Venezuela: Los trabajadores de Invetex reciben entrenamiento militar para defender la revolución Imprimir
Escrito por Yonie Moreno   
Jueves 20 de Julio de 2006 00:00
La idea de estar en la reserva surgió de un grupo de muchachos acá en Invetex ya que nos parece bien en la idea de defender nuestra patria. Yo tome inquietud de que aquí sentado no íbamos a hacer prácticamente nada, entonces nosotros tenemos que darun paso adelante en colaborar con la revolución.

Entrevista a Francisco González y Alfredo Albízu, trabajadores y miembros de la reserva

Yonie Moreno. ¿Cómo surgió la idea de entrar en la reserva?.

Alfredo Albízu. La idea de estar en la reserva surgió de un grupo de muchachos acá en Invetex ya que nos parece bien en la idea de defender nuestra patria. Yo tome inquietud de que aquí sentado no íbamos a hacer prácticamente nada, entonces nosotros tenemos que dar un paso adelante en colaborar con la revolución.

Y.M ¿Cuándo entrasteis en la reserva?

A.A. Bueno, yo tengo un mes. Vamos todos los días que nos dicen y tenemos prácticas: los días de semana el horario es en horas de la tarde a partir de las 3 de la tarde, de 3 horas, y el fin de semana nos tocó fuerte porque tuvimos que hacer prácticas allá en Carabobo .Hacemos formación cerrada más que todo, y cosas militares que hay que hacer, desarmar el fusil, armarlo y cosas así.

Y.M. ¿Cuantos trabajadores de Invetex estáis en la reserva?.

Francisco González. Habemos alrededor de 20 personas, del estado Cojedes en el desfile desfilamos 432 personas, de Tinaquillo, porque San Carlos tiene un pelotón y aquí hay otro que se llama Batallón Taguané, en donde tiene que haber alrededor de 800 personas, qué aún no las tenemos porque nos falta reclutar personas. Pero de que se queda aquí en Tinaquillo, se queda, porque la idea del comandante es hacer las instalaciones aquí mismo cerca, al lado de donde fue la batalla de Taguané

Y.M.¿Y estuvisteis en el desfile el 24 de junio, que conmemora la victoria en la Batalla de Carabobo, con el Presidente Chávez?

F.G. Esa fue la emoción mas grande que todos tuvimos porque, en verdad, nosotros todos ahí queríamos pasar por esa tribuna y yo creo que lo lograrnos bastante, a pesar de que hubo bastante contratiempo, como con las botas, que son pequeñeces que se acomodan en el camino.
Tras el desfile, nosotros quedamos muy contentos ya que el presidente se sintió contento cuando nos vio pasar, porque a pesar de que somos nuevos en esto lo hicimos como había que hacerlo, quedó bien , él quedó conforme y todos los que estaban alrededor del presidente hablaron muy bien de nosotros. Bueno, le damos la gracias al comandante que tenemos, Pérez, y a todos lo sargentos que nos han ayudado en esto y tenemos que seguir adelante. ¡Pa atrás ni pa coger impulso!