Ajuste a la UBA Imprimir
Escrito por María López   
Sábado 12 de Julio de 2003 00:00
Desde su asunción, el rector Guillermo Jaim Etcheverry se ha caracterizado por la política de ajuste y la privatización. Despidió a cientos de docentes de exactas, sociales e ingeniería. Votó el presupuesto ajustado de este año e impulsó la resolución que institucionaliza los despidos de jubilados contratados y docentes. Paradójicamente declaró la necesidad de convertir al Ciclo Básico Común (CBC) en un ciclo "más básico y común", con menos docentes y estudiantes.

Defendamos nuestro derecho a estudiar

Desde su asunción, el rector Guillermo Jaim Etcheverry se ha caracterizado por la política de ajuste y la privatización.
Despidió a cientos de docentes de exactas, sociales e ingeniería. Votó el presupuesto ajustado de este año e impulsó la resolución que institucionaliza los despidos de jubilados contratados y docentes. Paradójicamente declaró la necesidad de convertir al Ciclo Básico Común (CBC) en un ciclo "más básico y común", con menos docentes y estudiantes.
También continúa la persecución a estudiantes de sociales, CBC y arquitectura.
El ajuste presupuestario se de descargó con mayor intensidad sobre el CBC, donde la situación actual es aberrante. Los docentes trabajan sin estabilidad de cargo. Por otra parte están los alumnos quienes sufren las condiciones de las cursadas pésimas, las materias filtros actuando en cada examen y las necesidades económicas que muchos padecen.
Además de el ajuste presupuestario en la UBA los estudiantes nos encontramos con la resolución 120, aprobada por el consejo superior de la UBA. Esta tiene como objetivo disminuir el tiempo de la cursada para el CBC, o sea que este tendría que ser cursado en un año. Pero muchas veces nos es imposible terminarlo en un año, ya sea por razones económicas (ya que muchos estudiantes tenemos que trabajar) o por la complejidad de muchas materias "filtro", hechas para disminuir la cantidad de alumnos. Aunque hubo algunas reuniones de representantes de la FUBA con las autoridades académicas y con el ministro Filmus, no hay marcha atrás en la implementación de estos planes.
Para evitar esto, los estudiantes debemos dejar de lado nuestras diferencias y organizarnos en asambleas por sede, junto a los docentes y no docentes para discutir las medidas de lucha a tomar. Las marchas convocadas, donde participaron miles de estudiantes, nos indican el camino a seguir. También debemos impulsar a que hayan discusiones, asambleas en los cursos, para que haya una amplia participación y ganar la lucha contra el recorte y la reforma.