es decir, pueden ser muy buenas personas, lindas, bien vestidas, tratarnos bien, prestarnos plata, tomar café con nosotros, llevarnos en su auto, todo esto no interesa, lo importante y relevante es para quien trabajan y qué rol desempeñan, por eso son opresores, conscientes o no de ello, trabajan al lado de los patrones, no son parte de la clase trabajadora consciente de sus intereses y de sus pesares.

Me surgen más interrogantes: ¿ Será posible cambiar de vida? ¿Estar mejor?¿ Dónde quedó esa vieja consigna obrera, 8 horas de trabajo, 8 de sueño y 8 de distracción ?¿Qué nos pasó? ¿Podremos recuperarlas? ¿Qué nos lo impide? ¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando?.

3.La compañera, antes mencionada, como tantos otros trabajadores, están buscando la manera de resistir esta situación que nos toca vivir. Día tras día me encuentro conversando dentro del mercado con diferentes compañeros, todos de manera natural comentan una situación análoga. Pero hay más que eso, se percibe superficialmente un descontento profundo e individualmente unas profundas ganas de hacer algo.

¿Qué hacer?

El tiempo nos juega en contra, la empresa lo exige todo al precio más bajo. A pesar de ello, los trabajadores nos estamos haciendo un poco de eso valioso, que el sistema nos roba, tiempo. Además de nuestro salario.

Es común sufrir la represión, la sanción o la expulsión de un mercado por estar dialogando. Increíblemente el ser humano que tardó miles de años en desarrollar el habla, hoy es silenciado por la presión del capital, que nos habla a través de nuestros opresores mediante sus ordenes soberbias.
Pero los obreros no se callan, quieren hablar y esperan desde el silencio el momento oportuno para hacerse oír.

En las cámaras, los pasillos, los depósitos, tomando la leche, allí estamos, allí dialogamos, cuando lejos estamos de los agentes de seguridad (5) , de los soplones de los jefes. Contándonos nuestras alegrías, riendo, compartiendo la taza y la cuchara (que antes nos lo daban descartable hoy hay que portarla siempre, al menos en COTO) hablando de nuestra realidad y de lo difícil que se nos hace vivir. Gracias a ello nos enteramos de muchas cosas que los "mercados callan" profundamente (al son de los medio de comunicación) o a través de las reuniones en las empresas cuando se sienten afectadas económicamente, hagamos un recontó de lo que acontece:

* Por los años 90 cuando el hipermercadismo se afirmaba con toda su furia, una de las cadenas extranjeras que más se destacaba por reventar a sus trabajadores de la manera más salvaje, la familia Carrefour, se llenaba de dinero a costa de nuestro sudor, soportamos jornadas de más de 12 horas de trabajo, en alguno casos se llegó a conocer que algunos obreros dormían en los depósitos del mismo supermercado, accidentes, muertes y otras tantas atrocidades fueron veladas por el poder del dinero y la complicidad de las empresas (que también se enriquecían) con la cadena, a todo esto hay que sumarle el silencio de los medios de comunicación.

¿Cómo resistían tanta horas de trabajo este enjambre humano enloquecido por la presión interna y por los consumidores enfermos de aquel tiempo? . Estimulantes, droga y alcohol eran la moneda corriente entre los trabajadores y el plantel de los opresores que vivían dentro del laberinto iluminado, sonoro, lleno de gente, de gritos, y de empujones. El supermercado, lugar donde el tiempo se perdía debajo de las luces blancas que no nos permitían saber si llego la noche o comenzaba el día, sólo nuestro cuerpo nos advertía de que la vida pedía descansó. Así se vivía. Explotación a todo lo que da.

Pero a pesar de ello la resistencia existía, se sabia que muchos de los que aguantaban terminaban consolidando un equipo duro de trabajo, (en general son empleados externos aportados por las empresas que le reducían los costos a los dueños franceses) con el tiempo se negaron a trabajar en una oportunidad dado el estado de los instrumentos de trabajo, zorras reventadas, pisos del depósito hechos pedazos, etc. Carrefour los echó a todos, en algunos casos, lentamente de a uno o a todos juntos, total las empresas le enviaban más obreros como mercancías le solicitaban. Las cadenas de hipermercados, tomaron estas medidas con el solo fin de evitar la unión entre nosotros , cada año o bienio las empresas mercadistas renuevan al plantel externo. Además pesa actualmente un sistema digitalizado sobre el personal que trabaja en sus instalaciones y si uno comete algún tipo de "infracción" a su orden normativo, además de ser echado se les comunica por mail a todas las cadenas de la misma firma, con lo cual las empresas que nos contratan nos terminan despidiendo por no poder ingresar a las instalaciones con las cuales negocian (muchos compañeros fueron echados de los mercados por denuncias falsas - de consumo-, también se comenta mucho sobre las denuncias infundadas por parte de los jefes para sacarnos de las sucursales).

Por dentro del mismo tuve la oportunidad de conocer la fuerza de la unión entre las cajeras del Carrefour que se negaron a hacer devoluciones fuera del horario correspondiente (este era luego de haber excedido todo, las 12 de la noche) además de presionar al sindicato para que actuara, lograron alguna que otra conquista pequeña, no hicieron devoluciones (6), pero el ejemplo no se conoció en otros lugares, y con el tiempo tuvieron el mismo fin que los repositores externos. Hasta hace poco Carrefour echó a casi todo el personal más viejo que tenía, pusieron cajeras con contratos basuras y una novedad: hombres, ¿por qué? Aparentemente por cuestiones de índole económico y biológicas, no licencia por embarazo, no problemas con sus hijos, nada. Se sacan a las jóvenes por un problema nuevamente de costos, hoy por hoy la situación de la cadena ya no es la de aquel tiempo de bonanza y de maltrato empresarial. Al igual que el resto de las cadenas la situación se trastocó profundamente cuando la crisis económica azotó al país. Recordemos un poco lo del cambio paradigmático en el modo de explotación, este proceso que deviene de la industria en los países más desarrollados se materializa, entre otras cosas, en la forma de comercialización, ventas de mercancía a pedido, como ser en el caso automotriz; ya los capitalistas del mundo para evitar crisis de stock (7) - superproducción que no encuentra salida efectiva en el mercado mundial- tratan de producir lo justo y necesario para realizar de una manera más efectiva su plusvalía (8). Esto acarrea sus modificaciones en el ambiente obrero, actualmente se habla en Europa de la reducción de la jornada laboral a seis horas, es decir los capitalistas también quieren solicitar a los obreros para producir sólo cuando tengan la necesidad de hacerlo, esta situación es enfrentada fuertemente por la clase obrera europea junto a otras medidas como la previsión social, jubilación, es decir, la burguesía de sus países trata de aplicar y destrozar la unidad obrera-sindical bajo el nombre conocido y sufrido por todos nosotros de flexilización laboral (9).

Los trabajadores en los supermercados tienen un régimen de 5 horas entrecortadas, ganan sueldos más acordes a su nivel de vida y encima hacen huelgas, supe de una realizada por los años 90, que consiguieron algunas conquistas. Los trabajadores camioneros por ejemplo, para resistir bloquean las rutas cortando la distribución con los demás países, el gobierno tiembla cuando los trabajadores franceses se unen y dicen no, basta, no trabajamos, no queremos. En España, los trabajadores en general se opusieron a un aumento de las tarifas sobre los medios de comunicación, trenes , ómnibus, etc. Una vez decretado la ley, el pueblo español caminó, al día siguiente volvió a caminar, las tarifas volvieron a su lugar, España volvió a caminar hasta reducir las tarifas, esto es la lucha de clases más clara y más viva que se puede percibir, a pesar de las reservas que correspondan a dichos países, respecto a los sindicatos, y a sus problemáticas, de conjunto se unen para resistir a la explotación y combatirla con los elementos que tienen. ¿Por qué, nuestra situación es diferente? ¿Qué nos pasa? ¿Podremos aprender de nuestros compañeros trabajadores europeos? ¿ Será muy loco pensar que la suerte de la sociedad trabajadora global descansa, tanto en las manos de los trabajadores europeos, norteamericanos, en la búsqueda de su solidaridad y su fraternal unión con los países americanos como el nuestro? ¿Y los trabajadores de oriente? ¿Qué les pasa?.

* Otra cadena de importancia relevante es Walt-Mart de origen norteamericana, la más grande del mundo, pues se halla instalada en todos los países del globo, su dueño, el hombre más rico del planeta, después le sigue Billy Gates, con el Microsoft de Windows. Esta familia que se nutre de ropa para sus shopings de procedencia asiática, donde recluta niños menores de edad para abaratar costos, es decir, tiene empleados en condiciones de esclavitud, a la igual que la Sonic, la Nike, y otras multinacionales, expertas todas en reventar niños al más bajo costo (10).

Esto corresponde a una ley universal, la de desarrollo desigual y combinado, que en el mundo social se manifiesta en la capacidad material de cada país, la fuerza de sus industrias en comparación con las demás, que le brindan mano de obra barata, es decir , la economía mundial se da en un marco de interdependencia, en la cual todos los países tienen un rol asignado del cual no puede salir debido a deficiencias tecnológicas productivas, que tienen como génesis la división internacional del trabajo, en la cual el mundo quedo dividido entre países productores de manufacturas, y productores de materias primas como lo es el caso Argentino.

Volviendo a nuestro país, donde se dieron casos en los que se obligaron a cajeras de esta sucursal (Wal-Mart) a desnudarse, para ser revisadas, ante una falta o error de cajas en el interior del país (Córdoba, si no mal recuerdo) podríamos hacer el siguiente paralelo con las empleadas chinas; observen bien lo que les pasa mientras nosotros leemos esta nota: "En China se las conoce como dagongmei o chicas trabajadoras. Jóvenes y adolescentes dispuestas a producir, producir y producir sin descanso por un sueldo de 15.000 pesetas al mes del que los jefes descuentan la comida y lo que llaman «gastos de alojamiento». Las cientos de miles de factorías de mano de obra barata repartidas por todo el país son la otra cara de ese made in China que ha invadido las tiendas de todo el mundo, desde los artículos de las tiendas de Todo a 100 a las lavadoras o la ropa de marca. Y para las dagongmei, estas fábricas son su casa, su familia, su celda.

En ellas los supervisores se encargan de que no descansen y de que la producción nunca disminuya. Cada trabajadora es registrada al finalizar la jornada para comprobar que no se ha llevado ninguna unidad de los juguetes, llaveros, gorras o cualquier otra cosa que estén fabricando dentro del sinfín de productos elaborados a precio de saldo. Si quebrantan las reglas internas o no rinden al nivel esperado, un sistema de penalizaciones permite a los jefes reducir el sueldo o los ocho días de vacaciones que se conceden al año. «Hay que vigilarlas; si no, se relajan», dice entre risas el patrón de esta fábrica de Shenzhen que fabrica diminutos juguetes de plástico".

Miles de empresas estadounidenses y europeas entre ellas medio centenar de españolas subcontratan fábricas chinas similares a esta para llevar sus productos a Occidente al mejor precio" (este articulo fue escrito por una socióloga Asiática que se interno, como trabajadora más de cinco meses en estas fabrica-prisiones)

En Argentina, otros casos rompieron el silencio de los medios informativos, en donde una cadena desconocida recomendó pañales a sus empleadas para que no se tuvieran que mover de las cajas, (Mendoza).

Estas multinacionales como Wal-Mart, entre otras, manejan toda una gama comercial, pues se encargan de acaparar y construir, megamercados, supermercados, mayoristas, hasta pequeños minimercados, como los Equis descuentos o los Dia, en donde los empleados realizan todo tipo de actividades, limpieza general del lugar, facturación, compras, ect. Logrando de esta manera que no se les escape ningún posible consumidor, esta tendencia monopólica concentra la actividad total de servicios bajo el mando de unas pocas personas de poderosos capitales. Reflejo de lo antes dicho es lo que se conoce como la estructura piramidal del consumo, donde están productos de la misma empresa pero de diferente calidad, como ser fideos de primer nivel hasta el más barato para el "pobrerío", de esta manera no se pierde venta y se adecua esta pirámide según el contexto social, es decir, se adapta, se compran más o menos espacios de góndola, para los diferentes productos según el medio social donde se hallen, por ejemplo el aceite de oliva no va a gozar de muchos frentes en una zona carenciada.

En este proceso de trabajo, dominado por el Stok cero, del susodicho paradigma moderno que venimos explicando, las empresas comenzaron a centralizar sus mercancías en depósitos gigantesco (centrales), achicando sus depósitos al máximo, ampliaron el salón de ventas y modificaron centralmente el manejo y contratación con sus proveedores. Ahora está todo digitalizado, controlado, supervisado y contratado todo tipo de negociación con sus proveedores desde la central, de cada mercado. Carrefour y Coto son ejemplos claros de esta implementación, lo cual les acarreó una reducción considerable de los costos, pues recortaron todo tipo de negociación clandestina por parte de su mismo personal jerárquico con los proveedores de las empresas.

Pero surgió un problema, los trabajadores de las diferentes centrales, (y problemas no menores con respecto a la logística, camiones de reparto, conflictos que afectaron también la distribución) últimamente se realizaron huelgas por falta de pago en sus aportes sobre los 200 pesos que el estado obligó a dar a las empresas, ante esto los trabajadores no cargaban los camiones, trabajan a desgano. etc. Más de 1.000 empleados realizan sus tares en la central de Carrefour, otros tantos en Coto, que ni el mismo Alfredo Coto en persona pudo solucionar el conflicto, fue más de tres veces a hablar con sus empleados a la central, pero ellos no quieren bonitas promesa quieren que se les pague lo que corresponde, al principio Coto les había dado dicho importe en bonos, únicamente gastables en coto, casualmente ¿?. Luego les modificaron los tickets, y por último, les redujeron los tickets para elevarle el sueldo, es decir, los jodieron de nuevo, pues se compensaron el aumento reduciéndoles los plus. Los compañeros trabajadores se están organizando junto a un grupo de delegados respetados por ellos, dada la presión y el malestar que pesa sobre la base más joven de los empleados de las diferentes sucursales. De conjunto lograron parar primero una sucursal, bloqueando la entrada a los clientes, (sucursal Segurola) y distribuyeron un folleto que materializa de manera clara su bronca: "Coto te conozco, explotador es tu nombre, paganos lo que nos debes"; el mismo fue distribuido en varias sucursales buscando la solidaridad de los compañeros, la semana pasada del mes de noviembre seis sucursales pararon del mismo modo, solamente una o dos horas.

El grupo de auditores y gerentes trata de impedir estas jornadas mediante el dialogo y el "apriete", pero los compañeros siguen adelante cautelosamente. Es de destacar que la iniciativa es del sector más joven de los empleados, junto a un conjunto nuevo de delegados, que recientemente se han incorporado pues hubo recambio de delegados, situación que a pesar del miedo y del desprestigio que pesa sobre el sindicalismo cautivo el interés de los diferentes trabajadores. "Don Alfredo", le dicen, sus conocidos, entre ellos, el ex convicto y ex presidente de la nación Carlos Menem que comía asados en su casa. Con ese apelativo de mafioso italiano, sus relaciones con el poder de turno, y su sed de acumular ganancias, se pasea como señor feudal cada vez que llega de incógnito a alguna de sus sucursales, disfrazado de gaucho con boina, pero con la más alta de las soberbias, atemoriza, reta y reclama a sus empleados por cualquier detalle en su paseo de recreación y demostración de su poder. En una oportunidad lo escuché decirle en tono de malevo, a uno de sus empleados que estaba haciendo mal las cosas, que cómo podía ser, a la vista de todo el público, le demostraba a su "esclavo" quien era, se abusaba del hambre de nuestros compañeros, como aquellos viejos estancieros que azotaban a su peonada.

En el 2001, cuando los peronistas lanzaron su gente a la calle con el amparo de la policía para derribar al moribundo e incapaz de De la Rúa, Don Coto utilizó a sus empleados de escudo humano, para defender sus negocios de los saqueadores, "hay que defender nuestra fuente de trabajo" les decía, en tono de arenga e incluso a mucho de ellos los armó con palos, pero a la hora de defender su bolsillo ante los reclamos hace oídos sordos, trata de vendernos "espejitos de colores", nuevamente "si yo les aumento nos fundimos" a parte de explotador mentiroso y vil. Un vendedor, con el cual consumo café, mientras charlamos de cosas informales, me comentó: Coto es muy buen cliente, conseguimos un informe de ellos en el cual por promedio general y en bruto Coto representa unos 80 millones de pesos solamente por parte del sector de almacén, en compras a nuestra compañía, Molinos río de la Plata, del "Sr." Pérez Companc. Señor que, además de cederle la empresa a sus hijos, como quien le concede un caramelo a su hijo, le construyó un mundo marino a su hija para el cumpleaños, que le costó incluso traer ballenas blancas en avión desde Rusia, país en el cual maneja la totalidad del mercado de aceites. Relacionado con las exportaciones cerealeras e inversiones en el petróleo, un fuerte burgués dentro del país. Además colecciona autos de carrera antiguos, Maserattis, Ferraris, etc., todo un apasionado a las ruedas y del dinero extraído de la expoliación a los obreros y de sus mafiosos negocios.

Así es, así funciona nuestro mundo el que más tiene más quiere tener y esto nos obliga a tener que luchar, por necesidad, por la vida, por la subsistencia nuestra y la de nuestra familia, no puede ser que el mundo siga manejado por 100 familias, que escriben y nos muestran sus mansiones en la revista Fortuna, o en la televisión, mientras que el resto de la humanidad se hunde en el estiércol, en el hambre, la pobreza, la violencia, la muerte. Somos la esperanza del mañana pero nuestro hoy nos llama a actuar desde el hoy, ya , junto al otro, junto a los oprimidos, los desocupados que se acrecientan, frente a la perdida de salario, de vida, compañeros.

Por último recordemos lo ocurrido en una pequeña cadena Argentina en el 2002/3: En la cadena de mercados " San Cayetano "donde los trabajadores cansados hasta el hartazgo de la superexplotación impuesta y de la falta, de más de tres meses del pago de sus haberes, decidieron tomar el mercado ocupándolo, lo cual acarreó de inmediato la intervención policial que trajo aparejada la represión de los compañeros que resistieron y no abandonaron la instalación. Seguidamente se produjo un hecho de mucho valor, la solidaridad de los familiares y de los vecinos de la zona que se mantuvieron con ellos durante la noche y el día. Los trabajadores comentaban a los reporteros que su situación de vida se hacía insostenible porque ya hacía más de tres meses que no les pagaban, ni el sueldo de noviembre, ni el aguinaldo. Solamente les dieron vales de veinte pesos aproximadamente, con los cuales debieron afrontar las fiestas.

Como siempre, ante la falta de organización, el abuso, el maltrato y los costos de la supuesta crisis son pagados por nosotros. Además de soportar jornadas de mas de diez horas de trabajo, de comer comida en mal estado y de tener que levantarse más temprano que cualquiera de nosotros, debido a la falta de medios económicos para costear el transporte, una cajera relata que tenía que caminar muchas cuadras para llegar al trabajo. Ante esta situación desesperante el sindicalismo reaccionario ( es decir que apoya al orden social, despojado de todo elemento obrero) volvió con sus excusas y promesas de que todo se iba a solucionar rápidamente y de que no eran tan así los relatos de los trabajadores. Hipocresía y mentira a la hora de dar respuesta a los trabajadores, pues de ellos nada se puede esperar, ellos comen en la mesa de los poderosos, de los patrones, de los ricos, nosotros tenemos que esforzarnos para mal alimentarnos.

4.A modo de cierre, podríamos ir sintetizando esta conceptualización de cambio paradigmático; que la economía capitalista se desarrolla en un marco de interdependencia mundial, que sus crisis parten de la reducción en su tasa de acumulación ganancial y que para salir de ellas el sistema muta, cambia su forma de dominación y explotación, esto provoca una transformación en el ambiente obrero, que paga el costo de la crisis, en este caso el Toyotismo centra su fuerza en la compenetración psicológica sobre los trabajadores y los fines de la empresa, entremezclando y estimulando cierta mística con utilitarismo economicista. Esta variable de dominación es acompañada de otras formas más primitivas, que rozan con la esclavitud y que conforman un solo mundo, dominado por una sola clase social, que se alimenta y se conserva como tal, gracias a nuestro esfuerzo, la clase poseedora de todos los medios modernos de producción y distribución de la riqueza. Que consolida y sostiene nuestro mundo capitalista en crisis, enfermo, pero no muerto.

De que este perdure o se transforme en otra entidad social aun más atroz o más justa, equitativa, igualitaria y solidaria depende de nosotros, de la posibilidad de unión entre los diferentes trabajadores de nuestra nación y del mundo, buscando generar, crear, una organización política-social, nueva, basada tal vez, en "redes conspirativas" (11) de compañeros que puedan operar y articularse por dentro o por fuera de nuestros medios laborales, pudiendo recolectar y socializar la información de los diferentes contextos dándonos la posibilidad de generar nuestras propia políticas que vuelva a reorientar y alentar al conjunto de los trabajadores dispersos que quieran luchar contra este sistema podrido, enfermo, siniestro basado en la desigualdad de clase. Brindándonos la posibilidad de vernos, de compartir lo que nos pasa, de darnos cuenta de que no estamos solos y de que somos sujetos capaces todos, de transformar nuestra vida, transformando la realidad social que nos determina, que podamos dar cuenta del conjunto de problemas que nos acosa y de la necesidad de superarlos. De arrancar, de luchar de resistir y de cambiar.

Alejandro de la Fuente
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Trabajador y estudiante de ciencias sociales.
16/12/2003


(1) Hago referencia a la historia del movimiento obrero de manera esquemática y en general. Para una mayor aproximación las obras son bastísimas, Marx y Engel, Hobsbawm, Car, Etc.
(2) Paradigma: Concepto extraído de la epistemología de las ciencias, que designa un conjunto de teorías o concepciones acordadas y legitimadas por la comunidad científica, por ejemplo, en el caso del origen del hombre hay un consenso general basado en la resistencia de la teoría de C. Darwin. Para su ampliación ver Khun, "los paradigmas de la ciencia". En nuestro caso, paradigma se referencia al estudio sobre la dinámica en que se mueve y sostiene el orden social y las líneas teóricas que lo legitiman.
(3) Cabe señalar que esta es una de las características centrales dentro del sistema económico capitalista, que pugna por la concentración del capital y de los mercados en pocas manos."La libre competencia", "el libre juego de las fuerzas del mercado", "la mano invisible" que todo lo regula, citando las celebres palabra de Adams Smit, padre del liberalismo clásico.
(4) Comentaba un obrero que estudia recursos humanos en la U.A.D.E que estudiaban a un importante y emérito pastor protestante profesor de economía, sobre dichas temáticas.
Ultimamente se le entrego el premio Nobel a un economista que unió su ciencia con la sicología, con análogas temáticas.
(5) Su función dentro de los supermercados. Perseguir, vigilar y castigar, a los obreros a los ladrones, generando un clima de tensión y presión muy particular sobre el conjunto de los trabajadores.
(6) Devoluciones: devolver la mercadería que deja la gente en las cajas, a sus correspondientes gondolas.
(7) En general el modo de producción capitalista al reemplazar al feudalismo, dejo de sufrir crisis agrarias, típicas en sus comienzos, a partir del desarrollo industrial, (s. XVIII y XIX), se dan crisis de otro tipo, conocidas como de superproducción, donde pierden la posibilidad de venta los capitalistas del mundo.
(8) Nota cinco: La plusvalía es la diferencia entre el valor de la fuerza de trabajo y el del objeto creado por su aplicación.
Significa la obtención del dinero no retribuido al obrero por parte del patrón culminada la venta de la mercancía, la plusvalía es el trabajo de más que el trabajador le incorpora a las materias primas desde el proceso de su elaboración (se le incorpora valor por el trabajo humano) y que el patrón no le paga al trabajador, solo le da lo que necesita para poder volver al otro día a trabajar.
(9) Actualmente el movimiento obrero italiano se declaro en huelga general con más de millón y medio de trabajadores, repudiando el ataque provocado por la patronal que quería extender la edad jubilatoria.
(10) Al respecto ver nota en WWW.rebelion.org, sobre explotación infantil y deslocalización de la producción por Juan Carlos Galindo.
(11) Redes, concepto moderno que hace referencia a la interacción entre diferentes grupos, células, o pequeños núcleos que se articulan para actuar de conjunto, aprovechando la particularidad de cada integrante como recurso para la acción colectiva contra la opresión o ante alguna necesidad puntual, elaboración, subsistencia, información, etc.