Venezuela: ¡Basta de acoso y amedrentamiento a los trabajadores y trabajadoras revolucionarias de la Fundación Misión Hábitat! Imprimir
Escrito por Periódico Lucha de Clases   
Martes 24 de Enero de 2012 19:53
mision_habitat_150x110pxLa revolución pretende ser desviada constantemente por los burócratas que atacan sin compasión a los promotores que van a la vanguardia de las organizaciones de masas, cosa que han logrado en muchas oportunidades en casos concretos y que agudiza día a día las contradicciones y tensiones entre la clase trabajadora y el estado burgués.

De nuevo en la Fundación Misión Hábitat, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat, se refleja un ataque contra los compañeros y compañeras que han tenido la iniciativa de consolidar el Poder Popular en los centros de trabajo, al promover la conformación de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras y los Comités de Seguridad y Salud Laboral.

Estamos acostumbrados a escuchar cualquier tipo de maraña maliciosa contra los trabajadores y trabajadoras, esta vez los ataques van contra el Delegado de Prevención Nelson Herrera, trabajador electo democráticamente por la masa trabajadora, que obtuvo una aprobación de más del 80% de los votos totales el día que se realizaron las elecciones de delegados y delgadas de prevención.

Sorprendentemente, el día lunes 16/01/11 se le realizó al compañero una llamada telefónica por parte de una Inspectora del CICPC, manifestándole que debía asistir el día 17/01/2012, a las 9 am a la Dirección de Investigación del delito de la Función Pública, motivado a un supuesto documento falsificado, en específico, una constancia de asistencia medica.

El compañero nos planteó que al ver la rarezas de este acto y las peculiaridades del procedimiento de la citación, como por ejemplo, haber recibido una llamada telefónica a su celular y recibir dicha llamada del teléfono personal de la Inspectora del CICPC, decide entonces comunicar su inconformidad y expresar que no asistiría a la citación por no existir orden escrita emitida por el órgano competente.

La Inspectora del CICPC, al ver que el trabajador no asistiría a la citación, decide comunicarse con la Gerente de Recursos Humanos de la Fundación Misión Vivienda y Hábitat Carolina Moreno, quien a su vez remitió dicha citación al trabajador mediante un memorando, lo cual es una actitud impropia a sus labores y es prueba además de las persecuciones y el acoso del que han sido objeto los camaradas que laboran en este centro de trabajo.

En caso de que realmente existiese alguna irregularidad en torno a la constancia el compañero Herrera (que además venció hace ya varios meses) y que fue debidamente justificada, no compete al CICPC que es un órgano de policía científica del estado asumir un caso como este, salvo condiciones muy peculiares y fuera de lo común que para nada vienen al caso.

Asimismo, una citación relativa a alguna supuesta irregularidad de este tipo, tal como lo sería un falsa constancia médica, debe otorgar por lo menos tres días hábiles a la persona citada para su respectiva presentación ante las instituciones competentes, cosa que tampoco se cumplió en este caso, quedando claro por lo tanto, que el proceso administrativo realizado contra el compañero constituye un acto de intimidación con objetivos bien claros; como lo es debilitar la lucha que llevan los compañeros, manchar su reputación y exponerlos como viles delincuentes.

Estas maliciosas acciones se han evidenciado constantemente en el transcurso de la historia de la luchas revolucionarias, “por eso no nos sorprende”, el ataque implacable contra las personas que asumen el deber social de hacer cumplir los derechos del colectivo.

Sin embargo, a pesar de todo esto el trabajador Nelson Herrera manifiesta no tener ningún inconveniente en colocarse a Derecho y asistir a la citación, siempre y cuando se realice el debido procedimiento.

Por todas estas irregularidades, aunado al acoso del cual ya han sido objeto los trabajadores revolucionarios y socialistas de la Fundación Misión Vivienda y Hábitat, cuando trataron de organizarse para la defensa de sus derechos y reivindicaciones y para elevar el nivel político de la base trabajadora de la institución, queda muy claro que esta es otra maniobra para acosarles y amedrentarles a fin de frenar la lucha que han venido desarrollando.

Como hemos dicho, la intención es la de seguir tratando de acosar y debilitar a la fuerza trabajadora por medio de actos totalmente viles y desvinculados con el entorno laboral. Lo que queda manifiesto con el ataque contra los voceros y delegados de la masa trabajadora por parte de la burocracia contrarrevolucionaria, que enquistada en los cargos de dirección de las instituciones estatales y ministerios, hace uso del poder que emana de sus cargos y funciones y de los recursos del propio aparato estatal para frenar cualquier acción de la clase trabajadora dirigida a elevar su nivel de organización y conciencia política. Incluso haciendo uso de los antiguos órganos de represión e inteligencia del estado para este fin, los cuales aún no han sido verdaderamente transformados, y que harán todo lo posible por evitar y frenar el desmantelamiento del estado capitalista que se niega a morir y la construcción del estado revolucionario que está naciendo sobre la base de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras, Sindicatos Revolucionarios y demás organizaciones del poder obrero, y cuya edificación es una tarea que ha planteado más de una vez nuestro Camarada Presidente Hugo Chávez Frías.

Al encontrarnos con este tipo de hostigamiento, es necesario hacer un llamado ahora más que nunca a toda la clase obrera, para que los trabajadores y trabajadoras revolucionarias asuman con conciencia el papel trascendental que deben jugar en la construcción del Socialismo.

Por eso desde el comité de redacción de Lucha de Clases declaramos:


¡Basta de acoso y amedrentamiento a los trabajadores y trabajadoras revolucionarias de la Fundación Misión Hábitat!


¡Libre derecho a la organización y formación política del trabajador y la trabajadora sin acoso alguno!


¡Si los burócratas usan el acoso y el amedrentamiento contra nosotros usaremos la organización y nuestra fuerza numérica contra ellos!


¡Que no nos provoquen porque el Camarada Presidente y el Pueblo están con los trabajadores y trabajadoras y no con la burocracia!


¡A la burocracia que le quede bien claro que la clase obrera y el pueblo revolucionario son mayoría!