La canasta básica de alimentos cuesta 323,21 pesos Imprimir
Escrito por Delvy   
Sábado 12 de Julio de 2003 00:00
Hacia el mes de mayo de este año una familia tipo formada por dos adultos y dos menores necesitaba 323.21 pesos para comprar la canasta básica alimentaria (CBA). Este es el costo de un conjunto de alimentos básicos necesarios para poder subsistir. Incluye pan, fideos, galletitas, harina, entre otros productos, cuyo precio revela el INDEC todos los meses. En marzo de 2002 el costo de esta canasta era de 215.78 pesos y desde entonces ha subido, salvo un leve descenso en los últimos dos meses. Esta cana canasta señala el límite de la indigencia. Hacia el mes de mayo de este año una familia tipo formada por dos adultos y dos menores necesitaba 323.21 pesos para comprar la canasta básica alimentaria (CBA). Este es el costo de un conjunto de alimentos básicos necesarios para poder subsistir. Incluye pan, fideos, galletitas, harina, entre otros productos, cuyo precio revela el INDEC todos los meses. En marzo de 2002 el costo de esta canasta era de 215.78 pesos y desde entonces ha subido, salvo un leve descenso en los últimos dos meses. Esta canasta señala el límite de la indigencia.
Si comparamos con el nivel de sueldos y jubilaciones, se comprende por que millones de argentinos atraviesan una situación de miseria extrema y de penurias enormes. En miles de hogares el hambre se ha instalado como una triste realidad.
Existe además una Canasta Básica Total, que incluye bienes y servicios (tales como vestimenta, transporte y educación)que se usa para determinar quienes pasan el nivel de pobreza. Esta CBT estuvo en mayo en los 707.83 pesos. Mientras que en marzo de 2002 estaba en 524.35 pesos. Las dos canastas se valorizan cada mes con los precios relevados por el IPC(índice de precios al consumidor)
Los trabajadores vemos cómo se agrava nuestra situación día a día. Es necesario luchar en cada lugar de trabajo para exigir un aumento de salarios acorde con la inflación y para que las direcciones de los sindicatos comiencen un plan de lucha destinado a recuperar el poder adquisitivo tan deteriorado últimamente. Que la crisis la paguen los grandes pulpos económicos, que se beneficiaron tanto con los gobiernos de Menem, De La Rúa y Duhalde.Y que no se descargue más sobre nuestra sufrida clase obrera.