Carrefour: “Compromiso público” con la explotación Imprimir
Escrito por Un trabajador de Carrefour   
Miércoles 21 de Mayo de 2003 00:00
Los jóvenes que entramos a trabajar el pasado mes en Carrefour, no solamente sufrimos las condiciones precarias y la explotación, sino, lo que es la otra cara de la moneda, una disciplina rigurosa en la que casi no tenemos contacto entre nosotros, aunque estemos en el mismo sector.

Esta multinacional, que factura millones de pesos y no paga ganancias, le suma ahora a los sueldos de miseria que paga la modalidad del personal temporario: por horas, el día que ellos quieran y sujeto en cualquier momento a reincidir el contrato. Pero lo peor vino cuando los compañeros fuimos a retirar el sueldo. Sabíamos de antemano que no íbamos a cobrar gran cosa, pero estaba pactado y así en el contrato que serían 3 pesos netos la hora. Vaya novedad que, a pesar de nuestra situación precaria, el precio de la hora quedó reducido a 2,45. Los compañeros no tardamos en quejarnos de este atropello. La respuesta obvia de la patronal: si te gusta bien y si no te vas. Pero esta queja fue presentada individualmente, con lo cual la patronal tiene el campo libre. Y fue presentada de esa forma porque nuestros horarios de entrada o salida varían entre quince o veinte minutos, y la misma modalidad rige para ir a almorzar o merendar, minimizando nuestro contacto al máximo, tratando de impedir que nos encontremos como trabajadores y así obturar nuestra acción colectiva.

Carrefour tiene un compromiso público con la explotación, y con los grandes parásitos del país y del mundo. Si bien nuestro sector es el más precario, todo los trabajadores y trabajadoras en menor o mayor medida van rumbo a esta situación. Mientras no los enfrentemos colectivamente, la patronal seguirá haciendo de las suyas.

D., trabajador temporario de Carrefour