Venezuela: Éxito del Encuentro del Frente de trabajadores de empresas recuperadas y en cogestión Imprimir
Escrito por FRETECO   
Miércoles 18 de Octubre de 2006 00:00
Con la asistencia de 60 voceros representativos de diferentes empresas ocupadas y en lucha y 40 invitados se realizó el encuentro organizado por el FRETECO en Caracas. Este encuentro tiene una importancia enorme para el futuro de la revolución bolivariana. La revolución bolivariana sólo podrá completarse definitivamente si se instaura el socialismo en Venezuela. Esto sólo puede ser sobre la base de la expropiación de la clase capitalista, de la oligarquía y el imperialismo, que actualmente están sabn saboteando la revolución y preparándose para evitar la victoria del Presidente Chávez el 3 de diciembre. En ese sentido, la clase obrera debe ponerse al frente y llevar a cabo un programa socialista Con la asistencia de 60 voceros representativos de diferentes empresas ocupadas y en lucha y 40 invitados se realizó el encuentro organizado por el FRETECO en Caracas. Este encuentro tiene una importancia enorme para el futuro de la revolución bolivariana. La revolución bolivariana sólo podrá completarse definitivamente si se instaura el socialismo en Venezuela. Esto sólo puede ser sobre la base de la expropiación de la clase capitalista, de la oligarquía y el imperialismo, que actualmente están saboteando la revolución y preparándose para evitar la victoria del Presidente Chávez el 3 de diciembre. En ese sentido, la clase obrera debe ponerse al frente y llevar a cabo un programa socialista: de que el proletariado venezolano sea capaz de llevar adelante esa tarea depende el futuro de la revolución.

En ese sentido, las empresas que han sido ocupadas y recuperadas por sus trabajadores son ahora mismo la vanguardia de esa lucha de la clase trabajadora por ponerse al frente de esta revolución. La toma y ocupación de empresas por los trabajadores y su generalización por todo el país es el único modo de poder llevar a cabo de un modo efectivo, esto es revolucionario la expropiación general de la clase capitalista.
Los trabajadores de las empresas recuperadas son conscientes de la necesidad de que el conujnto de la clase trabaajdora se ponga al frente de la batalla por los 10 millones de votos y la necesidad de coordinar y extender la toma y ocupación de empresas. Por ello se reunieron los pasados días 13 y 14 de octubre en Caracas para coordinarse en esa tarea.
Asistieron al evento los trabajadores de las mas emblemáticas empresas en cogestión, recuperadas u ocupadas de toda Venezuela: disculparon su no asistencia los camaradas de Cumanacoa del Estado Sucre y de Laboratorios Gamma en Maracay.

Antes de comenzar el evento se llamó a un representante de cada empresa a estar en el presidium del mismo. Así pudimos ver junto a los camaradas de Inveval , sobre los que recaía la responsabilidad organizativa del evento , a camaradas de Invepal Morón, Sideroca, Invetex , Selfex, Despedidos de Invepal Maracay, Fábrica de Franelas Gotcha y de Sanitarios Maracay.
El encuentro fue abierto a las seis de la noche, por Jorge Paredes trabajador y Presidente de Inveval, dando la bienvenida a todos los asistentes. Entre los invitados estuvieron representantes del Ministerio de Trabajo y por el MILCO el funcionario Julio Barba, así como la ex ministra de medio ambiente Ana Elisa Osorio que se mostró muy interesada en la lucha de los trabajadores de las empresas ocupadas. También asistió al evento una representación del Frente Campesino Ezequiel Zamora, así como representantes del movimiento de inquilinos en lucha por las expropiaciones de edificios en Caracas.Un saludo muy emotivo fue el de un camarada chileno, veterano militante socialista y dirigente de los cordones industriales surgidos durante la revolución chilena de 1970-73, quien aportó sus experiencias en la revolución chilena y las comparó con el actual proceso revolucionario venezolano.
Muy especial fue la presencia de los camaradas de Cipla, la empresa brasileña que lleva 4 años tomada por sus trabajadores y que ha impulsado en Brasil el movimiento de fábricas ocupadas y que junto al FRETECO y otras organizaciones de trabajadores de América Latina va a organizar en Joinville, estado Santa Catarina, Brasil un encuentro panamericano en defensa del empleo y del parque fabril que reunirá a mas de 500 trabajadores de todo el continente , desde Canadá a Argentina.

Jorge tras el saludo introdujo el primer punto de debate sobre el control obrero y el socialismo del siglo XXI. Jorge señaló que había sectores reformistas y burocráticos dentro del campo revolucionario que pretendían un socialismo chimbo (trucho), un socialismo del siglo XXI donde tenga cabida el mercado y los capitalistas. Jorge señaló que eso era completamente imposible, que los capitalistas ya habían intentado tumbar varias veces al Presidente Chávez y que estaban saboteando la economía del país.
Señaló declaraciones de la Ministro de Alimentación en las que afirmaba que la causa del déficit de azúcar en el país era la negativa de las multinacionales y las empresas de azúcar de procesar la caña. Ello obligaba al gobierno a pagar todos los años a los productores de caña millones de bolívares por una zafra que no iba a procesarse.
Jorge señaló que lo que tenía que hacer el Gobierno Bolivariano era expropiar a las multinacionales y a los capitalistas azucareros, entregar el control de esas empresas a sus trabajadores y a las comunidades, y planificar democráticamente la producción nacional de caña de azúcar. Y lo que se debería hacer con la industria azucarera se debe hacer también con el resto de la industria nacional.
Jorge Paredes también se refirió acerca de la ofensiva en contra de la cogestión de sectores burocráticos y capitalistas que afirman que los trabajadores son incapaces de ejercer el control obrero e intentan arrebatárselo a los trabajadores "hasta que estos estén preparados".
Jorge señaló que los trabajadores ya están preparados para llevar no tan sólo las empresas sino también para gestionar junto a las comunidades el conjunto de los asuntos del país. También mencionó que fueron los trabajadores que junto a las comunidades derrotaron el golpe de estado de 2002 y recuperaron la industria petrolera y la hicieron funcionar con la burocracia de PDVSA en contra y sin ninguna ayuda de ningún técnico y funcionario. Lo mismo sucedió en el rescate y puesta en marcha de empresas como Inveval e Invepal. Sin la acción de los trabajadores y las comunidades el gobierno del presidente Chávez no se hubiera mantenido ni un solo día, pues los trabajadores y las comunidades, esto es el conjunto del pueblo, son los únicos interesados de veras en el triunfo del presidente Chávez y de la revolución que él encabeza.

A continuación intervinieron saludando, Luís Primo en nombre de la UNT, y Antonio Betancourt trabajador de Inveval en nombre de la CMR. Entre todos los saludos se llegó al final del la primera jornada como a las 8 y media.
Al terminar la misma los camaradas se trasladaron hasta el Municipio Carrizal en el Estado Miranda donde, en el predio de Inveval, los trabajadores habían preparado las instalaciones de la fabrica de válvulas recuperada por los trabajadores tras tres años de lucha para que los asistentes pudieran descansar tras la jornada del viernes. Como señalo Jenny de Gotcha fue muy impresionante ver lo bien que tenían los trabajadores de Inveval organizada la fabrica y el extraordinario recibimiento que tuvieron todos en la empresa.

Sábado 14 de octubre

La sesión del sábado empezó con dos mesas de trabajo: una, propuesta por los trabajadores de las empresas recuperadas sobre los 10 ejes estratégicos de la ley de cogestión y otra mesa sobre los estatutos de las empresas recuperadas.
En la mesa de estatutos se paso a evaluar el debate que hay en Invepal acerca de los estatutos que desde el MILCO se pretende imponer a los trabajadores de la cooperativa Covimpa, y cómo se deberían constituir las empresas cogestionadas. Uno de los puntos de debate fue sobre la cuestión de garantizar el control obrero en las empresas y que en las juntas directivas de las mismas tuvieran mayoría los trabajadores frente al estado, tal como señaló el presidente Chávez en la expropiación de Invepal e Inveval. Al final se señaló que la base de los estatutos que se estaban debatiendo no eran las que garantizaban los derechos de los trabajadores, el control obrero y el planteamiento original del presidente Chávez, con lo que se planteó rechazar las propuestas del MILCO.
En la mesa 2 sobre los 10 ejes estratégicos de la ley de cogestión, hubo un animado debate entorno a la cuestión del modelo de cogestión y se llegó a la conclusión que las nuevas empresas que el gobierno expropiara deberían ser de titularidad 100% pública y estar bajo el control de los trabajadores, en la lucha por un estado auténticamente revolucionario y no el actual que es el heredado de la Cuarta república. También se señalo que los trabajadores deberían tener plenamente cubiertos por el estado sus salarios y sus beneficios sociales.
Tras una mañana de debate se presentaron las conclusiones de las dos mesas que junto a todo el material aprobado en el encuentro se publicarán próximamente.

A partir de las tres de la tarde se empiezan a debatir las propuestas para hacer que la clase trabajadora se ponga al frente de los 10 millones de votos. Ese punto de la agenda fue introducido por el camarada Nelson de Inveval. En el debate se aprobaron toda una serie de propuestas; una entrevista con el Presidente Chávez para presentarle las conclusiones del encuentro, del mismo modo se aprobó realizar un encuentro deportivo en Invetex donde fueran compañeros de las diferentes empresas recuperadas para apoyar y animar a estos camaradas que ven cómo el proyecto que impulsó el presidente Chávez en 2005 está completamente paralizado por Miskin y por la burocracia reformista, y en donde no se está dando ningún tipo de participación a los trabajadores.
También se aprobó asistir a la caravana que el próximo día 21 de octubre van a realizar los trabajadores de Invepal Morón , en defensa del proyecto endógeno original para la empresa que impulsa el presidente Chávez, en contra de los atropellos a los trabajadores y por la defensa de sus derechos y por el control obrero en Inveval.
Se decidió apoyar y participar en la marcha que el próximo 20 de noviembre va a realizar el frente campesino Ezequiel Zamora, en apoyo a los 10 millones de votos para el Presidente Chávez y por el socialismo y la profundización de la lucha contra el latifundio.
Tambien se aprobaron resoluciones de solidaridad con los trabajadores de Invepal Maracay injustamente despedidos hace casi un año y por su readmisión en la empresa. Así una por la estatización bajo control obrero de Selfex.
Al finalizar esta mesa de trabajo se aprobó por votación un comité coordinador del FRETECO conformado por dos trabajadores de cada una de las empresas del encuentro.

Encuentro Panamericano en defensa del empleo y del parque fabril en Joinville, Brasil.

El último punto de la agenda de debate de la tarde del sábado fue la presentación del Encuentro panamericano por el coordinador de las fábricas ocupadas de Brasil , Serge Goulart. Serge planteó que el encuentro que se celebrará el 8, 9 y 10 de diciembre de 2006 con el fin de coordinar los esfuerzos del conjunto de la clase trabajadora de todo el continente latinoamericano en defensa del empleo. Serge señaló que ya están confirmados mas de 550 delegados , cerca de 300 de las fábricas ocupadas de Brasil, 150 de las fábricas ocupadas de Argentina y 40 de Uruguay , a la espera de nuevas adhesiones se planteó que el FRETECO, asistiera con 25 delegados de las empresas recuperadas. Se acordó iniciar una campaña de asambleas en las empresas recuperadas venezolanas para preparar el Encuentro panamericano y recoger fondos para financiar los viajes hasta Brasil , para ese fin los camaradas de Cipla aportaron un DVD para hacer una rifa entre los trabajadores para conseguir fondos al efecto.
Ya casi a las 7 de la noche se cerró el evento en el que todos trabajadores e invitados cantaron el himno nacional de Venezuela. El entusiasmo y la satisfacción era evidente en la cara de todos los asistentes pues todos eran conscientes del gran paso adelante que significaba ese encuentro para la organización del conjunto de la clase trabajadora Venezolana en la lucha por la transformación socialista de la sociedad.