Inicio América Latina Venezuela Construyamos comités de apoyo a las empresas recuperadas, en cogestión y ocupadas

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Construyamos comités de apoyo a las empresas recuperadas, en cogestión y ocupadas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por José Antonio Hernández (CMR Caracas)   
Viernes 21 de Abril de 2006 00:00
En un año tan importante como este en el que la Revolución Bolivariana comienza a observar la entrada en escena de la clase trabajadora, la misma está adquiriendo un nivel de conciencia de clase cada vez mayor. Como los ejemplos de Invepal (antigua Venepal), Inveval (antigua CNV), Invetex y el modelo implementado en ALCASA (por oposición a la cogestión clásica reformista). La revolución tiene importantes logros (como: misiones sociales, eliminación del analfabetismo, etc.) a base de la movilización dión de las masas oprimidas y el papel motor que en ellas ha jugando el presidente Chávez, que las despertó a la vida política y que las estimula con sus discursos y acciones. Los excluidos y explotados de la sociedad ahora ven la vida con nuevos ojos, cue

Para profundizar la Revolución Bolivariana rumbo al socialismo del siglo XXI

En un año tan importante como este en el que la Revolución Bolivariana comienza a observar la entrada en escena de la clase trabajadora, la misma está adquiriendo un nivel de conciencia de clase cada vez mayor. Como los ejemplos de Invepal (antigua Venepal), Inveval (antigua CNV), Invetex y el modelo implementado en ALCASA (por oposición a la cogestión clásica reformista). La revolución tiene importantes logros (como: misiones sociales, eliminación del analfabetismo, etc.) a base de la movilización de las masas oprimidas y el papel motor que en ellas ha jugando el presidente Chávez, que las despertó a la vida política y que las estimula con sus discursos y acciones. Los excluidos y explotados de la sociedad ahora ven la vida con nuevos ojos, cuestionan un orden existente el cual ha producido todos los problemas y males que hoy tienen. Por eso las masas lo apoyan y lo defienden frente a los ataques del imperialismo y sus lacayos. El hecho de que Chávez no se ha vendido a la oligarquía es lo que tiene a la clase dominante muy preocupada, y lo ven como una amenaza porque expresa la voluntad de los que nunca tuvieron nada, de los que siempre escucharon todos los discursos hipócritas de los títeres de turno puestos por el imperialismo de los Estados Unidos (quienes hablaban de “democracia”) es decir, los mismos que llevaron esta tierra a la miseria y la pobreza. Esto explica el odio, rabia y resentimiento que siente la Burguesía hacia Hugo Chávez y a todo aquello que él expresa, tomando como línea principal la de aliarse con el imperialismo y las oligarquía locales (como dijo Alan Woods “Mil lazos la unen al imperialismo”), con el fin de aplastar a la revolución por cualquier vía con todo lo que ellos tengan a su alcance. Especialmente cuando estamos en miras a las elecciones presidenciales y ellos saben que sacar a Chávez de la presidencia es un paso para arremeter contra el movimiento bolivariano.

La única manera de que derrotemos los planes del imperialismo y sus cipayos, es haciendo avanzar el proceso con más participación y poder de decisión y de control de los trabajadores y del pueblo. Para solucionar las fallas y debilidades que aun presenta la revolución, en las cuales se afinca la reacción para desprestigiar al proceso que estamos viviendo y acabar con él.

En esta dirección de hacer avanzar al movimiento bolivariano para completar la revolución bolivariana en el socialismo, debemos tener en cuenta que la pieza fundamental y de mayor importancia para que triunfemos de una vez por todas es que la Clase Obrera (ya que es el batallón pesado del proletariado) se ponga al frente de las masas explotadas y oprimidas, creando órganos de poder obrero y popular que puedan sustituir al viejo estado burgués (el antiguo estado IV republicano heredado por la V republica y que actúa como freno de avance para una nueva sociedad mas justa). Una nueva institucionalidad revolucionaria basada en las asambleas de los trabajadores, de los campesinos y demás sectores populares. Elegibilidad y revocabilidad en todo momento de los puestos de dirección. Y que estos funcionarios no ganen mas de lo que gana un trabajador medio calificado.

En la actualidad hay muchas empresas cerradas e infrautilizadas que no han sido tomadas para demandar su expropiación bajo control obrero. En esto se ha estancado la UNT (Unión Nacional de Trabajadores) quien viene centrándose en si hay o no hay elecciones este año, dejando el punto anterior como secundario o simplemente de lado. No ocupa el papel primordial que debería tener en miras a construir un estado obrero socialista. Independientemente de si hay congreso de la UNT o no, la tarea de primer orden está en tomar esas empresas para recuperar puestos de trabajo, aumentar la producción, la economía y el nivel de vida de la familias trabajadoras.

Desarrollemos Comités de Apoyo a la empresas recuperadas, en cogestión y ocupadas. Para que estas empresas puedan tener un verdadero futuro revolucionario, no pueden existir en medio de una economía capitalista, que antepone el poder monetario por encima de la dignidad del ser humano, es decir, el individualismo primero antes que el interés colectivo. Debemos defender la nacionalización de los monopolios, los latifundios y la banca privada. Ya que es el poder económico en manos de la reacción lo usan para financiar los ataques mercenarios contra la Revolución Bolivariana. En las palabras de ese gran cantautor venezolano, Ali Primera: “Busca al obrero en la fábrica, dale la mano al obrero, dile que la lucha es larga, que hay que aligerar la carga. Para trochar el camino del mundo que él se soñó. Dile que lo que el produce engorda al explotador, y que para sacar al gringo que jode a mi pueblo va a haber que luchar...” y en otra ocasión “Que mi canto no se pierda, espero que luchen”.

Para que pasen los medios de producción a manos de los trabajadores y el pueblo, permitiendo planificar la economía según las necesidades hay que organizar el apoyo en los centros de trabajos, de estudios, etc. difundiendo y defendiendo sus luchas como parte de este proceso revolucionario. Así mismo recogiendo colaboración de dinero para sostener las luchas de estos camaradas, especialmente los trabajadores de las empresas ocupadas. Porque se ha visto que para desgastarlos los capitalistas se juegan con el estomago de estos luchadores y el de sus familias, con la arrogancia que le es característica a los reaccionarios.