Inicio América Latina Venezuela Revolución Socialista de la Comunicación: Hacia un Movimiento Internacional Revolucionario para la Comunicación Socialista

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Revolución Socialista de la Comunicación: Hacia un Movimiento Internacional Revolucionario para la Comunicación Socialista PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Fernando Buen Abad Domínguez * Fundación Federico Engels   
Viernes 07 de Julio de 2006 00:00
¿Dónde se ha visto? Hay que dar fe sobre lo visto y vivido. Nada peor que estar frente a un logro revolucionario y no saber mirarlo, no saber criticarlo, no saber acompañarlo y desarrollarlo. No saber mirarse. Nada peor que la ceguera ante los logros desde abajo. Nada peor que la indiferencia y la indolencia, nada peor que el auto-halago y que la ausencia de auto-crítica.

13 estrategias visibles para cambiarle la suerte a la televisión venezolana. ¿Dónde se ha visto? Lo que vi en VIVE

¿Dónde se ha visto? Hay que dar fe sobre lo visto y vivido. Nada peor que estar frente a un logro revolucionario y no saber mirarlo, no saber criticarlo, no saber acompañarlo y desarrollarlo. No saber mirarse. Nada peor que la ceguera ante los logros desde abajo. Nada peor que la indiferencia y la indolencia, nada peor que el auto-halago y que la ausencia de auto-crítica. Contamos con VIVE TV [1] como una responsabilidad que nos compete a todos, de norte a sur, de este a oeste. Contamos con VIVE para ver qué pasa, para vernos en sus laboratorios de ideas y prácticas, para ver lo que es visible cuando no mandan las miradas hegemónicas… para ver qué pasa cuando otra mirada está a la vista. Para ver lo que es visible cuando nos miramos, a nosotros mismos, en este espejo televisivo de la Revolución Venezolana. Que no gane la ceguera… Que no gane el silencio.

Yo vi:

1. Una televisora con un programa político y socialista basado en un "Nuevo mapa estratégico [2] ", la Revolución dentro de la Revolución, que guía al país entero hacia muchas de sus metas más queridas.

2. Una televisora sin intermediarios, que dice no a la representación y prefiere la participación… que no trafica su gestión para "quedar bien" con todos, una televisora que llena la pantalla con rostros, miradas, sonrisas y preocupaciones de los pueblos. No de "modelos", no "interpretes" de la realidad, no de "voceros" de las luchas… sí la fuerza creciente de los protagonistas de la Revolución profunda.

3. Una televisora que debate el problema de lo "aburrido", lo "divertido", lo "entretenido" en la televisión, sus alternativas, sus vicios, sus taras, sus tareas… una televisora que trabaja en medio de un debate muy complejo y saca, casi siempre, buenos dividendos.

4. Una televisora insatisfecha consigo misma e insatisfecha con los modelos estereotipados de producción y relaciones de producción televisiva.

5. Una televisora donde prima el espíritu joven, (de trabajadores jóvenes y no tanto) que aprenden y enseñan a manos llenas en su escuela diaria de inventa o errar. Dos años y medio de trabajo.

6. Una televisora donde se habla con libertad sobre los faltantes, las equivocaciones, las contradicciones y los lastres… ajenos y propios.

7. Una televisora imperfecta en una sociedad imperfecta que interrogan sus imperfeciones mutuamente y se disponen a pegar, juntas, un salto cualitativo comprometido. Eso no es frecuente.

8. Una televisora con vocación de liderazgo desde abajo. Una televisora que lidera una corriente Internacional de Comunicación para el Socialismo [3] .

9. Una televisora que recibe sonrisas a campo abierto, y por cierto, algunas risotadas desde algunas zonas de incomprensión, algunas de ellas no poco oscuras.

10. Una televisora de puertas y ventanas abiertas, pantalla panorámica, sonido directo, que no le teme al tiempo, una televisora que no le teme a la historia ni al contexto… una televisora que no borra las herramientas de trabajo, ni las propias ni las ajenas… una televisora que es herramienta y no fin en sí misma.

11. Una televisora lógica y emocionante. Una televisora obediente a la lógica de su historia que es colectiva y que es apasionante. Una televisora que hace visible su marco teórico, su marco referencial, su marco histórico social. Los pone en pantalla sin más ni más. Les da marco televisivo.

12. Una televisora, muy joven, a punto de crecer a lo largo y a lo ancho. Territorialmente, conceptualmente, estilísticamente, estéticamente…

13. Una televisora que se impulsa con la fuerza de una Revolución Bonita, nada menos, una televisora que tiene las fuerzas de las mejores fuerzas venezolanas, las fuerzas de los trabajadores, de los indígenas, de los campesinos y las de los obreros que tienen en VIVE un marco televisivo que le es propio, que esta vez no requiere de ruegos ni de dádivas para hablar, pensar, denunciar y construir públicamente el futuro, sin pedir permiso, sin esconderse, sin humillarse…

Yo la vi, nadie me lo contó, está a la vista. ¿Dónde se ha visto? Hay que asomarse a VIVE. No nos perdonaremos no haberla visto. También es nuestra.

NOTAS

[1] http://www.vive.gob.ve/
[2] www.mci.gov.ve/El_nuevo_mapa_estrategico.pdf
[3] http://www.vive.gob.ve/socialismo.php ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla )